Academia Ministerial

Home » Posts tagged 'Muertos'

Tag Archives: Muertos

¿A Donde Están Los Que Han Muerto?


THE LIVING WORD CENTER, INC.

By Rev. Jay Werman


Actualizado en Febrero 08, 2020


“Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno” Mateo 10:28



Una de las formas en las cuales satanás ha neutralizado a muchos es con la mezcla de ideas paganas con textos bíblicos. “Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio” Oseas 4:6

¿Que dicen las escrituras acerca de aquellos que han muerto?

¿Existe tal lugar como “El Purgatorio? No, ese lugar fue inventado por la iglesia católica.

¿Es el alma y espíritu humano eterno? Si, ambos fueron creados “inmortal”. Cada persona pasara la eternidad con Dios, o separado del mismo, dependiendo de las decisiones que tomo mientras estaba vivo.


Esta es una de las preguntas más importantes para cada ser viviente. Ya que todos hemos experimentado la perdida de un ser querido, y con frecuencia nos preguntamos ¿Que sucede después de morir? Muchas especulaciones han surgido a través de las años, ¿Pero, que pasa en realidad? Las Escrituras ofrecen las respuestas a estas preguntas. Trataremos de explicar de la manera mas sencilla este tema, usando solamente La Palabra de Dios y evitando fabulas y ficciones.


“Cesa, hijo mío, de oír las enseñanzas Que te hacen divagar de las razones de sabiduría” Prov. 19:27

Cuando Dios creo a Adán, lo creo perfecto en todo el sentido de la palabra. Adán fue colocado en el huerto del Edén para que probase su obediencia a Dios voluntariamente. Observemos lo que dice Génesis 2:16-17 y luego discutiremos las cosas indicadas en ese pasajes:

“Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.”

En estos pasajes quedo establecido los parámetros en los cuales Adán debía de caminar. Dios no le sugirió a Adán el no comer del árbol de la ciencia del bien y del mal, sino que claramente le “Mando” abstenerse de comer de ese árbol específicamente. Adán debía elegir entre obedecer el comando divino, o desobedecerlo. Una cosa es clara, Adán sabia de las consecuencias de desobedecer a Dios; “porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.”

¿A que se refieren las Escrituras con Morir en Gen. 2:17? Adán estaba en un periodo probatorio donde él tenia que elegir entre obedecer al mandato divino o no. Dependiendo de su decisión, Adán iba a recibir responsabilidades eternas, o muerte. Génesis 3 nos explica como Adán decidió voluntariamente desobedecer a Dios y fue expulsado del Edén.

En Génesis 2:17 dice “porque el día que de él comieres, ciertamente morirás”. Mientras Adán estuviera en ese periodo probatorio, Adán no era inmortal. Mientras que Adán no comiera del árbol de la ciencia del bien y del mal, él no moriría. El cuerpo físico de Adán estaba sujeto a la obediencia hacia el comando divino. Adán murió físicamente 930 años después que desobedeció a Dios.

“Y fueron todos los días que vivió Adán novecientos treinta años; y murió.” Gen. 5:5

¿A que se refiere en Gen. 2:17 cuando dice “porque el día que de él comieres, ciertamente morirás”. Aquí se hace referencia a “la muerte espiritual”, la cual “separación de Dios”. Adán fue separado de todo lo que lo conectaba a él con Dios. La muerte física fue consecuencia de la desobediencia al comando divino. ¿Que es muerte espiritual? Permítame proveerle la definición bíblica. Es simplemente la separación del hombre de Dios por causa del pecado. Observe el siguiente pasaje bíblico:

“pero vuestras iniquidades han hecho división (separación) entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír.” Isaías 59:2

Otra referencia escriturar:

“Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás. Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos), y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús” Efesios 2:1-6

La penalidad de Adán por su desobediencia fue muerte, o separación de Dios y todos los privilegios que han recibido. Gen. 2:17 no hace referencia directa a morir físicamente sino a morir espiritualmente; Adán murió 930 anos después que desobedeció al mandato divino. Gen. 5:5. La muerte física es consecuencia de la muerte espiritual. El alma de Adán perdió vida en el momento de él pecar. La mejor definición de “muerte espiritual” es la separación espiritual de Dios. El espíritu humano existe pero no tiene relación con Dios. Observe la siguiente referencia dada por Jesús mismo en cuanto a la muerte espiritual.

