el sábado y la ley de Moisés

Explicación Exhaustiva acerca del Día de Reposo

Posted on Updated on


Estoy más que convencido que a través de este estudio, cualquier creyente podrá tener un conocimiento sólido en cuanto a este tema. Sí el lector está dispuesto a aprender, y también ha ampliar su conocimiento en las escrituras. Hago esa aclaratoria, ya que existen muchas personas que mantienen sus ideas, y doctrinas erróneas, por encima de la verdad. A través de los años que llevo enseñando las escrituras, me he encontrado con personas que han abierto sus corazones a la palabra, y han corregido sus vidas; pero también me he encontrado con personas que tiene sus ideas preconcebidas muy arraigadas en sus vidas, y rechazan la verdad. La palabra de Dios no es forzada en las personas, sino mas bien es es expuesta en amor, dándoles la oportunidad a ellos de escoger. Pero una cosa es real, y es lo que dijo el profeta Oseas:

Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos”

Oseas 4:6

No existe nada mas que me llene de gozo como cuando estudio las escrituras, y aprendo los misterios revelados por Dios en su palabra.

“Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; y sabiduría, no de este siglo, ni de los príncipes de este siglo, que perecen. Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria, la que ninguno de los príncipes de este siglo conoció; porque si la hubieran conocido, nunca habrían crucificado al Señor de gloria. Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman. Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios”

1 Corintios 2:6-10

Así que, te animo a que estudies las escrituras continuamente, y verás que tu vida espiritual nunca estará estancada. Desafortunadamente, muchos se desvían a tal extremo que terminan perdiéndose, y se convierten en apóstatas. Nunca nos olvidemos este pasaje bíblico:

“El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza.”

Proverbios 1:7

No importa que nivel de conocimiento podamos adquirir, siempre debemos de mantener una actitud humilde en nuestras vidas.

Aqui estudiaremos los siguientes temas:

  • Por qué fue instituido el “día de reposo”
  • Explicación del día de reposo, y año del jubileo
  • 613 ordenanzas incluidas en la Ley de Moisés
  • Anulación de el acta de los decretos que habian en contra de nosotros
  • El día de reposo era una señal entre Dios e Israel
  • Cristo fue el fin de la ley
  • entre otros…

Rev. Jay Werman

¿Están los creyentes obligados a guardar el Sábado? ¿Qué dicen las escrituras acerca de este tema? En este estudio responderemos a esas preguntas usando solamente lo que las escrituras dicen; y así, derrumbar tantas falacias, doctrinas de error, y costumbres de hombres. Como creyentes debemos de usar como referencia lo que Dios dice en su palabra, por encima de las opiniones de los hombres; estos es, si realmente queremos obedecer lo que la palabra de Dios demanda de nosotros.

Para entender el extenso significado de aquello que Jesús está diciendo, debemos de explicar con todo lujo de detalles todo lo relacionado con el día de reposo. Como sabemos, hoy en día muchos están guardan el sábado como forma de obedecer lo que el concilio, o congregación local, ha establecido en sus creencias. Pero ¿Esta un creyente obligado a hacer algo que Dios ha anulado? Nadie debe de ser obligado, o forzado, a guardar lo que las escrituras demandan, ya que eso es exactamente lo que las religiones paganas hacen. Lo que hacemos como creyentes debe de salir de nuestro corazón, y estar alineado con lo que las escrituras dicen. De esta forma demos inicio a la explicación completa de este estudio:

“En aquel tiempo iba Jesús por los sembrados en un día de reposo; y sus discípulos tuvieron hambre, y comenzaron a arrancar espigas y a comer. Viéndolo los fariseos, le dijeron: He aquí tus discípulos hacen lo que no es lícito hacer en el día de reposo. Pero él les dijo: ¿No habéis leído lo que hizo David, cuando él y los que con él estaban tuvieron hambre; cómo entró en la casa de Dios, y comió los panes de la proposición, que no les era lícito comer ni a él ni a los que con él estaban, sino solamente a los sacerdotes?5¿O no habéis leído en la ley, cómo en el día de reposo los sacerdotes en el templo profanan el día de reposo, y son sin culpa? Pues os digo que uno mayor que el templo está aquí. Y si supieseis qué significa: Misericordia quiero, y no sacrificio, no condenaríais a los inocentes; porque el Hijo del Hombre es Señor del día de reposo”

Mateo 12:1-8

Antes de explicar los textos mencionados, expliquemos la pregunta mas importante: ¿Qué es el día de reposo? y ¿Por qué fue instituido? Al responder estas preguntas tú tendrás mas claridad acerca del tema. Obviamente, usaremos el contexto completo para dar la explicación.

Definición y origen del día de reposo.

El día de reposo fue dado por Moisés como parte de la ley, y fue dado específicamente al pueblo de Israel. Observe el lenguaje usado en el siguiente pasaje:

“Y Moisés dijo al pueblo: Tened memoria de este día, en el cual habéis salido de Egipto, de la casa de servidumbre, pues Jehová os ha sacado de aquí con mano fuerte; por tanto, no comeréis leudado

Éxodo 13:3

¿A qué día está haciendo referencia Moisés en ese texto? Al día en que ellos salieron de la esclavitud egipcia; ellos fueron liberados por Dios de tal servidumbre como lo describe Moisés en el verso 3. En la ley dada por Moisés al pueblo de Israel, estipulada que el sábado sería un día en que ellos harían memoria de cómo Dios los sacó de tal esclavitud. Por lo tanto, ellos harían recordatorio guardando ciertas regulaciones en ese día, y si alguno infringia tal regulaciones sería castigado con la muerte. ¿Por qué se llamó “día de reposo”? Para que Israel descansara de la esclavitud en la que había estado sometido por años. El día de reposo no fue requerido para Israel antes de ese “día” mencionado en Éxodo 13:3. Ahora bien, tú no puedes confundir el día donde Dios descansó de su obras, el cual es mencionado en Génesis 2:2-3, y “el día de reposo” mencionado en Éxodo 13:5. ¿Cuál es la diferencia? Es muy simple, “Israel fue sacado de la esclavitud por Dios”, mientras que en Génesis 2:2-3 “Dios descansó de sus obras”. El siguiente es otro pasaje que expresa la razón por la cual el día de reposo fue dado a Israel:

Acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto, y que Jehová tu Dios te sacó de allá con mano fuerte y brazo extendido; por lo cual Jehová tu Dios te ha mandado que guardes el día de reposo

Deuteronomio 5:15

El día de reposo está dentro de la ley que Dios le mandó a Israel guardar; el día de reposo no fue dado a los gentiles, y mucho menos a la iglesia; lo cual explicaremos más adelante en este estudio. El mandato de guardar el día de reposo, o el sábado, no fue establecido sino hasta que Moisés lo hizo en el monte Sinaí. Además, el día de reposo fue dado como “señal” entre “Dios y Israel”. Observe el lenguaje usado en los siguientes textos:

Éxodos 31:

  • Habló además Jehová a Moisés, diciendo:”. verso 12. Aquí Dios está usando a Moisés como mediador para establecer el día de reposo entre los hijos de Israel.
  • “Tú hablarás a los hijos de Israel, diciendo: En verdad vosotros guardaréis mis días de reposo; porque es señal entre mí y vosotros por vuestras generaciones, para que sepáis que yo soy Jehová que os santifico“. verso 13. Claramente dice que “el día de reposo es una señal entre Dios, y el pueblo de Israel”. Aquí excluye a los gentiles, los cuales tendrían una oportunidad de ser redimidos por causa del rechazo de Israel del Mesías prometido. Juan 1:11-12.
  • “Así que guardaréis el día de reposo, porque santo es a vosotros; el que lo profanare, de cierto morirá; porque cualquiera que hiciere obra alguna en él, aquella persona será cortada de en medio de su pueblo”. verso 14. Sí los creyentes deben de guardar el día de reposo, ¿Por qué los que quebrantan el día de reposo hoy en día no mueren? Esa es la penalidad por no guardar el sábado, sin excepción alguna; ya que de acuerdo a la ley de Moisés esa es la penalidad. El creyente ha recibido la libertad de actuar cada día legalmente en trabajar, y dar adoración al Señor. Observe cómo la ordenanza de guardar el sábado era bien estricta:

“Estando los hijos de Israel en el desierto, hallaron a un hombre que recogía leña en día de reposo. Y los que le hallaron recogiendo leña, lo trajeron a Moisés y a Aarón, y a toda la congregación; y lo pusieron en la cárcel, porque no estaba declarado qué se le había de hacer. Y Jehová dijo a Moisés: Irremisiblemente muera aquel hombre; apedréelo toda la congregación fuera del campamento. Entonces lo sacó la congregación fuera del campamento, y lo apedrearon, y murió, como Jehová mandó a Moisés

Números 15:32-36
  • “Seis días se trabajará, mas el día séptimo es día de reposo consagrado a Jehová; cualquiera que trabaje en el día de reposo, ciertamente morirá”. verso 15. No existe base bíblica alguna en el N.T. para forzar a ningún creyente a guardar el día de reposo. Tampoco existe prueba bíblica que nuestro sábado es exactamente el día de la semana en el cual Dios descansó de sus obras como dice en Génesis 2:2-3. Observe lo que los pasajes dicen:

Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo. Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación”

Génesis 2:2-3

La declaración escriturar es que “Acabó Dios en el día séptimo”, estos es “desde que comenzó Dios a restaurar la creación”. La cual vino a ser “caótica” por el juicio de Dios sobre aquellos que se rebelaron, incluyendo Lucifer. Pero en Génesis 2:2-3 no se menciona la palabra “sábado”, sino “séptimo día”; nosotros asumimos que es nuestro sábado, pero no existe tal declaración en Génesis que es así. Debo de recordar lo dicho anteriormente, Una cosa es “el reposo de Dios” mencionado en Génesis 2:2-3, y otra cosa es “el día de reposo” incluido en la ley de Moisés para el pueblo de Israel. Desde la caída de Adán los calendarios han cambiado de tiempo en tiempo, dependiendo de sistema de gobierno que existiera en esos tiempos, lo cual hace difícil decir que el séptimo día mencionado en Génesis 2:2-3 es nuestro sábado. Por otros lado, “el día de reposo” incluido en la ley de Moisés, y que es observado por los judíos si es mencionado como “el sábado”, el cual concuerda con nuestro calendario.

  • Guardarán, pues, el día de reposo los hijos de Israel, celebrándolo por sus generaciones por pacto perpetuo”. verso 16. El texto es bien explícito en su significado, y es que “Dios comando guardar el día de reposo, o sábado, a los hijos de Israel”. Allí no menciona a los gentiles, los cuales están excluidos de este pacto. Muchos han torcido ciertas escrituras para argumentar que los creyentes son ahora judíos, pero tal argumento no es apoyado por las escrituras. Basados en las escrituras, no existe tal cosa como “creyentes mesiánicos”, ya que los tales no existen en el contexto bíblico. Permítame ofrecerle un texto que claramente especifica los 3 grupos étnicos mencionados en las escrituras.

“No seáis tropiezo ni a judíos, ni a gentiles, ni a la iglesia de Dios”

1 Corintios 10:32

No existe otros grupos étnico basado en las escrituras; Si eres judío estaba sometido a cumplir toda la ley de Moisés. Si eres gentil estas en el mundo sin Dios, y sin esperanza, y alejado de los pactos y promesas de Dios. Observe el lenguaje usado por Pablo en los siguientes pasajes en Efesios 2 que claramente afirma la posición de los gentiles en el plan de redención:

“Por tanto, acordaos de que en otro tiempo vosotros, los gentiles en cuanto a la carne, erais llamados incircuncisión por la llamada circuncisión hecha con mano en la carne“. verso 11 Para tener parte en el pacto entre Dios, y la ley de Moisés, esa persona debía de ser circuncidado; estaba prohibido para los gentiles participar de cualquier ordenanza en la ley de Moisés. Los gentiles que deseaban ser parte de las ordenanzas de la ley, debían de hacerse “prosélitos”.

