Academia Ministerial

Home » Posts tagged 'Palabra de Dios'

Tag Archives: Palabra de Dios

Desarrollándonos en el espíritu

THE LIVING WORD CENTER, INC.

por Rev. Jay Werman

Colosenses 1:9-11.

“Por lo cual también nosotros, desde el día que lo oímos, no cesamos de orar por vosotros, y de pedir que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual,
para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios; fortalecidos con todo poder, conforme a la potencia de su gloria, para toda paciencia y longanimidad;..”.

12 cosas sobre las cuales Pablo oró para que los Colosenses fuesen llenos:
I. Llenos del Conocimiento de su Voluntad,
II. llenos de toda Sabiduría,
III. Inteligencia espiritual. Verso 9
IV. Andéis como es digno del Señor,
V. Agradando al Señor en todo,
VI. llevando frutos en toda buena obra,
VII. Creciendo en el conocimiento de Dios. verso 10
VIII. Fortalecidos con todo poder,
IX. conforme a la potencia de su gloria,
X. Tener mucha paciencia,
XI. Tener longanimidad,
XII. con Gozo. Versos 11,12.

Dentro del contexto bíblico “Conocimiento” Implica algo mas que tener una simple información, incluye que ese conocimiento produzca una formación. El conocimiento que adquirimos a través de los 5 sentidos físicos son almacenados en el intelecto, el cual es simplemente parte de nuestra alma. La información que acumulamos a través de los años y que obviamente esta almacenada en el alma, es usada muchas veces por la misma razón para argumental todo.
Dicho sea de paso, el alma esta dividida o compuesta en 5 divisiones mayores: La razón, la Voluntad, el Intelecto, la Mente y las emociones. Una vez convertidos al Señor debemos de renovar nuestras mentes a través de la palabra. Efesios 4:23 dice:

“Y renovaos en el espíritu de vuestra mente”, en otras palabras que “Tengas una actitud espiritual en tu mente”.

La formación de nuestro vida espiritual depende que la “Revelación de la verdad de Dios a nuestro espíritu”. Conocimiento de Dios implica “Conocer el propósito y plan de Dios para nuestra vida”, eso quiere decir que mientras mas nos empapemos o saturemos nuestras vidas con la Palabra Revelada por el Espíritu de Dios, mas conoceremos que Dios hizo, hace y hará por nosotros.

En Oseas 4:6 dice: “Mi Pueblo fue destruido, por faltó de conocimiento..”.

Implicando que el no conocer la voluntad y planes de Dios conduce a la destrucción. La razón por la cual Jesús enseñó mas que predicar, es por que El estaba comunicando “la voluntad y plan de Dios” para con el hombre. De igual manera, Pablo dirige el 99% de sus cartas hacia la enseñanza, tanto así que en efesios 4:11 dice:

“El mismo constituyó a unos Apóstoles, evangelistas, profetas, pastores y Maestros”.

La conjunción copulativa “Y” indica “Unidad de Ministerios”, o sea, nadie puede ser llamado al ministerio pastoral sino tiene un vocación para enseñar.

Santiago 1:21 dice: “…Recibid con Mansedumbre la palabra Implantada, la cual puede salvar (Gr. Soteria que implica Cambiar) vuestras almas”.

La palabra del Texto griego para “Implantada” es “emphutos” que indica “Que la palabra tiene la habilidad en ella misma de transformar, siempre y cuando ella eche raíces”. Ese es el poder transformador de la palabra de Dios cuando cae en buena tierra. Mateo 12:3:30.