“Jesús le dijo: Deja que los muertos entierren a sus muertos; y tú ve, y anuncia el reino de Dios.” Lucas 9:60

La referencia en ese pasaje es obvia; Dejen que los muertos espirituales entierren a sus muertos. Vida espiritual, o vida eternal no puede ser impartida al ser humano hasta que éste sea resucitado de sus pecados y transgresiones y unido con Dios. Todo pecador es considerado muerto espiritualmente aun cuando están vivos físicamente. Observe lo que Pablo dijo en 1 Tim. 5:6 “Pero la que se entrega a los placeres, viviendo está muerta”. Otro pasaje que expresa la misma idea:

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.” Juan 3:16
“El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él”. Juan 3:36

Vida Eterna es la naturaleza de Dios, y es impartida al nacer de nuevo al confesar a Jesús como Señor y Salvador.

“Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios.” 1 Juan 5:13

Pasajes que corroboran la inmortalidad de el alma:

sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios”. 1 Pedro 3:4
“Porque por esto también ha sido predicado el evangelio a los muertos, para que sean juzgados en carne según los hombres, pero vivan en espíritu según Dios“. 1 Pedro 4:6

Observe que Pedro dice que el evangelio ha sido predicado “a los muertos”. La referencia en este pasaje es en conexión con “todos aquellos que vieron la manifestación del poder de Dios al resucitar a Jesús de entre los muertos”. Aquellos que estaban en el infierno y los que estaban en el seno de Abraham presenciaron el cumplimiento de las promesas de Dios acerca del Mesías. Jesús resucito de ENTRE LOS MUERTOS. Al Jesús morir en la cruz, el fue al corazón de la tierra.

“Porque como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches” Mat. 12:40
“Y eso de que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra? El que descendió, es el mismo que también subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo” Efesios 4:9-10
“Y escribe al ángel de la iglesia en Esmirna: El primero y el postrero, el que estuvo muerto y vivió, dice esto” Apoc. 2:8

Antes de Jesús morir y resucitar de entre los muertos, todos aquellos que morían físicamente iban a “El seno de Abraham, o a el infierno”. De acuerdo a la historia (esta no es una parábola, o alegoría como muchos ensenan) expresada por Jesús mismo en Lucas 16:19-31, los justos son enviados al seno de Abraham, y los injustos al infierno para ser atormentados. Observe algunos puntos expresados en estos pasajes:

“Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al Seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado“. verso 22

Verso 22 Directamente conecta a los Ángeles como los agentes comisionados para llevar a todos aquellos que de acuerdo a la justicia divina deben ser llevados al seno de Abraham, el cual era el lugar estadía temporal de los justos. También expresa la muerte física y sepultura del cuerpo físico del hombre rico. Ya que en el verso 23 hace referencia directa a el hombre interior que cada ser humano posee, esto es al espíritu y alma. Observe como Jesús describe las acciones de este hombre después de haber experimentado la muerte física.

“Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno”. verso 23

Todo individuo que ha partido de este mundo, ha experimentado la realidad expresada por Jesús en estos pasajes, bien sea en el infierno, o en el paraíso. Lo único que dejamos atrás es el cuerpo físico, lo cual es simplemente el lugar donde el alma y espíritu habitan. También observe como el hombre rico identifico a “Abraham y a Lázaro”. La memoria esta localizada en el alma de cada individuo y no en el cerebro. El cerebro es el órgano del cuerpo a través del cual la memoria colecta información. La memoria es una de las partes que conforman el alma. Tanto en el infierno, o el en paraíso, todos podremos reconocer a gente con la cual tuvimos comunicación mientras estuvimos en esta tierra. En el caso de el hombre rico, esas memorias produjeron en el mucha ansiedad. observe:

“Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, (verso 27) porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento“. verso 28

Peticiones no son respondidas en el infierno. Muchos han descendido al infierno con la memoria de que sus familiares quizás irán también a ese horrible lugar, y ese mismo conocimiento se convierte en un tormento.

“Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama

“Observe lo que Jesús expreso acerca de aquellos que han muerto físicamente; “Entonces él, dando voces”. Las personas que han muerto no pierden la forma de comunicación verbal. De hecho, el hombre rico grito fuertemente a Abraham, quien estaba localizado al otro lado. Observe la referencia en el siguiente verso:

“Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá”. verso 26

La palabra Griega usada para “sima” es “chasma”, la cual significa “Una fisura muy profunda; un abismo. La respuesta de Abraham es muy explicita “de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá”. verso 26

Abraham y el hombre rico se comunicaron, aun con la distancia que existía entre ambos. No solo se pueden comunicar, sino también reconocer. Allí no existen malos entendidos! Todos aquellos que están actualmente en el infierno se pueden reconocer. El lugar donde Abraham estaba esta actualmente vacío, ya que Cristo los rapto a ellos al tercer cielo, esto es al paraíso. Observe los siguientes pasajes:

“Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, Y dio dones a los hombres. Y eso de que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra? El que descendió, es el mismo que también subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo”. Efesios 4:8-10

Después de Jesús sella el nuevo pacto con su sangre, el rapto a todos aquellos que por causa de no poseer la naturaleza divina no podían entrar al tercer cielo, sino que estaban cautivos en la cautividad, o el seno de Abraham.

“Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre“. Hebreos 2:14-15

Jesús participo de un cuerpo humano para de esa manera tomar dominio de la muerte, el pecado y satanás, y también liberar a todos aquellos que estaban esperando la libertad de ese lugar mencionado por Jesús en Lucas 16:19-31. Todos aquellos que mueren teniendo la naturaleza divina son llevados por los ángeles al paraíso en el tercer cielo. Gloria a Dios!

Otro pasaje que declara la liberación de todos los que estaban cautivos en la cautividad por el Mesías:

“El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel“. Isaías 61:1

Cuando alguien muere, solo el cuerpo físico muere, ya que el alma y espíritu de cada individua es inmortal. El diablo ha introducido falsa doctrina a través de los siglo, propagando confusión entre aquellos que ignoran las escrituras. Observe lo que las escrituras establecen acerca de la inmortalidad del hombre interior:

“Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta”. Santiago 2:26

La referencia escriturar acerca de el cuerpo es volver al polvo de donde fue tomado y como estar dormido”

“Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás“. Génesis 3:19

“les dijo: Apartaos, porque la niña no está muerta, sino duerme. Y se burlaban de él”. Mateo 9:24

“Dicho esto, les dijo después: Nuestro amigo Lázaro duerme; mas voy para despertarle”. Juan 11:11

“Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros, y muchos duermen“. 1 Corintios 11:30

La implicación es 1 Corintios 11:30 es que “muchos han muerto prematuramente” por causa de participar de la cena del Señor indignamente.

“Después apareció a más de quinientos hermanos a la vez, de los cuales muchos viven aún y otros ya han muerto“. 1 Cor. 15:6

El espíritu de los justos va al tercer cielo después de morir:

“Así que vivimos confiados siempre, y sabiendo que entre tanto que estamos en el cuerpo, estamos ausentes del Señor (porque por fe andamos, no por vista). Pero estamos confiados, y más aún queremos estar ausentes del cuerpo y presentes al Señor. Por tanto, procuramos también, o ausentes o presentes, serle agradables”. 2 Cor. 5:6-9

“conforme a mi anhelo y esperanza de que en nada seré avergonzado; antes bien con toda confianza, como siempre, ahora también será magnificado Cristo en mi cuerpo, tanto si vivo como si muero, 21 porque para mí el vivir es Cristo y el morir, ganancia. Pero si el vivir en la carne resulta para mí en beneficio de la obra, no sé entonces qué escoger: 23 De ambas cosas estoy puesto en estrecho, teniendo deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor“. Fil. 1:20-23

“a la congregación de los primogénitos que están inscritos en los cielos. Os habéis acercado a Dios, Juez de todos, a los espíritus de los justos hechos perfectos”. Heb. 12:23

Todos los que estaban cautivos en el seno de Abraham fueron justificados a través del sacrificio de Jesús y recibieron la naturaleza divina; haciéndolos elegibles para ser raptos al tercer cielo. Jesús fue el primer hombre en entrar al cielo con un cuerpo glorificado. Observe lo que Pablo expreso en el siguiente texto:

“Indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, justificado en el Espíritu, visto de los ángeles, predicado a los gentiles, creído en el mundo, recibido arriba en gloria”. 1 Tim. 3:16

“visto de los ángeles”, Al Jesús resucitar de entre los muertos, él ascendió al tercer cielo para presentar su sangre en el templo celestial y así sellar el nuevo pacto. Por esa razón Jesús le dijo a María Magdalena lo siguiente:

“Jesús le dijo: Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas? Ella, pensando que era el hortelano, le dijo: Señor, si tú lo has llevado, dime dónde lo has puesto, y yo lo llevaré.

Jesús le dijo: !!María! Volviéndose ella, le dijo: !!Raboni! (que quiere decir, Maestro).