En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo“. verso 12. Esa es la condición actual de un gentil; mientras que Israel es beneficiario de ciertas promesas de parte de Dios como nación. Hoy en día, la única opción para judíos, o gentiles, es aceptar a Jesús como Señor, y ser parte del cuerpo de Cristo; como lo expresa el próximo texto:

“Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo“. verso 13. Todos aquellos que en una ocasión estaban restringidos a las promesas de Dios, por causa de la naturaleza pagana, una vez que reciben a Jesús como Señor esa naturaleza es removida a través del nuevo nacimiento espiritual. Juan 3:3-5

“Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación“. verso 14. No existe otro pasaje que sea mas especifico que este; donde hace evidente que desde el punto de vista divino solo existían dos grupos étnicos, hasta que la iglesia fue introducida por Jesús. La expresión : de ambos” se refiere a todo judío, o gentil, que reconoce y acepta a Jesús como Señor, y es insertado en el cuerpo de Cristo. Allí no dice que saldrían creyentes mesiánicos, o testigos de Jehová, o adventistas, o católicos, etc. Todas esas son ramificaciones de falacias, y doctrinas de error, inventadas por el hombre. El obstáculo, o pared que nos impedia tener relación con Dios fue removida por Jesús en su triunfo sobre el pecado.

aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzaspara crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz“. verso 15. Cristo abolió la ley de Moisés, la cual nadie podía cumplir completamente, ya que la ley divina exigia una vida de completa separación del pecado, y vivir en la justicia divina. Ningún hombre podía vivir continuamente en ese nivel de perfección, con la excepción de Cristo, el cual cumplió la ley de Moisés, y así mismo el estableció un mejor pacto en su sangre. Observe lo que dice el escritor a los Hebreos referente a esto:

“Pero ahora tanto mejor ministerio es el suyo, cuanto es mediador de un mejor pacto, establecido sobre mejores promesas. Porque si aquel primero (la ley de Moises) hubiera sido sin defecto, ciertamente no se hubiera procurado lugar para el segundo”

Hebreos 8:6-7

También dice:

“Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer

Hebreos 8:13

La mayoría de las personas que están practicando las ordenanzas que fueron abolidas al nuevo pacto ser establecido, las práctican por la ignorancia que ellos tienen acerca del tema. De otra manera no estuvieran perdiendo su tiempo en practicar rituales que en el N.T. estan obsoletos.

“y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades“. verso 16. “ambos” implica “judíos, y gentiles”, los cuales ahora pertenecen al cuerpo de Cristo, que es la iglesia. Ambos deben de experimentar el nuevo nacimiento espiritual para formar parte del cuerpo de Cristo. Como podrás observar, las escrituras no señalan a ningún otro tipo de grupo étnicos; así que la identidad de ellos está claramente explicada en estos pasajes bíblicos. Cualquier otro argumento acerca de este tema es simplemente un esfuerzo humano de torcer el significado bíblico, y crear una doctrina de error. Allí mismo en el capítulo 2 Pablo deja plasmado la verdad absoluta:

Y vino y anunció las buenas nuevas de paz a vosotros que estabais lejos (los gentiles), y a los que estaban cerca (los judíos); porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al PadreAsí que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios“. versos 17-19.

La iglesia, o cuerpo de Cristo está formada por toda persona nacida de nuevo, bien sea de procedencia judía, o gentil. Debo de enfatizar que “No existe otro grupo étnico mencionado en las escrituras”. Las divisiones que existen actualmente en el cuerpo de Cristo han sido formadas por los hombres, ya que muchos han torcido las escrituras para respaldar sus propias ideas, y doctrinas.

Así que, la formación de cualquier otro grupo étnico aparte de los mencionados en 1 Corintios 10:32, o nombre, que sea atribuido a los miembros del cuerpo de Cristo, está fuera del contexto bíblico.

Después de haber explicado los diferentes grupos étnicos con los cuales Dios trata, terminemos la sección que estamos explicando en Éxodo 31. Ahora bien, este texto es muy importante que entendamos el lenguaje, y los participantes indicados en el mismo:

  • Señal es para siempre entre mí y los hijos de Israel; porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, y en el séptimo día cesó y reposó”. verso 17. 2 veces se enfatiza que “el día de reposo es una señal entre Dios, y los hijos de Israel”. Versos 13, 17, y también en el libro de Ezequiel:

Y les di también mis días de reposopara que fuesen por señal entre mí y ellos, para que supiesen que yo soy Jehová que los santifico”

Ezequiel 20:12

“y santificad mis días de reposoy sean por señal entre mí y vosotros, para que sepáis que yo soy Jehová vuestro Dios”

Ezequiel 20:20

Cuando Jesús murió en la cruz, el abolió el antigua pacto; el cual incluye el día de reposo. Jesús era el único que podía cumplir la ley, y una vez que la cumplió, estableció un nuevo pacto donde judíos, y gentiles, podían tener acceso a la naturaleza divina, y formar parte de la familia de Dios en el periodo de gracia. Una vez la iglesia sea raptada, Dios volverá a restablecer su promesa con el pueblo de Israel, quién pagará un precio muy caro por su rebelión en contra de Dios. Desafortunadamente no podemos entrar en detalles en cuanto a los eventos mencionado, ya que nos desviamos del tema. Pero si podemos mencionar brevemente que cuando Jesús hizo la siguiente declaración estando en la cruz, él terminó con la ley, y todo lo que estaba en contra del hombre. Observe el siguiente texto:

“Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu”

Juan 19:30

Una vez resucitado Jesús estableció un nuevo pacto derramando su propia sangre santa en el templo celestial. Ponga mucha atención a los siguientes pasajes, y lo que revela en ellos:

“Pero estando ya presente Cristo, sumo sacerdote de los bienes venideros, por el más amplio y más perfecto tabernáculo, no hecho de manos, es decir, no de esta creación, y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por su propia sangre, entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención

Hebreos 9:11-12

Es decir, después de Jesús resucitar de entre los muertos, el asumió el ministerio de Sumo Sacerdote, y entró al lugar santísimo en el templo que está en el tercer cielo. Esa es la razón por la cual Jesús le dijo a María magdalena lo siguiente:

“Jesús le dijo: ¡María! Volviéndose ella, le dijo: ¡Raboni! (que quiere decir, Maestro). Jesús le dijo: No me toques, porque aún no he subido a mi Padre; mas ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios. Fue entonces María Magdalena para dar a los discípulos las nuevas de que había visto al Señor, y que él le había dicho estas cosas”

Juan 20:16-18

Jesús acababa de recibir un cuerpo glorificado, como el Sumo sacerdote no podía ser tocado antes de entrar al lugar santísimo. Pero ese mismo día en la noche Jesús volvió a aparecerse a ellos y le dijo lo siguiente:

Cuando llegó la noche de aquel mismo día, el primero de la semana, estando las puertas cerradas en el lugar donde los discípulos estaban reunidos por miedo de los judíos, vino Jesús, y puesto en medio, les dijo: Paz a vosotros. Y cuando les hubo dicho esto, les mostró las manos y el costado. Y los discípulos se regocijaron viendo al Señor. Entonces Jesús les dijo otra vez: Paz a vosotros. Como me envió el Padre, así también yo os envío. Y habiendo dicho esto, sopló, y les dijo: Recibid el Espíritu Santo. A quienes remitiereis los pecados, les son remitidos; y a quienes se los retuviereis, les son retenidos. Pero Tomás, uno de los doce, llamado Dídimo, no estaba con ellos cuando Jesús vino. Le dijeron, pues, los otros discípulos: Al Señor hemos visto. Él les dijo: Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos, y metiere mi mano en su costado, no creeré. Ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro, y con ellos Tomás. Llegó Jesús, estando las puertas cerradas, y se puso en medio y les dijo: Paz a vosotros. Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente. Entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío, y Dios mío! Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron”

20:19-29

También dice en el libro de Hebreos:

“Fue, pues, necesario que las figuras de las cosas celestiales fuesen purificadas así; pero las cosas celestiales mismas, con mejores sacrificios que estos. Porque no entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el cielo mismo para presentarse ahora por nosotros ante Dios; y no para ofrecerse muchas veces, como entra el sumo sacerdote en el Lugar Santísimo cada año con sangre ajena. De otra manera le hubiera sido necesario padecer muchas veces desde el principio del mundo; pero ahora, en la consumación de los siglos, se presentó una vez para siempre por el sacrificio de sí mismo para quitar de en medio el pecadoY de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicioasí también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan

Hebreos 9:23-28

Jesús clavó en la cruz todo aquellos que nos impedia recibir la naturaleza divina, incluyendo las demandas que exigía la ley de Moisés.

Dios mismo había predecido la abolición de los sacrificios, rituales, y aun el día de reposo, por causa de la hipocresía del pueblo de Israel. Observe lo que dijo el profeta Isaías:

“No me traigáis más vana ofrenda; el incienso me es abominación; luna nueva y día de reposo, el convocar asambleas, no lo puedo sufrir; son iniquidad vuestras fiestas solemnes. Vuestras lunas nuevas y vuestras fiestas solemnes las tiene aborrecidas mi alma; me son gravosas; cansado estoy de soportarlas. Cuando extendáis vuestras manos, yo esconderé de vosotros mis ojos; asimismo cuando multipliquéis la oración, yo no oiré; llenas están de sangre vuestras manos. Lavaos y limpiaos; quitad la iniquidad de vuestras obras de delante de mis ojos; dejad de hacer lo maloaprended a hacer el bien; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda

Isaías 1:13-17

El nuevo pacto está basado en parte en los expresado en los versos 16-17. El problema no era la ley, sino la naturaleza pecaminosa en el espíritu del hombre, la cual fue engendrada en cada persona por causa del pecado de Adán.

Oseas también hace referencia a la abolición del día de reposo, y los rituales festivos; los cuales eran hechos con corrupción en el corazón.

Haré cesar todo su gozo, sus fiestas, sus nuevas lunas y sus días de reposo, y todas sus festividades”

Oseas 2:11

Está claro que esa “señal” mencionada en Éxodo 31:13, 17; Ezequiel 20:12, 20; es entre “Dios y el pueblo de Israel”. No tenemos registro alguno en las escrituras que conecten a los gentiles, o a los creyentes, con guardar la ley de Moisés, y mucho menos guardar el día de reposo. Todos aquellos que hoy en día están persuadiendo erróneamente a los creyentes a guardar el día de reposo, están colocando un yugo de servidumbre, el cual Dios no ha mandado. Existen unos detalles aún más profundos en Éxodo 31:17 que debemos de considerar. Observe cuidadosamente lo que dice cada sección del texto:

Señal es para siempre entre mí y los hijos de Israel“. Indicando que “el día de reposo” pactado entre Dios y la nación de Israel, será celebrado por toda la eternidad. En referencia a esta celebración en los cielos nuevos y la nueva tierra, el profeta Isaías mencionó en el último capítulo de su libro el tipo de festividades que tomarán lugar aquí en la nueva tierra. Observe el lenguaje usado por el profeta:

