Doctrinas Fundamentales

El Espiritu Santo; Su presencia y Su Poder

Posted on Updated on

Una de nuestra series acerca de “Doctrinas Fundamentales”.

Esta sección es bastantes extensa y solo cubriremos los puntos mas fundamentales en el conocimiento del tema. Las demás secciones las cubriremos de forma separada, de tal manera que sea mas fácil para estudiar. La doctrina acerca del Espíritu Santo es bien fascinante desde cualquier punto de vista. Una gran mayoría de creyentes desconoce mucho acerca del ministerio, oficio, y dones del Espíritu Santo; lo cual le ha a satanás una gran ventaja. Nuestra Academia Ministerial ha sido llamada a enseñar las escrituras tal y como Dios la ha dado; sin mezclas de teorías de hombres, u opiniones humanísticas. Sin adulterar el contenido divino, el cual tiene la habilidad de hacer crecer espiritualmente a cada creyentes, sí este es obediente al llamado divino.

Rev. Jay Werman


El Espíritu Santo; Experimentando Su poder y Su Presencia.

El Espíritu Santo es “Una de las 3 Personas de la Trinidad Divina”, y es “el Agente divino que nos Hace Nacer de nuevo, y quien nos Injerta en el cuerpo de Cristo en el momento del nuevo nacimiento”.  La función, o ministerio del Espíritu Santo dentro del “Plan de Redención” entre otras, es la de hacernos parte individuales del cuerpo de Cristo, No Cristo o el ministro, sino el Espíritu Santo mismo. También, es la de mostrar el poder creativo de Dios; colocando esto como evidencia irrefutable de la presencia del Dios eterno. Esta idea es aún reflejada en el A.T. donde el trabajo interno de Dios en el hombre era limitado por causa de la naturaleza pecaminosa y satánica en los hombres.

Analicemos ciertos pasajes que expresan el trabajo del Espíritu Santo como agente divino:

“¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva. Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección; sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado”

Romanos 6:3-6

“Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte”

Romanos 8:2

“porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis”

Romanos 8:13

“Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu.”

1 Corintios 12:13

“porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos”

Gálatas 3:27

“Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios”

1 Corintios 6:11

“sepultados con él en el bautismo, en el cual fuisteis también resucitados con él, mediante la fe en el poder de Dios que le levantó de los muertos”

Colosenses 2:12

“nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo

Tito 3:5

Existen 3 tipos de Bautismos en las escrituras:

  • Bautismo en Agua: Mateo 3:6, 13-16; Marcos 1:5, 8-9; Hechos 1:5; 10:47; 11:16. Los Ministros son “Los agentes Designados por Dios para ejercer esta función”, No Dios o el Espíritu Santo. Mateo 3:6, 13; 28:19; Marcos 1:8-9; Lucas 7:29-30; Juan 1:28, 31; 3:23; 4:1-2; 10:40; Hechos 1:5; 8:38; 19:4; 1 Corintios 1:16.
  • Bautismo en el Espíritu Santo, o con el Espíritu: Mateo 3:11; Marcos 1:8; Lucas 3:16; Juan 1:21. Cristo es el “Agente Divino” que ejerce esta función o Ministerio dentro del “Plan de Redención” y específicamente con relación a la iglesia que es “El cuerpo de Cristo”. El ministro es solo un “Canal” usado por Dios para impartir el “Bautismo del Espíritu Santo”. Juan 1:31-33; hechos 1:4-8 compare con cap. 2:33; 5:32; 11:17; Gálatas 3:13-14.
  • Bautismo en el Cuerpo de Cristo: Romanos 6:3-6 Compare con 8:2, 13; 1 Cor. 12:13; Gálatas 3:27

¿Quién puede recibir, o ser Bautizado con el Espíritu Santo?

Solo aquella persona que haya “Nacido de Nuevo”, y obviamente tenga la naturaleza de Dios, la cual es “Vida Eterna”.   

“Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo

Hechos 2:38

“Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios”

Juan 1:12-13

“De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida

Juan 5:24

“Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida, en que amamos a los hermanos. El que no ama a su hermano, permanece en muerte”

1 Juan 3:14

La presencia del Espíritu Santo en nuestras vidas es el resultado del poder que Dios ejerció al hacernos “Nacer de Nuevo”. Una vez confesamos a Jesús como “Señor y Salvador”, la vida eterna o también conocida como “La Naturaleza Divina” se nos fue impartida. Juan 3:16, 36; 4:36; 5:24, 39; 6:27, 40, 47, 54, 60, 60; 10:28; 12:25, 50;  17:2-3; Hechos 13:46-48; Romanos 2:2; 5:21; 6:22-23; Gálatas 6:8; 1 Timoteo 1:16; 6:12, 19; Tito 1:2, 3:7; 1 Juan 1:2; 2:25; 3:15; 5:11, 13, 20; Judas 1:21.