La palabra es llamada “Semilla” (1 pedro 1:23; 1 juan 3:9) y cuando esa semilla crece tiene el poder de cambiar y transformar nuestras almas. A esa misma transformación hace Pablo referencia en Romanos 12:2; “Transformaos a través de la renovación de vuestro entendimiento”. Es la palabra revelada por el Espíritu que va a hacer crecer nuestro espíritu y de esa manera nuestra alma (mente, voluntad, intelecto, razón, emociones, etc.) experimentará una transformación.
Gálatas 4:19 dice: “Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros”. Cristo va a ser “formado” en nosotros cuando la palabra de Dios sea revelada a nuestro espíritu. En Isaías 11:2 habla de los 7 ministerios activos del Espíritu santo, los cuales son para revelar la palabra de Dios a nuestro espíritu, entre otras cosas. 1 Corintios 2:9-11 dice: “…Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu;…”. Compare también Juan 14:26; 1 juan 2:27. Muchas personas tienen mucha “Información” de la palabra, pero no han sido “Formados” por la palabra. La información básicamente se almacena en nuestra mente la cual es parte de nuestra “Alma”. Una cosa que hay que aclarar es que la “Mente” no esta en el “Cerebro” ya que este es un órgano físico que deja de funcionar una vez el cuerpo muere. La mente es donde almacenados toda la información que recibimos a través de nuestros “Sentidos Físicos”. Observe por ejemplo en Historia del “Rico y Lázaro” a la cual Jesús hizo mención en Lucas 16:19-31, en esta historia (Esta no es una Parábola, explicare esto mas adelante) Jesús hace mención de este hombre Rico que al morir fue al Hades y estando allí reconoció a “Lázaro”, “Abraham” y aun se recordó de sus hermanos que todavía estaban “físicamente vivos”. Si la mente esta en el cerebro y el rico ya había muerto, como es que este hombre rico todavía poseía “Memoria” de las cosas pasadas? Según las escrituras la mente es parte del “Alma”, la cual esta dividida en 5 parte mayores; La voluntad, La Mente, las emociones, el Intelecto, y la Razón; todas estas divisiones mayores tienen obviamente sus sub-divisiones. El punto es que el “Cerebro” le envía la información que percibe a través de los sentidos físicos y las almacena en la “Mente”, este proceso ocurre a través de las neuronas almacenados en el mismo cerebro. Muchas personas almacenan mucha información acerca de Dios y su palabra, pero esa información no cambia a nadie, es solo la Palabra revelada que vienen por medio del Espíritu de Dios la que puede producir un “Cambio”. Muchos poseen mucha preparación Teológica, exegética, y con un buen léxico, pero espiritualmente están muertos, ya que la obra del Espíritu santo no ha hecho efectos en ellos. Muchos poseen muchos títulos pero esos títulos o Cargos no indican que estas personas poseen la revelación de la palabra de Dios.

Ahora bien, Tú me preguntaras, como yo puedo distinguir que alguien esta ministrando o hablando por revelación del Espíritu de Dios? Bueno, obviamente no podemos basarnos en títulos, sino, en los siguiente:

1)- Todo lo que dice y hace “Exalta y le da la Gloria a Dios”. Y no a su ministerio o titulo.
2)- La palabra que esta ministrando llega al “espíritu renacido de los creyentes”, y no solo información que solo va a alimentar nuestro “Ego”. Una persona que solo posee un titulo una de las características mas sobresaliente es que esta persona constantemente esta alabándose a si mismo. En Juan 3:1- 15 puedes observar mi punto donde Jesús esta compartiendo cosas espirituales con alguien que solo posee “información” y un “Titulo”.
3)- El enfoque principal de el mensaje de esta persona es la de cumplir Efesios 4:12-15 que señala siguiente: “Perfeccionar a los santos”, o “Hacer Madurar al cuerpo de Cristo”, para edificar el Cuerpo de Cristo (Todos los que han Nacido de Nuevo), No para “edificar su propio Ministerio”, ya que ese es el espíritu que mueve a todos aquellos que quieren edificar “La torre de Babel”. Gen. 11:1-9. Ese es un espíritu diabólico el que mueve a este tipo de personas, ya que todo lo que hagamos tiene que traer y producir “Gloria a Dios”. En Efesios 4:12-16 muestra 9 razones por las cuales los ministerios fueron dados, entre una de esas razones esta “hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del Conocimiento del hijo de Dios..”. (v. 13). El ministerio que hallamos recibido debe tener como objetivo esas 9 razones, de otra manera tenemos nuestras prioridades invertidas.
Muchos mal interpretan 2 Corintios 3:6 diciendo que el estudio mata, sacando de contexto el texto donde Pablo dice “por que la Letra mata”, haciendo referencia en los mismo pasajes acerca de la “Letra de la Ley o La Ley Mosaica”, no el estudiar y prepararse.

Proverbios 2:6 dice; “Porque Jehová da la sabiduría, y de su boca viene el Conocimiento y la Sabiduría”.

Compare con Santiago 1:5.
Mientras mas desarrollemos nuestro espíritu con la palabra de Dios, menos efectos tendrán los problemas, ataques, y los mismos apetitos de la carne sobre nosotros. En gálatas 5:16 dice; “Digo, pues: Andad en el espíritu (a través de desarrollarnos espiritualmente) y no satisfagáis los deseos de la carne”. En otras palabras, mientras mas nuestro espíritu se desarrolle a través de la palabra de Dios, mas control tendremos sobre nuestra alma (donde esta la voluntad) y la carne y sus deseos se someterán. Por esta razón es imprescindible e importante nuestro desarrollo espiritual.

1 Pedro 2:2; “desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada (Sin opiniones y imposiciones de hombres), para que por ella crezcáis para salvación”.

2 Pedro 3:18 dice: “Antes bien, Creced en la gracia y el Conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo…”.