Porque como los cielos nuevos y la nueva tierra que yo hago permanecerán delante de mí, dice Jehová, así permanecerá vuestra descendencia y vuestro nombre. Y de mes en mes, y de día de reposo en día de reposovendrán todos a adorar delante de mí, dijo Jehová. Y saldrán, y verán los cadáveres de los hombres que se rebelaron contra mí; porque su gusano nunca morirá, ni su fuego se apagará, y serán abominables a todo hombre”

Isaías 66:22-24

Los participantes mencionados en la expresión “vendrán todos a adorar delante de mí, dijo Jehová”, son todos aquellos que entrarán al reino de Dios poseyendo un cuerpo natural. Ellos no tendrán un cuerpo glorificado como todos aquellos que tendrán su residencia en la nueva Jerusalem. En el reino de Dios, el cual será establecido completamente en el universo después que el juicio de gran trono blanco tome lugar (Apocalipsis 20:15-20), existirán en el reino de Dios, dos tipos de hombres con cuerpo eternos; Aquellos que tendrán cuerpos glorificados, los cuales tendrán su residencia en la Nueva Jerusalem. Mientras que el segundo tipo de cuerpo será como el cuerpo que recibió Adán antes de pecar, pero ahora vivirá para siempre. El cuerpo glorificado, las vestiduras blancas, residir en la Nueva Jerusalem, poseer un nombre nuevo, y otras promesas mas son para aquellos que vencieron. Apocalipsis 2-3. Este es un tema realmente muy fascinante explicado en las escrituras, el cual nos da inspiración para seguir luchando hasta el fin. Quisiera enfatizar algo que Isaías 66:24 se hace mención, y que debería de tomarse en consideración. Observe cómo el profeta describe la forma en que Dios les recordará a todo ser viviente las consecuencias de rebelarse en contra de él. Isaías dice “…vendrán (al lugar de adoración) todos a adorar delante de mí, dijo Jehová. Y saldrán, y verán los cadáveres de los hombres que se rebelaron contra mí; porque su gusano nunca morirá, ni su fuego se apagará, y serán abominables a todo hombre“. ¿Qué está diciendo el pasaje? Que aquellos que saldrán a adorar a Dios verán de tiempo en tiempo a aquellos que están siendo atormentados en el lago de fuego y azufre. Existirá una forma de ver a todos los transgresores siendo castigados por el gusano, y el fuego, los cuales son eternos. Quizás existirán unos orificios específicos sobre la nueva tierra, y así recordarles el castigo por la rebelión; verán en castigo a satanás, el anticristo, la bestia, los ángeles caídos, los demonios, Emperador Japonés Hirohito, Hitler, Muammar Gaddafi, Saddam Hussein, Hugo Chávez, Rey Leopoldo II de Bélgica, Fidel Castro, y todo aquel que no se halló inscrito en el libro de la vida. Apocalipsis 20:11-15

La celebración del día de reposo es prometida al pueblo de Israel para siempre en Éxodo 31:17, y Isaías 66:23 expresa la celebración continua del día de reposo por los habitantes de la tierra nueva. No existe relación alguna entre la iglesia, y la celebración del día de reposo. Muchos confunden la iglesia con la nación de Israel, y aplican las promesas hechas a Israel a la iglesia; no cual está fuera del contexto bíblico. En el periodo de la gracia es considerado todos los días como santos, y que el pecado es pecado, independientemente del día de la semana en que una persona cometió ese pecado. En otras palabras, no es el día lo que hace un acto pecaminoso, sino el acto mismo, no importando el día en que ese acto se consumó. Mucho veneran ciertos días de forma religiosa, pero tal practica es considerada corrupta. Por ejemplo: muchos reverencian “la semana santa”, y hacen actos religiosos para celebrar tales días, una vez terminados esos días, se vuelven a hacer maldad. Lo mismo es usado con referencia a guardar el sábado, donde muchos actúan de forma religiosa, pero pasado tal día ellos se vuelven hacer actos pecaminosos. Eso fue exactamente lo que Jesús enfatizó en los siguientes pasajes. Observe las palabras usadas:

“También les dijo: El día de reposo fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del día de reposo. Por tanto, el Hijo del Hombre es Señor aun del día de reposo

Marcos 2:27-28

El día de reposo fue creado por Dios para que la nación de Israel separará un día específico para descansar de todas las labores, y refrescar en ese día su vida, pasando tiempo adorando al Dios del cielo. Obviamente, el día de reposo era conmemoración, o recordatorio, de la liberación de la nación judía de la esclavitud egipcia. Pero con el pasar del tiempo, le dieron mas importancia a los rituales envueltos en ese día que al Señor; y es por esa razón que ellos fueron reprendidos una y otras vez, pero siempre hicieron caso omiso de las correcciones del Señor.

Las siguientes conclusiones están expresadas en Éxodo 31:12-17:

  1. El día de reposo era “una señal” entre Dios, y la nación de Israel en el antiguo pacto.
  2. Existen 7 comandos dirigidos específicamente a la nación judía. versos 12-17
  3. El día de reposo no fue comandado para las naciones paganas, ni tampoco para los creyentes.
  4. No existe continuación alguna de seguir celebrar el día de reposo en el N.T. ni tampoco comandada a los nacidos de nuevo.
  5. El día de reposo será celebrado por toda la eternidad por los habitantes de la nueva tierra, pero no existe registro alguno de que la iglesia lo celebrará.