Por causa de la naturaleza pecaminosa que los hombres habían heredado de Adán, nadie podía ser morada del Espíritu Santo en el A.T., no fue sino hasta que Jesús pagó el precio y nos dio la gracia de ser “templo y morada del Espíritu Santo. Lea Juan 14:23; 1 Corintios 3:15-17; 6:19; 2 Corintios 6:16; Efesios 2:21-22. Fue solo a través del “Nuevo Nacimiento” que podemos recibir la presencia del Espíritu Santo. Jesús hizo mención acerca de recibirlo en Juan 14: 15-26; 16:5:15.

En Juan 7:37-39 Jesús hizo “La Gran declaración directa del Bautismo con el Espíritu Santo”. Compare con: Mateo 3:11; 20:22-23; Lucas 24:49; Juan 14:12-17, 26; 15:26,; 16:13-15; Hechos 1:4-8; 2:1-21, 38-39; 5:32; 8:14-21; 9:17; 10:44-48; 11:14-18; 15:7-11; 19:1-6; Gálatas 3:14.

Condiciones de recibir el Espíritu Santo a la luz de Juan 7:37-39:

“En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva. Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él; pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado”

Juan 7:37-39
  • Tener Sed: Esto lo que significa es que la persona tiene que estar “Hambriento, deseoso, entusiasta y sobretodo una pasión completa del ser Interior por tener una Unión con Dios y por la llenura del Espíritu Santo”. Lea Salmo 42:2; 63:1; 143:6; Isaías 41:17; 44:3.
  • Venga a mí: Esto significa que la entrega total de la vida para hacer toda la voluntad de Dios como luz que se recibe. Lea Isaías 55:1; Mateo 11:28-30; 1 Juan 1:7.
  • Beba: Esto significa “Recibir con todo el corazón los dones, frutos, operaciones, y cambios que hace el Espíritu Santo. 1 Corintios 12:4-12; Gálatas 5:22-23; Apocalipsis 22:17.
  • Cree en lo que las escrituras dicen de Mi: Esto significa “Creer y obedecer al pie de la letra el evangelio”. Juan 14:12-15; Mateo 28:20; Marcos 16:15-20; Lucas 24:49; Hechos 1:4; 5:32.

La obediencia a Dios es necesaria para recibir el don del Espíritu Santo:; aparte de haber obtenido primeramente el perdón de sus pecados;

“A este, Dios ha exaltado con su diestra por Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y perdón de pecados. nosotros somos testigos suyos de estas cosas, y también el Espíritu Santo, el cual ha dado Dios a los que le obedecen

Hechos 5:31-32

También;

“He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto”

Lucas 24:49

Ellos fueron obedientes al quedarse en la ciudad como Jesús se los había mandado. Compare con Hechos 1:4-8

El bautismo del Espíritu Santo es dado a todos aquellos que lo piden, como lo dijo Jesús en los siguientes versos:

“¿Qué padre de vosotros, si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿o si pescado, en lugar de pescado, le dará una serpiente? 12¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?

Lucas 11:11-13

En las escrituras encontramos diferentes medidas en la cual el Espíritu Santo fue dado; Jesús fue el único que recibido el Espíritu Santo sin medidas. El siguiente pasaje fue muy diluido, y perdió la esencia de la traducción original; Permítame explicarle la diferencias que existen entre la traducción en español y en Inglés:

“Porque el que Dios envió, las palabras de Dios habla; pues Dios no da el Espíritu por medida”

Juan 3:34

Ahora, observe la versión en Inglés:

“because the one whom God sent speaks God’s words. For God does not give him the Spirit in limited degree”

John 3:34 Complete Jewish Bible version

La traducciones es como sigue:

“porque el que Dios envió habla las palabras de Dios. Porque Dios no le da a él (Jesús) el Espíritu en grado limitado”

traducción

En ciertas traducciones no son específicos en aclara que fue a Jesús al que Dios no le dio el Espíritu Santo por medida; que Jesús estaba plenamente capacitado para ejercer los poderes y manifestaciones envueltas en el bautismo con el Espíritu.