Jesús le dijo: No me toques, porque aún no he subido a mi Padre; mas ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios”. Juan 20:15-17

Ahora bien, observe lo que sucedió después que Jesús subió al tercer cielo para sellar el nuevo pacto:

Cuando llegó la noche de aquel mismo día, el primero de la semana, estando las puertas cerradas en el lugar donde los discípulos estaban reunidos por miedo de los judíos, vino Jesús, y puesto en medio, les dijo: Paz a vosotros. Juan 20:19

“Y cuando les hubo dicho esto, les mostró las manos y el costado. Y los discípulos se regocijaron viendo al Señor” verso 20

24 Pero Tomás, uno de los doce, llamado Dídimo, no estaba con ellos cuando Jesús vino. 25 Le dijeron, pues, los otros discípulos: Al Señor hemos visto. El les dijo: Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos, y metiere mi mano en su costado, no creeré. 26 Ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro, y con ellos Tomás. Llegó Jesús, estando las puertas cerradas, y se puso en medio y les dijo: Paz a vosotros. 27 Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente”.

Jesús le prohibió a María Magdalena tocarlo por causa de que Jesús era el sumo sacerdote, el cual debía presentar el sacrificio ante el altar celestial.

“Pero estando ya presente Cristo, sumo sacerdote de los bienes venideros, por el más amplio y más perfecto tabernáculo, no hecho de manos, es decir, no de esta creación, y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por su propia sangre, entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención“. Heb. 9:11-12

Debemos enfatizar que de acuerdo a las directrices relacionadas con el sacrificio expiatorio. El sumo sacerdote debía separarse completamente de todo aquello que lo podía contaminar, incluyendo el ser tocado. Todo lo que Jesús hizo fue de acuerdo a la ley mosaica, y también cumplir la ley.

“porque el fin de la ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree” Rom. 10:4

“y diciendo luego: He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad; quita lo primero, para establecer esto último” Heb. 10:9

Otra referencia en cuanto a la inmortalidad del hombre interior está en Apocalipsis 6:9-11

“Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían. Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra? Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos”.

Algunas observaciones: “VI bajo el altar las almas de los que habían sido muertos”. Juan “Vio” las almas, indicando que estas se pueden ver, incluso dice en el verso 10 que “ Y se les dieron vestiduras blanca”. Muchos tienen una idea equivocada acerca de todos aquellos qué han muerto en el Señor, dichas creencias incluyen la inconsciencia del alma después de separarse del cuerpo. De hecho, ellos demandaban del Señor justicia en el verso 10 “clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra?. Tanto en Lucas 16:19-31 como en Apocalipsis 6:9-11 se enfatiza el estado consciente de aquellos que han muerto físicamente. Recordemos que la memoria es parte del alma; el cerebro es el órgano humano que facilita la transmisión de información que recibe a través de los sentidos físicos. Tanto los que están en el infierno como los que están en el paraíso mantienen plena conciencia.

En Lucas 16:19-31 claramente separa los justos y los malignos, enviando a cada unos de ellos a lugares diferentes.

“Los malos serán trasladados al Seol, Todas las gentes que se olvidan de Dios”. Salmo 9:17

“El camino de la vida es hacia arriba al entendido, Para apartarse del Seol abajo”. Prov. 15:24

“Y te haré descender con los que descienden al sepulcro, con los pueblos de otros siglos, y te pondré en las profundidades de la tierra, como los desiertos antiguos, con los que descienden al sepulcro, para que nunca más seas poblada; y daré gloria en la tierra de los vivientes”. Ezequiel 26:20

“para que no se exalten en su altura todos los árboles que crecen junto a las aguas, ni levanten su copa entre la espesura, ni confíen en su altura todos los que beben aguas; porque todos están destinados a muerte, a lo profundo de la tierra, entre los hijos de los hombres, con los que descienden a la fosa. Así ha dicho Jehová el Señor: El día que descendió al Seol, hice hacer luto, hice cubrir por él el abismo, y detuve sus ríos, y las muchas aguas fueron detenidas; al Líbano cubrí de tinieblas por él, y todos los árboles del campo se desmayaron. Del estruendo de su caída hice temblar a las naciones, cuando las hice descender al Seol con todos los que descienden a la sepultura; y todos los árboles escogidos del Edén, y los mejores del Líbano, todos los que beben aguas, fueron consolados en lo profundo de la tierra. También ellos descendieron con él al Seol, con los muertos a espada, los que fueron su brazo, los que estuvieron a su sombra en medio de las naciones. ¿A quién te has comparado así en gloria y en grandeza entre los árboles del Edén? Pues derribado serás con los árboles del Edén en lo profundo de la tierra; entre los incircuncisos yacerás, con los muertos a espada”. Ezequiel 31:14-18. Compare también Ezequiel 32:18-27; Isaías 14:9-15