Una cosa que muchos no tienen claro, y es que cuando se establezca “el reino eterno de Dios” en la tierra nueva; la nueva Jerusalén será la capital del universo, y solo habitaran en ella aquellos que posean un cuerpo glorificado. Por eso es que en el libro de Apocalipsis expresa lo siguiente:

Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre estos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años”

Apocalipsis 20:6

Todos aquellos que sean resucitados antes de que el reino milenial de Cristo sea establecido en la tierra, ellos recibirán un cuerpo glorificado, lo cual los cualifica para residir en la ciudad santo. Los demás que resuciten después del milenio serán lanzados al lago de fuego por toda la eternidad. Apocalipsis 20:11-15. No se olvide que en los mil años de gobierno de Cristo aquí en la tierra, habrán millones de personas sobre las cuales Cristo, los santos resucitados, e Israel, gobernaran por ese espacio de tiempo. Pero una vez terminado, satanás será suelto de su prisión por poco tiempo, y saldrá a engañar a esas naciones sobre las cuales Cristo, y los santos, gobernaron por mil anos. Muchos serán engañados, y se rebelarán en contra del gobierno del Señor y serán destruidos por fuego que descendió del cielo de Dios. Como está expresado en los siguientes textos:

“Cuando los mil años se cumplan, Satanás será suelto de su prisión, y saldrá a engañar a las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, a fin de reunirlos para la batalla; el número de los cuales es como la arena del mar. Y subieron sobre la anchura de la tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada; y de Dios descendió fuego del cielo, y los consumió. Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos”

Apocalipsis 20:7-10

¿Qué sucederá con aquellos que no fueron engañados por satanás? A ellos se les permitirá entrar en el reino de Dios, el cual será establecido sobre la tierra, una vez que Dios la purifique con fuego.

“Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas

2 Pedro 3:10

Aunque ellos serán recompensados por su fidelidad al no dejarse engañar por satanás, ellos no recibirán un cuerpo glorificado, sino que sus cuerpo nunca mas morirá. Recuerde que la muerte también será lanzada al lago de fuego:

“Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda”

Apocalipsis 20:14

“Y el postrer enemigo que será destruido es la muerte

1 Corintios 15:26

La maldición será removida de la tierra, y sobre todo ser humano que le sea permitido entrar en la nueva tierra. Ellos no habitarán tampoco en la nueva Jerusalén, sino que tendrán sus habitaciones fuera de la ciudad santa. Pero Dios les permitirá a ellos visitar la ciudad santa de tiempo en tiempo para traer adoración al creador del universo. ¿Comprendes el privilegio que Dios nos ha dado? Desafortunadamente muchos no serán participantes de esas celebraciones por causa de haberse desviado del camino de Dios.

“Los malos serán trasladados al Seol, Todas las gentes que se olvidan de Dios

Salmo 9:17

Hay muchas otras cosas envueltas que quisiera explicar pero me desviara del tema; así que, lo dejaremos hasta aquí por ahora.


Dios también implementó reposo para la tierra; donde el pueblo trabajaba la tierra por 6 años, y el año séptimo deberían dejar la tierra descansar. Esto es conocido como el año sabático, el cual tenía sus propias leyes.

Seis años sembrarás tu tierra, y recogerás su cosechamas el séptimo año la dejarás libre, para que coman los pobres de tu pueblo; y de lo que quedare comerán las bestias del campo; así harás con tu viña y con tu olivar. Seis días trabajarás, y al séptimo día reposarás, para que descanse tu buey y tu asno, y tome refrigerio el hijo de tu sierva, y el extranjero. Y todo lo que os he dicho, guardadlo. Y nombre de otros dioses no mentaréis, ni se oirá de vuestra boca.”

Éxodo 23:10-13

Bien sea en el día de reposo semanal, o el reposo cada 7 años, Dios proveyó un descanso para el hombre, esclavos, la tierra y animales. Dios conocía que muchos explotarían no solo a los esclavos, animales, y la propia tierra, en parte de estas leyes protegen a los tales. Hoy es día podemos ver el resultado de explotación en el mundo, el cual es generado por la avaricia de hombres sin moral alguna. También existen los registros los millones de esclavos que fueron explotados, para beneficios propios de otros. Dios en su justicia no podía gobernar a un pueblo que usará el abuso como forma de enriquecerse. En Levítico 25 expresa los lineamientos que debían de seguirse tanto el día de reposo, como los años sabáticos; los cuales no podemos explicar en detalles.

Hoy en día estamos pagando las consecuencias de abusar las cosas que Dios nos ha proveído para beneficiarnos; todo esto es causado para satisfacer el vacío interno que los hombres poseen en su interior.

Por si no lo sabías, los judíos celebraban también una festividad llamada “el año de jubileo”, el cual se celebraba cada 50 años. Observe el lenguaje usada en el libro de Levítico:

Y contarás siete semanas de años, siete veces siete años, de modo que los días de las siete semanas de años vendrán a serte cuarenta y nueve años. Entonces harás tocar fuertemente la trompeta en el mes séptimo a los diez días del mes; el día de la expiación haréis tocar la trompeta por toda vuestra tierra. Y santificaréis el año cincuenta, y pregonaréis libertad en la tierra a todos sus moradores; ese año os será de jubileo, y volveréis cada uno a vuestra posesión, y cada cual volverá a su familia”

Levítico 25:8-10

Muchos hoy en día usan el término “año de jubileo”, y no tienen la menor idea de lo que significa en el contexto bíblico; estos son creyentes que son fácilmente movidos por cualquier viento de doctrinas que pasen el frente de ellos. Estos no solo carecen de crecimiento espiritual, sino también de madurez, y discernimiento espiritual. Efesios 4:12-16.

Cuando llegaba la fecha de celebrar el “año de jubileo”, todos los esclavos eran liberados, y las posesiones familiares eran devueltas a sus dueños originales. Era el año donde todo comenzaba de nuevo, llenos de satisfacción por la bendiciones recibidas, y con fe en que Dios seguiría enviando su bendición por haber sido obediente a las leyes establecidas por Dios.

Permíteme explicarle brevemente cómo estaba organizado la serie de de años sabáticos mencionados aquí en levítico 25.