“He aquí mi siervo, yo le sostendré; mi escogido, en quien mi alma tiene contentamiento; he puesto sobre él mi Espíritu; él traerá justicia a las naciones”

Isaías 42:1

Todos los demás, a quienes se les dio la experiencia de la manifestación del Espíritu Santo, era personas imperfectas, y por ende, ellos eran limitados; a diferencia de Jesús. Por Ejemplo la porción del Espíritu que estaba sobre Moisés fue dividida con otros. Observe los textos:

“Y yo descenderé y hablaré allí contigo, y tomaré del espíritu que está en ti, y pondré en ellos; y llevarán contigo la carga del pueblo, y no la llevarás tú solo”

Números 11:17

También:

“Entonces Jehová descendió en la nube, y le habló; y tomó del espíritu que estaba en él, y lo puso en los setenta varones ancianos; y cuando posó sobre ellos el espíritu, profetizaron, y no cesaron

Números 11:25

Una experiencia similar ocurrió con Elías y Eliseo. Observe los textos:

“Cuando habían pasado, Elías dijo a Eliseo: Pide lo que quieras que haga por ti, antes que yo sea quitado de ti. Y dijo Eliseo: Te ruego que una doble porción de tu espíritu sea sobre mí. Él le dijo: Cosa difícil has pedido. Si me vieres cuando fuere quitado de ti, te será hecho así; mas si no, no”

2 Reyes 2:9-10

La porción de Elías también reposó sobre Juan el bautista:

“porque será grande delante de Dios. No beberá vino ni sidra, y será lleno del Espíritu Santo, aun desde el vientre de su madre. Y hará que muchos de los hijos de Israel se conviertan al Señor Dios de ellos. E irá delante de él con el espíritu y el poder de Elías, para hacer volver los corazones de los padres a los hijos, y de los rebeldes a la prudencia de los justos, para preparar al Señor un pueblo bien dispuesto”

Lucas 1:15-18

7 Ministerios Activos del Espíritu Santo:

  • Espíritu del Señor. Isaías 61:1; Mateo 3:16; Juan 3:34; Hechos 10:38.
  • Espíritu de Ciencia. 1 Corintios 12:8
  • Espíritu de Entendimiento. 
  • Espíritu de Consejo.
  • Espíritu de Fuerza.
  • Espíritu de Conocimiento.
  • Espíritu de Temor del Señor.

“Juan, a las siete iglesias que están en Asia: Gracia y paz a vosotros, del que es y que era y que ha de venir, y de los siete espíritus que están delante de su trono”

Apocalipsis 1:4

“Escribe al ángel de la iglesia en Sardis: El que tiene los siete espíritus de Dios, y las siete estrellas, dice esto”

Apocalipsis 3:1

“Y del trono salían relámpagos y truenos y voces; y delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios

Apocalipsis 4:5

Otro oficio del Espíritu Santo es Guiar a aquellos que han sido comisionados por Dios:

“Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, estos son hijos de Dios. Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre! El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios”

Romanos 8:14-16

“Y mientras Pedro pensaba en la visión, le dijo el Espíritu: He aquí, tres hombres te buscan. Levántate, pues, y desciende y no dudes de ir con ellos, porque yo los he enviado

Hechos 10:190-20

El Espíritu Santo “llama y envía”:

“Había entonces en la iglesia que estaba en Antioquía, profetas y maestros: Bernabé, Simón el que se llamaba Niger, Lucio de Cirene, Manaén el que se había criado junto con Herodes el tetrarca, y Saulo. Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado. Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron. Ellos, entonces, enviados por el Espíritu Santo, descendieron a Seleucia, y de allí navegaron a Chipre.”

Hechos 13:1-4

Debes de recordar que Dios te llama, te capacita, y cuando estas listo eres enviado.

“Porque ha parecido bien al Espíritu Santo, y a nosotros, no imponeros ninguna carga más que estas cosas necesarias”

Hechos 15:28

Tenemos que aprender a ser obedientes al Espíritu Santo en cualquier sitio donde estemos, independientemente de nuestros títulos, o posiciones en las congregación. observe lo que dice el siguiente pasaje:

“Y atravesando Frigia y la provincia de Galacia, les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia; y cuando llegaron a Misia, intentaron ir a Bitinia, pero el Espíritu no se lo permitió:

Hechos 16:6-7

También el Espíritu Santo te advierte de los ataques satánicos, y de hombres corrompidos. Pero observe la actitud de Pablo:

“Ahora, he aquí, ligado yo en espíritu, voy a Jerusalén, sin saber lo que allá me ha de acontecer; salvo que el Espíritu Santo por todas las ciudades me da testimonio, diciendo que me esperan prisiones y tribulaciones. Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios”

Hechos 20:22-24

También;

“Y permaneciendo nosotros allí algunos días, descendió de Judea un profeta llamado Agabo, quien viniendo a vernos, tomó el cinto de Pablo, y atándose los pies y las manos, dijo: Esto dice el Espíritu Santo: Así atarán los judíos en Jerusalén al varón de quien es este cinto, y le entregarán en manos de los gentiles. Al oír esto, le rogamos nosotros y los de aquel lugar, que no subiese a Jerusalén. Entonces Pablo respondió: ¿Qué hacéis llorando y quebrantándome el corazón? Porque yo estoy dispuesto no solo a ser atado, mas aún a morir en Jerusalén por el nombre del Señor Jesús. Y como no le pudimos persuadir, desistimos, diciendo: Hágase la voluntad del Señor.”

