Nuevo Nacimiento

El Significado bíblico del Nuevo Nacimiento espiritual

Posted on

Una de nuestra series acerca de “Doctrinas Fundamentales”.


 El Nuevo Nacimiento: Nueva creación en Cristo.

Definición bíblica: El nuevo nacimiento es el acto a través del cual Dios imparte su naturaleza (vida eterna) a todos aquellos que aceptan la justificación que él mismo proveyó.

– El nuevo nacimiento en el contexto bíblico significa; “Ser nacido de arriba”, y literalmente quiere decir que “Debe haber una transformación de parte de Dios y una renovación  en la justicia y santidad divina para ser salvos”.

“De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas”

2 Corintios 5:17

La preposición “en” implica “estar dentro de”, de modo que existe una unión en el espíritu; esa unión toma lugar al confesar a Jesús como Señor, y salvador. La naturaleza pecaminosa ya no existe para esa persona nacida de nuevo, lo que queda es crecer espiritualmente, renovar el alma, y someter en cuerpo a una vida de santidad. Este es un proceso que toma cierto tiempo, si la persona realmente está decidida a someterse a Dios. Sino que será una persona más que vivirá una vida rutinaria dentro de una congregación, y que no verá la manifestación del poder de Dios a través de su vida.

“En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombrecreado según Dios en la justicia y santidad de la verdad

Efesios 4:22-14

La palabra griega usada para “viejo hombre“, es “anthrōpos”, la cual en este contexto implica; “con referencia a las 2 tipos de naturaleza que el hombre pueda tener hombre, la naturaleza de muerte, o satánica; y la nueva creación, la cual es aquella conforme a la naturaleza de Dios. El creyente fue despojado en el espíritu de tal naturaleza pecaminosa; pero en el alma quedan las cosas que ese viejo hombre practica; de la tales debemos de despojarnos. La misma aplicación es usada para el cuerpo, cuya santificación es progresiva; esto es, de acuerdo a la consagración que el creyente tengas hacia Dios. “Renovaos en el espíritu de vuestra mente” implica que tengamos una actitud espíritu en nuestra mente a través de renovar nuestra alma; donde residen: La mente, la voluntad, el intelecto, las emociones, y la razón. Todas estas áreas necesitan ser procesadas, santificas, y rendidas al Señor. Pablo dice en esos pasajes “Vestios del nuevo hombre”, eso envuelve crecimiento espiritual de parte del creyente. Ese hombre nuevo, dice Pablo, “fue creado en la justicia y santidad de la verdad”. ¿Ve cuánto trabajo tenemos por delante? Y la gente acostumbrada a una rutina religiosa; encerrados en 4 paredes por años, jugando a la religión, y nada cambia en sus vidas? Yo creo firmemente que la palabra de Dios tiene el poder en sí misma para cambiar la vidas. Tristemente, muchos han convertido el evangelio en una religión más!

“el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo, en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados”

Colosenses 1:13-14

La palabra griega usada para “librado” es “rhuomai”, la cual significa; “Rescatar, salvar, liberar; la idea en esa palabra es de “rescatar a alguien del peligro”. Jesús nos rescató del peligro que existe al estar dentro, y bajo la potestad de las tinieblas. Ahora estamos en la luz, donde Jesús es ahora nuestro Señor, y salvador.

“y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz”

Colosenses 1:20

sepultados con él en el bautismo, en el cual fuisteis también resucitados con él, mediante la fe en el poder de Dios que le levantó de los muertos. Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados, anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo, todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo”

Colosenses 2:12-17

“Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria. Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría; cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia, en las cuales vosotros también anduvisteis en otro tiempo cuando vivíais en ellas

Colosenses 3:1-7

En Juan 3:1-12 Jesús usa una expresión clave en la transformación del ser humano, y es la expresión “nacer de nuevo”.  Observe lo que Jesús le dijo a Nicodemo:

“Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios”. Verso 3 

Indicando que “nadie puede caminar en la misma dimensión donde Dios habita a menos que haya nacido de nuevo”. La palabra griega usada en Juan 3:3 para “ver” es “eidō”, la cual significa dentro del contexto en el cual Jesús está hablando: “Percibir, entender, discernir, y descubrir”. Implicando de que nadie puede “percibir el reino de Dios, si esa persona no ha nacido de nuevo. Sin el nuevo nacimiento espiritual nadie puede entender las cosas relacionadas con Dios. Esto responde la pregunta que muchos han hecho; ¿Por qué muchos no perciben las cosas de Dios? La naturaleza satánica debe de ser removida, y una nueva naturaleza impartida a ese individuo, antes de que ellos puedan percibir las cosas celestiales. El nuevo nacimiento ocurre internamente en el mismo momento que confesamos a Jesús como Señor y Salvador de nuestras vidas.

“Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos: que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación”

Romanos 10:8-10

Más acerca del nuevo nacimiento espiritual:

  • Pablo amplía el pensamiento expresado por Jesús acerca del nuevo nacimiento en 2 Corintios 5:17.
  • Es por el precio que Jesús pagó que nosotros tenemos derecho a ser llamados “Hijos de Dios”.  Juan 1:12-13
  • Somos adoptados como “Hijos de Dios” al nacer de nuevo. Gálatas 4:5.
  • Nuestra “posición como Hijos de Dios” nos es impartida al nacer de nuevo. Romanos 8:14-16. Compare también Efesios 1:5.

El hombre fue creado en unión con Dios y su gracia y favor, pero él cayó de esa “posición” y debe de “Nacer de Nuevo” para volver a la gracia de Dios.

Evidencias de haber experimentado el Nuevo Nacimiento:

  • Guardar sus mandamientos. 1 Juan 2:3-5; Juan 14:21-24; 15:10.
  • Caminar como él anduvo. 1 Juan 2:6,29; 3:7; 4:17; 5:1-18.
  • Amamos a los hermanos. 1 Juan 2:7-11; Juan 13:34-35; 15:12-13; 1 Corintios 13.
  • Nuestros pecados fueron perdonados. Efesios 1:7; Col. 2:13; Apocalipsis 1:5; 1 Juan 1:9; 2:12.
  • Permanecemos en su palabra. Juan 8:31-32; 15:7; Romanos 1:16; 1 Juan 2:14.
  • Hacemos la Voluntad de Dios. Juan 15:18; 17:16; Romanos 12:1-2; Santiago 4:4; 1 Juan 2:15-17. 
  • Permanecemos en Unidad.  Juan 17:11, 21; Romanos 16:17; Efesios 4:1-3; 1 Juan 2:18-19.
  • Teniendo La Unción del Santo y la Verdad en nosotros. Juan 7:37-39; 14:16-17, 26; 15:26; 16:7-15; 1 Juan 2:20.
  • Buscamos las cosas de arriba y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. Colosenses 3:1-3

8 Bendiciones que recibimos a través del nuevo Nacimiento: 

  • Recibimos el poder o habilidad de hacer justicia (o ser Justos). 1 Juan 2:29.
  • Nuestra posición actual como Hijos de Dios. 1 Juan 3:1-3, 8-10.
  • Libertad absoluta del pecado. 1 Juan 3:9; 5:18.
  • Amor genuino hacia los hermanos. 1 Juan 4:-8; 3:14-18; 5:1.
  • Amor hacia Dios como nuestro Padre. 1 Juan 4:19; 5:1-3.
  • Poder y habilidades para hacer y mantener los mandamientos del N.T. Juan 1:12; 14:15; 15:14; 1 Juan 5:2-3.
  • Poder para Vencer al Mundo. 1 Juan 5:4-5.
  • Libertad del poder de las tinieblas. Col. 1:13; 1 Juan 5:18. 

  – Santiago 1:18 dice;

“El (Dios), de su voluntad, nos hizo nacer (en el espíritu) por la palabra de verdad, para que seamos primicias de sus criaturas.”

– La expresión “…por la Palabra de Verdad..” implica que esta es uno de “los agentes divinos usados por Dios para hacer los hombres nuevas criaturas”.

siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre

1 Pedro 1:23

“para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra

Efesios 5:26

“el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad”

1 Timoteo 2:4

– La Voluntad de Dios es que “todos los Hombres sean salvos”. Pero por causa de que Dios le dio al hombre “un libre albedrío”, también conocido como “la capacidad y el derecho de decidir a favor o en contra de Dios”, la salvación depende de una “elección voluntaria de cada persona”. 

Dios te siga bendiciendo!

© Academia Ministerial Inc. 1999 – 2021