5 distintos lugares en el centro de la tierra:

Las escrituras hacen referencia a 5 diferentes prisiones en las profundidades donde moran parte de aquellos que han partido y otros espíritus malignos. Expliquemos estos 5 departamentos:

  • El Tartarus: Esta es una prisión especial para ciertos ángeles caídos, quienes pecaron antes y después de el diluvio de Noé. Ningún registro bíblico existe que indique que algún ser humano, o demonio es encarcelado en esta prisión. Observe los siguientes pasajes:

“Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu; en el cual también fue y predicó a los espíritus encarcelados, los que en otro tiempo desobedecieron, cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los días de Noé, mientras se preparaba el arca, en la cual pocas personas, es decir, ocho, fueron salvadas por agua”. 1 Pedro 3:18-20

La expresión “en el cual fue y predicó a los espíritus encarcelados”, implica el evento después que Jesús fue “VIVIFICADO EN ESPÍRITU”, y fue a “ANUNCIAR” a esos ángeles caídos que el era el cumplimiento de Génesis 3:15. En Génesis 6:4 revela a ciertos ángeles caídos cometer “fornicación” con el propósito de crear una generación de gigantes y impedir el cumplimiento de Génesis 3:15, el cual profetiza la derrota de satanás y sus fuerzas diabólicas. Observe:

“Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar” Gen. 3:15

Jesús es la simiente de la mujer, quien heriría la cabeza, o autoridad de satanás.

“Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos. Estos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre

La palabra hebrea usada para gigantes es “nephı̂yl / nephil”; significa “Gigantes, Los Nephilim”. “en aquellos días, y también después”, estos es antes y después del diluvio de Noé.

“Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno (Gr. “tartaroō”) los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio” 2 Pedro 2:4

¿Cual fue el pecado de estos ángeles? La respuesta es dada en el libro de Judas:

“Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día” verso 6

Observe el verso 7:

“como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos ( los ángeles que no guardaron su dignidad), habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno”

Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas fueron castigadas por haber “fornicado e ido en pos de vicios en contra naturaleza”. Un grupo de ángeles caídos decidieron envolverse en relaciones sexuales con las hijas de los hombres y crear un ejercito de gigantes con el propósito de corromper la linea geológica a través de la cual la simiente de la mujer iba a nacer. A la misma vez impedir la derrota de satanás por la semiente de la mujer, esto es Cristo. Vale la pena mencionar que hubieron 2 ocasiones donde estos ángeles caídos se envolvieron en esta trama satánica. La primera fue cuando Noé estaba edificando el Arca, y la promiscuidad sexual fue intolerable. Estos fueron destruidos por el diluvio. La segunda ocasión fue inmediatamente después del diluvio, y estos gigantes habitaron en canaan, y fueron eliminados por Israel. En la segunda ocasión, Dios castigo a este grupo de ángeles caídos encerrándolos en el Tartarus como es expresado en 2 Ped. 2:4; Judas 6-7


El Paraíso o Seno de Abraham: Permitame explicarle los 2 diferentes lugares donde los justos del A. T. eran enviados y los del N. T. son enviados:

  1. El Paraíso, o Seno de Abraham: Es un lugar localizado en el centro de la tierra; el cual es separado del infierno por un gran precipicio.

“Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá”. Lucas 16:26

  • Los justos son “Consolados”.

“Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado”. Lucas 16:25

  • Todos los justos estaban cautivos en el Seno de Abraham. Ellos fueron liberados y arrebatados al paraíso localizado en el tercer cielo:

“El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí (Cristo), porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel” Isaías 61:1

“a la congregación de los primogénitos que están inscritos en los cielos, a Dios el Juez de todos, a los espíritus de los justos hechos perfectos” Hebreos 12:27

Los espíritus de todos los justos fueron impartidos con la naturaleza divina y después fueron trasladados al paraíso localizado en el tercer cielo. Esto tomo lugar después de haber sellado el nuevo testamento.

“Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso” Lucas 23:43

La referencia aquí en Lucas 23:43 es al paraíso localizado en el centro de la tierra, y no el paraíso que esta en el Tercer Cielo. Es verdad que todos los que fueron al Seno de Abraham, fueron arrebatados por Cristo al Paraíso localizado en el Tercer Cielo.