Hechos 21:10-14

© Academia Ministerial Inc. 1999 – 2021

El Significado bíblico del Nuevo Nacimiento espiritual

Posted on

Una de nuestra series acerca de “Doctrinas Fundamentales”.


 El Nuevo Nacimiento: Nueva creación en Cristo.

Definición bíblica: El nuevo nacimiento es el acto a través del cual Dios imparte su naturaleza (vida eterna) a todos aquellos que aceptan la justificación que él mismo proveyó.

– El nuevo nacimiento en el contexto bíblico significa; “Ser nacido de arriba”, y literalmente quiere decir que “Debe haber una transformación de parte de Dios y una renovación  en la justicia y santidad divina para ser salvos”.

“De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas”

2 Corintios 5:17

La preposición “en” implica “estar dentro de”, de modo que existe una unión en el espíritu; esa unión toma lugar al confesar a Jesús como Señor, y salvador. La naturaleza pecaminosa ya no existe para esa persona nacida de nuevo, lo que queda es crecer espiritualmente, renovar el alma, y someter en cuerpo a una vida de santidad. Este es un proceso que toma cierto tiempo, si la persona realmente está decidida a someterse a Dios. Sino que será una persona más que vivirá una vida rutinaria dentro de una congregación, y que no verá la manifestación del poder de Dios a través de su vida.

“En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombrecreado según Dios en la justicia y santidad de la verdad

Efesios 4:22-14

La palabra griega usada para “viejo hombre“, es “anthrōpos”, la cual en este contexto implica; “con referencia a las 2 tipos de naturaleza que el hombre pueda tener hombre, la naturaleza de muerte, o satánica; y la nueva creación, la cual es aquella conforme a la naturaleza de Dios. El creyente fue despojado en el espíritu de tal naturaleza pecaminosa; pero en el alma quedan las cosas que ese viejo hombre practica; de la tales debemos de despojarnos. La misma aplicación es usada para el cuerpo, cuya santificación es progresiva; esto es, de acuerdo a la consagración que el creyente tengas hacia Dios. “Renovaos en el espíritu de vuestra mente” implica que tengamos una actitud espíritu en nuestra mente a través de renovar nuestra alma; donde residen: La mente, la voluntad, el intelecto, las emociones, y la razón. Todas estas áreas necesitan ser procesadas, santificas, y rendidas al Señor. Pablo dice en esos pasajes “Vestios del nuevo hombre”, eso envuelve crecimiento espiritual de parte del creyente. Ese hombre nuevo, dice Pablo, “fue creado en la justicia y santidad de la verdad”. ¿Ve cuánto trabajo tenemos por delante? Y la gente acostumbrada a una rutina religiosa; encerrados en 4 paredes por años, jugando a la religión, y nada cambia en sus vidas? Yo creo firmemente que la palabra de Dios tiene el poder en sí misma para cambiar la vidas. Tristemente, muchos han convertido el evangelio en una religión más!

“el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo, en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados”

Colosenses 1:13-14

La palabra griega usada para “librado” es “rhuomai”, la cual significa; “Rescatar, salvar, liberar; la idea en esa palabra es de “rescatar a alguien del peligro”. Jesús nos rescató del peligro que existe al estar dentro, y bajo la potestad de las tinieblas. Ahora estamos en la luz, donde Jesús es ahora nuestro Señor, y salvador.