Una cosa que debo de clarificar es la traducción que aparece en Lucas 23:43: “De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso”. Debemos recordar que los manuscritos originales no contienen ninguna puntuación gramática sino hasta el noveno siglo, después solo era añadido un punto en el medio de la linea separando cada palabra. Todas las puntuaciones están sujetas debajo de autoridad humana. Entonces, el texto original griego es traducido así; “De cierto te digo: Hoy estarás conmigo en el paraíso”. Esto es, el paraíso localizado en el centro de la tierra.

  1. El Paraíso en el Tercer Cielo: El paraíso que esta localizado en el centro de la tierra esta actualmente vacío, es solo un lugar de evidencia histórica bíblica y como señal a todos los que están en el infierno.

“Ciertamente no me conviene gloriarme; pero vendré a las visiones y a las revelaciones del Señor. Conozco a un hombre en Cristo, que hace catorce años (si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe) fue arrebatado hasta el tercer cielo. Y conozco al tal hombre (si en el cuerpo, o fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe), que fue arrebatado al paraíso, donde oyó palabras inefables que no le es dado al hombre expresar”. 2 Cor. 12:1-4

“El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios” Apocalipsis 2:7

Jesús recibió la autoridad sobre la muerte y del Hades; todos los que mueren “en Cristo” van directamente al paraíso en el tercer cielo.

“y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades” Apoc. 1:18


El Infierno: En Lucas 16:19-31 tenemos una descripción detallada por Jesús mismo acerca del infierno. Debo aclarar que Lucas 16:19-31 no es una parábola como muchos enseñan. En una parábola NUNCA se usan nombres propios como Jesús uso en estos pasajes. Los detalles mencionados por Jesús en Lucas 16:19-31 son reales y específicos. Expliquemos los pasajes bíblicos con relación a este lugar:

“Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno” Lucas 16:23

El infierno es el lugar donde las almas y espíritus de todos los corrompidos por la naturaleza pecaminosa son enviados. Todos los pecadores que han muerto físicamente desde Abel hasta el final del milenio han descendido a este lugar de tormento. De acuerdo a Apocalipsis 20:11-15 todos ellos serán liberados y recibieran cuerpos inmortales, y serán juzgados antes de ser lanzados al lago de fuego y azufre. Observe la referencia bíblica:

“Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos” verso 11

Aquí se hace referencia a el juicio del gran trono blanco, donde todos aquellos que rechazaron a Dios y su palabra serán juzgados por sus obras.

“Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras” verso 12

“Los muertos” implica “Todos los que murieron con la naturaleza satánica, o pecaminosa. “De pie ante Dios” Expresa que estos individuos están listos para recibir la condena. En este juicio solo existe un veredicto, “culpable”. Todas las obras corruptas fueron resultados de sus almas corrompidas por el pecado.

“Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras” verso 13

El infierno es solo un lugar de tormento temporal hasta que sean juzgados y lanzados al lago de fuego.

“Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda” verso 14

La muerte y el hades están conectados con el pecado. Ambos serán lanzados al lago de fuego. En las escrituras siempre se conecta a la muerte y el hades con cooperación mutua.

“Que la muerte les sorprenda; Desciendan vivos al Seol, Porque hay maldades en sus moradas, en medio de ellos” Salmo 55:15

“Me rodearon ligaduras de muerte, Me encontraron las angustias del Seol; Angustia y dolor había yo hallado” Salmo 116:3

Compare también con Isa. 28:15, 18; Hab. 2:5; Apoc. 1:18; 6:8; 20:13-14

Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego” verso 15


El Abismo: En este lugar es donde demonios y ángeles caídos están prisioneros. Ningún ser humano ha sido alguna vez enviado a este lugar. La palabra hebrea usada en referencia a este lugar es “Abaddon”, la cual es traducida “destrucción” en Job 26:5,6; 28:22; 31:12; Salmo 88:11; Prov. 15:11; 27:30. La palabra del texto griego es “abussos” y es usada con referencia a “Un abismo inmensamente profundo”. Es un lugar bien profundo en las partes mas profunda de la tierra. Es un lugar de absolutas tinieblas. Es precisamente en este lugar donde Dios ha encarcelado ciertos ángeles caídos y demonios, los cuales serán liberados en la gran tribulación.

“El quinto ángel tocó la trompeta, y vi una estrella que cayó del cielo a la tierra; y se le dio la llave del pozo del abismo. Y abrió el pozo del abismo, y subió humo del pozo como humo de un gran horno; y se oscureció el sol y el aire por el humo del pozo. Apoc. 9:1-2

La estrella mencionada en el verso 1 es un simbolismo de un agente angelical. Allí no se refiere a una estrella o meteoro literal, ya que este agente angelical “y se le dio la llave (autoridad) del pozo del abismo. Y abrió el pozo del abismo”. versos 1-2. La implicación es de un ser con capacidades, e inteligencia y no un pedazo de roca. Ademas de esto, en Apoc. 12:3-4 se hace referencia a los ángeles que están asociados con satanás como “estrellas del cielos”.

“También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas; y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese”

“Y del humo salieron langostas sobre la tierra; y se les dio poder, como tienen poder los escorpiones de la tierra” Apoc. 9:3

Tampoco hay indicación de que la expresión “una estrella que cayó del cielo a la tierra” verso 1, se refiera a “Un ángel caído”; ya que el pasaje expresa que este agente celestial descenderá del cielo para abrir el abismo, liberando las criaturas mencionadas en Apoc. 9:7-10

“El aspecto de las langostas era semejante a caballos preparados para la guerra; en las cabezas tenían como coronas de oro; sus caras eran como caras humanas; tenían cabello como cabello de mujer; sus dientes eran como de leones; tenían corazas como corazas de hierro; el ruido de sus alas era como el estruendo de muchos carros de caballos corriendo a la batalla; tenían colas como de escorpiones, y también aguijones; y en sus colas tenían poder para dañar a los hombres durante cinco meses”

También en Apocalipsis 9 se hace referencia a el líder de estas criaturas diabólicas:

“Y tienen por rey sobre ellos al ángel del abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadón, y en griego, Apolión” verso 11

Este líder es un ángel caído, el cual esta encarcelado y sera liberado en la gran tribulación. Ellos operaran bajo las siguientes directrices:

“Y se les mandó que no dañasen a la hierba de la tierra, ni a cosa verde alguna, ni a ningún árbol, sino solamente a los hombres que no tuviesen el sello de Dios en sus frentes” verso 4

La referencia en los versos 4-6 es de atormentar a todos los hombres con la excepción de los 144.000 judíos.

“Y les fue dado, no que los matasen, sino que los atormentasen cinco meses; y su tormento era como tormento de escorpión cuando hiere al hombre. Y en aquellos días los hombres buscarán la muerte, pero no la hallarán; y ansiarán morir, pero la muerte huirá de ellos” versos 5-6


El Lago de Fuego: Este es el lugar de tormento eterno para todos los que han sido sentenciados en el juicio del gran trono blanco, el cual es expresado en Apoc. 20:11-15. También Satanás, los ángeles caídos, y demonios. El anticristo y el falso profeta son los 2 únicos ser humanos que serán lanzados directamente al lago de fuego y azufre sin haber pasado por el juicio del gran trono blanco.

“Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos” Apoc. 20:10

La palabra griega usada con referencia al lago de fuego es “geenna”, la cual es traducida “infierno” en Mat. 5:22, 29; 10:28; 18:9; 23:15, 33; Marc. 9:43, 45, 47; Sant. 3:5-6. Este lugar es llamado “La muerte segunda”:

“El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. El que venciere, no sufrirá daño de la segunda muerte” Apoc. 2:11

“Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años” Apoc. 20:6

“Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda” Apoc. 20:14

El infierno eterno, o lago de fuego fue preparado originalmente para el diablo y sus ángeles caídos:

“Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles” Mat. 25:41

Todos los que han sido infestado con el espíritu de desobediencia serán lanzados a ese lugar de tormento eterno.

“Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás” Efesios 2:1-3

Cualquier individuo que haya muerto sin haber aceptado a Jesús como Señor y Salvador, estando bajo la naturaleza satánica, tales no pudieron ser enviados al paraíso en el tercer cielo. Observe:

“que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación” Romanos 10:9-10

“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” Juan 14:6

¿Que tal de todos aquellos que murieron sin nunca haber aceptado a Jesús como Señor, pero fueron personas muy buenas y ayudaron a los necesitados? Las escrituras son claras en cuanto a las obras de todos los hombres:

“Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos), y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús. Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe“. Efesios 2:4-9

La salvación es un regalo de parte de Dios, y nadie puede ganarse con sus obras la entrada al paraíso. Ademas, todas las obras que hallamos hecho mientras estuvimos en esta tierra, han de ser juzgadas por Dios para determinar recompensas en el tribunal de Cristo. Pero primero todas esas personas deben de nacer de nuevo y cambia de naturaleza y de señor.

“Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios” Juan 3:3

“Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios” Juan 3:5

“De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas” 2 Corintios 5:17

Al recibir a Jesús como Señor y Salvador, esa persona recibe “vida eterna”, la cual es la naturaleza divina, y ese individuo es elegible para ir al tercer cielo bien sea al morir, o en el rapto de la iglesia. Las obras de tal individuo serán juzgadas de acuerdo al motivo del corazón de ese individuo y bajo a las directrices establecidas por Dios en su palabra.

¿Que es realmente el Lago de Fuego? Es el lugar de castigo eterno de todos aquellos que se han rebelado en contra de Dios. Allí serán castigados en espíritu, alma y cuerpo, por la eternidad. Observe:

“Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego” Mat. 5:22

“Y si tu ojo te es ocasión de caer, sácalo y échalo de ti; mejor te es entrar con un solo ojo en la vida, que teniendo dos ojos ser echado en el infierno de fuego” Mat. 18:9

“Si tu mano te fuere ocasión de caer, córtala; mejor te es entrar en la vida manco, que teniendo dos manos ir al infierno, al fuego que no puede ser apagado, donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga” Marc. 9:43-44

“mas los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.” Mat. 8:12

“Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad, y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes” Mat. 13:41-42

Un lugar donde el cuerpo serán atormentado juntamente con el espíritu y el alma de tales individuos:

“Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno. Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno.” Mat. 5:29-30

En ese lugar de tormento eterno el gusano nunca morirá:

“Porque como los cielos nuevos y la nueva tierra que yo hago permanecerán delante de mí, dice Jehová, así permanecerá vuestra descendencia y vuestro nombre. Y de mes en mes, y de día de reposo en día de reposo, vendrán todos a adorar delante de mí, dijo Jehová. Y saldrán, y verán los cadáveres de los hombres que se rebelaron contra mí; porque su gusano nunca morirá, ni su fuego se apagará, y serán abominables a todo hombre.” Isa. 66:22-24

Dicho sea de paso, en éstos pasajes, las escrituras muestran que sucederá en la nueva tierra. Los moradores de la nueva tierra irán a un lugar especifico donde habrán unos abiertos en la tierra, y desde allí verán a todos los que están en el lago de fuego y azufre. Observe las palabras claves en Isa. 66:22-24; “los cielos nuevos y la nueva tierra”, “vendrán”, “Y saldrán, y verán los cadáveres de los hombres que se rebelaron contra mí”, “porque su gusano nunca morirá”, “ni su fuego se apagará”, “y serán abominables a todo hombre”. La razón por la cual Dios establecerá éstos abiertos en la tierra nueva, es como recuerdo de lo que le paso a todos aquellos que se rebelaron en contra de Dios. La expresión “los cadáveres de los hombres” es una referencia a todos los serán lanzados con cuerpos corrompidos en el Lago de Fuego. Apoc. 20:11-15. Todos ellos serán vistos en tormento por toda la eternidad y serán como ejemplos de las consecuencias de cometer rebelión en contra de Dios y sus juicios.

Habrán diferentes niveles de castigos en el infierno y en el lago de fuego; No solo en remordimiento sino también en castigo. Mat. 10:15; 11:22; 12:41; 23:14; Marc. 6:11; 12:40; Luc. 10:14; 11:31-32; 20:47. Estos niveles de castigos serán aplicados de acuerdo a tipo de crimen, o pecado cometido por cada individuo. Ninguna persona podrá influenciar en ninguna forma el juicio divino en el cual todos los rebeldes compadecerán. Cada uno recibiera el castigo por los pecados cometidos, y solo él sera responsable delante de Dios. Allí nadie tendrá excusa alguna por los crímenes cometidos.

“Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras” Apoc. 20:12-13

El mismo principio es aplicado a todos los que recibieran recompensas. Unos recibieran recompensas mas grandes que otros, de acuerdo a el uso de el llamado ministerial.

“Así que ni el que planta es algo, ni el que riega, sino Dios, que da el crecimiento. Y el que planta y el que riega son una misma cosa; aunque cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor. Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios. Conforme a la gracia de Dios que me ha sido dada, yo como perito arquitecto puse el fundamento, y otro edifica encima; pero cada uno mire cómo sobreedifica. Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo. Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca, la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego.” 1 Cor.3:7-15

"Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia. Mas si el vivir en la carne resulta para mí en beneficio de la obra, no sé entonces qué escoger. Porque de ambas cosas estoy puesto en estrecho, teniendo deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor; pero quedar en la carne es más necesario por causa de vosotros." Fil. 1:21-24