“y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz”

Colosenses 1:20

sepultados con él en el bautismo, en el cual fuisteis también resucitados con él, mediante la fe en el poder de Dios que le levantó de los muertos. Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados, anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo, todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo”

Colosenses 2:12-17

“Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria. Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría; cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia, en las cuales vosotros también anduvisteis en otro tiempo cuando vivíais en ellas

Colosenses 3:1-7

En Juan 3:1-12 Jesús usa una expresión clave en la transformación del ser humano, y es la expresión “nacer de nuevo”.  Observe lo que Jesús le dijo a Nicodemo:

“Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios”. Verso 3 

Indicando que “nadie puede caminar en la misma dimensión donde Dios habita a menos que haya nacido de nuevo”. La palabra griega usada en Juan 3:3 para “ver” es “eidō”, la cual significa dentro del contexto en el cual Jesús está hablando: “Percibir, entender, discernir, y descubrir”. Implicando de que nadie puede “percibir el reino de Dios, si esa persona no ha nacido de nuevo. Sin el nuevo nacimiento espiritual nadie puede entender las cosas relacionadas con Dios. Esto responde la pregunta que muchos han hecho; ¿Por qué muchos no perciben las cosas de Dios? La naturaleza satánica debe de ser removida, y una nueva naturaleza impartida a ese individuo, antes de que ellos puedan percibir las cosas celestiales. El nuevo nacimiento ocurre internamente en el mismo momento que confesamos a Jesús como Señor y Salvador de nuestras vidas.

“Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos: que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación”

Romanos 10:8-10

Más acerca del nuevo nacimiento espiritual:

  • Pablo amplía el pensamiento expresado por Jesús acerca del nuevo nacimiento en 2 Corintios 5:17.
  • Es por el precio que Jesús pagó que nosotros tenemos derecho a ser llamados “Hijos de Dios”.  Juan 1:12-13
  • Somos adoptados como “Hijos de Dios” al nacer de nuevo. Gálatas 4:5.
  • Nuestra “posición como Hijos de Dios” nos es impartida al nacer de nuevo. Romanos 8:14-16. Compare también Efesios 1:5.

El hombre fue creado en unión con Dios y su gracia y favor, pero él cayó de esa “posición” y debe de “Nacer de Nuevo” para volver a la gracia de Dios.

Evidencias de haber experimentado el Nuevo Nacimiento:

  • Guardar sus mandamientos. 1 Juan 2:3-5; Juan 14:21-24; 15:10.
  • Caminar como él anduvo. 1 Juan 2:6,29; 3:7; 4:17; 5:1-18.
  • Amamos a los hermanos. 1 Juan 2:7-11; Juan 13:34-35; 15:12-13; 1 Corintios 13.
  • Nuestros pecados fueron perdonados. Efesios 1:7; Col. 2:13; Apocalipsis 1:5; 1 Juan 1:9; 2:12.
  • Permanecemos en su palabra. Juan 8:31-32; 15:7; Romanos 1:16; 1 Juan 2:14.
  • Hacemos la Voluntad de Dios. Juan 15:18; 17:16; Romanos 12:1-2; Santiago 4:4; 1 Juan 2:15-17. 
  • Permanecemos en Unidad.  Juan 17:11, 21; Romanos 16:17; Efesios 4:1-3; 1 Juan 2:18-19.
  • Teniendo La Unción del Santo y la Verdad en nosotros. Juan 7:37-39; 14:16-17, 26; 15:26; 16:7-15; 1 Juan 2:20.
  • Buscamos las cosas de arriba y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. Colosenses 3:1-3

8 Bendiciones que recibimos a través del nuevo Nacimiento: 

  • Recibimos el poder o habilidad de hacer justicia (o ser Justos). 1 Juan 2:29.
  • Nuestra posición actual como Hijos de Dios. 1 Juan 3:1-3, 8-10.
  • Libertad absoluta del pecado. 1 Juan 3:9; 5:18.
  • Amor genuino hacia los hermanos. 1 Juan 4:-8; 3:14-18; 5:1.
  • Amor hacia Dios como nuestro Padre. 1 Juan 4:19; 5:1-3.
  • Poder y habilidades para hacer y mantener los mandamientos del N.T. Juan 1:12; 14:15; 15:14; 1 Juan 5:2-3.
  • Poder para Vencer al Mundo. 1 Juan 5:4-5.
  • Libertad del poder de las tinieblas. Col. 1:13; 1 Juan 5:18. 

  – Santiago 1:18 dice;

“El (Dios), de su voluntad, nos hizo nacer (en el espíritu) por la palabra de verdad, para que seamos primicias de sus criaturas.”

– La expresión “…por la Palabra de Verdad..” implica que esta es uno de “los agentes divinos usados por Dios para hacer los hombres nuevas criaturas”.

siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre

1 Pedro 1:23

“para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra

Efesios 5:26

“el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad”

1 Timoteo 2:4

– La Voluntad de Dios es que “todos los Hombres sean salvos”. Pero por causa de que Dios le dio al hombre “un libre albedrío”, también conocido como “la capacidad y el derecho de decidir a favor o en contra de Dios”, la salvación depende de una “elección voluntaria de cada persona”. 

Dios te siga bendiciendo!

© Academia Ministerial Inc. 1999 – 2021