  • Primero: En los versos 3-4 se mencionan 6 años de trabajo, y el séptimo de descanso. Observe el lenguaje usado:

Seis años sembrarás tu tierra, y seis años podarás tu viña y recogerás sus frutos. Pero el séptimo año la tierra tendrá descanso, reposo para Jehová; no sembrarás tu tierra, ni podarás tu viña”

versos 3-4
  • Segundo: Ellos debían de hacer esto por 49 años, lo que incluye en ellos “7 años de reposo” dentro de un periodo de 49 años. Aquí está la referencia bíblica:

“Y contarás siete semanas de años, siete veces siete años, de modo que los días de las siete semanas de años vendrán a serte cuarenta y nueve años

Levítico 25:8

Pero en el año 50, el cual es “el año de jubileo”, allí también se cuenta un año sabático mas, resultando un total de 8 años sabáticos. Ya se que esto suena confuso, y aburrido para muchos pero es parte de lo que envuelve tanto el día semanal de reposo, como el reposo sabático expresado en las escrituras. Estoy explicando estos detalles porque aquí se encierra una parte muy significativa con relación a la muerte de Jesús en la cruz. Así que, tenga un poco de paciencia mientras explicamos ciertos detalles.

Curiosamente, la palabra hebrea usada para “semanas” en Levítico 25:8 es “shabbâth”, la cual significa “el día sabático, o de reposo, día de expiación, año sabático, y también semanas sabáticas, lo cual es usado como 6 años de trabajo, y el año de reposo, o sabático”.

  • Tercero: Al final de la cosecha del año 49, el cual es el día de expiación, también conocido como “Yom Kippur”. Observe lo que lo que dice en Levítico 25:

“Entonces harás tocar fuertemente la trompeta en el mes séptimo a los diez días del mes; el día de la expiación haréis tocar la trompeta por toda vuestra tierra”

Verso 9

Ahora observe algo interesante con relación a el especial año sabático, que era celebrado al final de la cosecha del año 49, y la muerte de Jesús. Observe el lenguaje usado en los siguientes textos, y la explicación que sigue:

“Cuando llegó la noche, porque era la preparación, es decir, la víspera del día de reposo”

Marcos 15:41

“Entonces los judíos, por cuanto era la preparación de la pascua, a fin de que los cuerpos no quedasen en la cruz en el día de reposo (pues aquel día de reposo era de gran solemnidad), rogaron a Pilato que se les quebrasen las piernas, y fuesen quitados de allí”

Juan 19:31

Era día de la preparación, y estaba para comenzar el día de reposo. Y las mujeres que habían venido con él desde Galilea, siguieron también, y vieron el sepulcro, y cómo fue puesto su cuerpo. Y vueltas, prepararon especias aromáticas y ungüentos; y descansaron el día de reposo, conforme al mandamiento”

Lucas 23:54-56

Explicación:

  1. “Era día de la preparación”. “Preparación para celebración” donde cada persona buscaba estar listo para esa festividad.
  2. “y estaba para comenzar el día de reposo”. Muchos asumen que al leer la expresión “día de reposo”, se esta refiriendo a “el día de reposo semanal”, pero asumir esa interpretación es errónea si primero no hemos estudiado el contexto donde esa expresión está siendo usada. Como hemos explicado, en el libro de Levíticos 25 se hace mención de: “el día de reposo semanal”, el cual es celebrado con la puesta del sol el día viernes hasta la puesta del mismo el día sábado”. También está “el año de jubileo”, el cual es celebrado cada 50 años. Cuando Jesús fue crucificado hubieron dos “días de reposos”; Uno era el día de reposo regular, o semanal, y el otro era el gran día de reposo, o año de jubileo. ¿Cómo podemos corroborar esto? Bueno, observe lo que dice el siguiente pasaje:

“Porque como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches

Mateo 12:40

Sí Jesús murió el viernes a las 3 pm como muchos asumen, la pregunta es ¿Cómo se podía cumplir la profecía expresada en Mateo 12:40? Jesús no murió el viernes, eso es una malísima interpretación del contexto bíblico. En esa semana donde Jesús fue crucificado hubieron 2 días de reposos; uno cayo en Jueves, y el otro en su día normal, lo cual es el sábado. Bajo este contexto no existe ninguna contradicción con la profecía mencionada en Mateo 12:40. Jesús murió el día de la expiación, siendo él mismo el cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Los 3 días y 3 noches mencionados en Mateo 12:40 son días de 24 horas cada uno, por esa razón era imposible que Jesús muriese el día viernes. No existe tal cosa como “viernes santo” en el contexto bíblico, eso es mas bien una creencia pagana inventada por la iglesia católica. Jesús fue crucificado miércoles, y murió cerca de la puesta del sol (como lo dicen los siguientes textos; en Mateo 27:46; Marcos 15:34; Lucas 23:44), el cual daba inicio al día siguiente, o sea, el jueves. Nuevamente repito, ese jueves cayó la celebración del día de reposo celebrado al final de los 49 años, el cual es mencionado en Levíticos 25:8. La aproximación a ese evento fue lo que provocó que se apresuraron a enterrar a Jesús; como lo expresa el siguiente pasaje:

“Y en el lugar donde había sido crucificado, había un huerto, y en el huerto un sepulcro nuevo, en el cual aún no había sido puesto ninguno. Allí, pues, por causa de la preparación de la pascua de los judíos, y porque aquel sepulcro estaba cerca, pusieron a Jesús

Juan 19:41-42

En conclusión, Jesús murió el día que daba inicio al año de jubileo, donde se daba liberar a todos aquellos que estaban en esclavitud. Por esa razón es muy importante observar el detalle revelado en los evangelios acerca de la celebración del “día de reposo especial”, en el cual Jesús murió. Cumpliendo así el significado envuelto en la celebración de ese día. Dios planificó la redención del hombre a la perfección, y todo lo descrito en detalles en las escrituras corroboran esa perfección. Observe el lenguaje expresado en los siguientes textos:

“El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar el año agradable del Señor

Lucas 4:18-19

En el año de jubileo se celebraba el año agradable al Señor; un periodo de tiempo donde existe libertad verdadera, liberación para aquellos que están en esclavitud espiritual. Ese es el mensaje que la iglesia debe de estar anunciando hoy en día, liberando a aquellos que están oprimidos por el pecado, y están en cautivos por el diablo.

Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga”

Mateo 11:28-30

Nota: Recuerdes siempre de verificar cualquier creencia, o doctrina, con lo que dicen las escrituras, y no asuma que esa enseñanza que oyó está en línea con las escrituras. Desafortunadamente, existen muchos líderes son negligentes en estudiar las escrituras, y repiten las mismas falacias, y doctrinas erróneas, que aquellos que están en error.

  • Cuarto: El año de jubileo. El sonido de trompetas a través de toda la tierra de Israel anunciaba el inicio del año de jubileo, el cual era recibido con mucha alegría por todos aquellos que estaban en servidumbre. Ese es el propósito de el día de reposo, y también de el gran año de jubileo; traer descanso, alegría, y agradecimiento a Dios. Sin embargo, el pueblo de Israel lo convirtió en una forma hipócrita de disfrazarse de religioso. Observe lo que dice en Levítico 25 acerca del año de jubileo:

“Entonces harás tocar fuertemente la trompeta en el mes séptimo a los diez días del mes; el día de la expiación haréis tocar la trompeta por toda vuestra tierra. Y santificaréis el año cincuenta, y pregonaréis libertad en la tierra a todos sus moradores; ese año os será de jubileo, y volveréis cada uno a vuestra posesión, y cada cual volverá a su familia

Levítico 25:9-10

El año cincuenta os será jubileo:

  1. “no sembraréis”
  2. “ni segaréis lo que naciere de suyo en la tierra”
  3. “ni vendimiaréis sus viñedos”
  4. “porque es jubileo; santo será a vosotros; el producto de la tierra comeréis”. verso 12
  5. “En este año de jubileo volveréis cada uno a vuestra posesión”. verso 13

Cuando llegaba el año de jubileo, cualquier deuda, o hipoteca era perdonada; todos los sirvientes eran liberados; la tierra que fue comprada era devuelta a su dueño original.

¿Cómo eran ellos alimentados si ellos no trabajaban la tierra por un año completo? La respuesta es dada en el mismo capítulo 25 de Levítico: Obedece mi palabra, dice el Señor.

Ejecutad, pues, mis estatutos y guardad mis ordenanzas, y ponedlos por obra, y habitaréis en la tierra seguros; y la tierra dará su fruto, y comeréis hasta saciaros, y habitaréis en ella con seguridad”

Levítico 25:18-19

También añade:

¿Qué comeremos el séptimo año? He aquí no hemos de sembrar, ni hemos de recoger nuestros frutos; entonces yo os enviaré mi bendición el sexto año, y ella hará que haya fruto por tres años. Y sembraréis el año octavo, y comeréis del fruto añejo; hasta el año noveno, hasta que venga su fruto, comeréis del añejo. La tierra no se venderá a perpetuidad, porque la tierra mía es; pues vosotros forasteros y extranjeros sois para conmigo. Por tanto, en toda la tierra de vuestra posesión otorgaréis rescate a la tierra”

Levitico 25:20-24

Levítico 25: 1, El día de reposo del año séptimo; Lev 25: 8, El jubileo en el año cincuenta; Lev 25:14, de la opresión; Lev 25:18, bendición de la obediencia; Lev 25:23, la redención de la tierra; Lev 25:29, de las casas; Levítico 25:35, compasión por los pobres; Lev 25:39, el uso de siervos; Lev 25:47, la redención de los siervos.

Día de reposo semanal, el cual se celebra el séptimo día de semana, o el sábado. Éxodo 31:12-17

Dia de reposo del séptimo año. Leviticos 25:1-6

El año de jubileo, el cual era celebrado cada 50 años. Levitico 25:8-12


Ahora, explicaremos que dicen las escrituras con referencia a todos aquellos que han nacido de nuevo, y el día de reposo. Observemos el lenguaje que expresan los siguientes pasajes:

“Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados, anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo, todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo”

Colosenses 2:13-17

Examinemos detalladamente cada parte de estos textos en su contexto completo:

  • Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne“. Aquí Pablo está dirigiéndose a todos aquellos que ahora están en Cristo, pero que en el pasado fueron “gentiles, o paganos”.
  • os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados“. La vida eterna es cada individuo en el momento de recibir a Jesús como Señor, y Salvador. Romanos 10:9-10; Juan 3:3-5
  • anulando el acta de los decretos que había contra nosotros“. Existía una “acta con decretos” escritos en contra de nosotros, los que antes estábamos muertos en pecados, y que éramos de acuerdo a la ley de Moisés “incircuncidados”. Pero el texto dice que esa “acta con decretos fue “anulada” por Jesús. Expliquemos la palabra usada del texto griego; la cual es “exaleiphō”, y significa “lavar profundamente de tal forma en que cada parte es lavada”; también significa “borrar, erradicar, extirpar, invalidar, anular, eliminar, cancelar; tachar algo que estaba escrito”. Cuando es usada de forma metafórica implica “borrar la condenación existente”. El uso de esa palabra en Colosenses 2:14 indica que “aquellos que estaba escrito fue borrado”. Entonces, la pregunta es ¿Qué significa “el acta de los decretos” en el texto? La expresión es extraída de las palabras “cheirographon dogma”, la cual significa “un documento escrito que contiene ordenanzas, o decretos”, puede implicar un documento legal, o una prueba de una transacción financiera, una doctrina”. Esa expresión era usada con referencia a un documento generado por el senado romano, el cual expresaba un decreto público. La implicación en el uso del contexto bíblico es “las reglas y requisitos de la ley de Moisés; llevando una sugerencia de severidad, y con una advertencia de juicio a todos aquellos que fuesen hallados culpables”. De acuerdo a la ley de Moisés, todos aquellos que eran “incircuncidados”, estaba fuera del pacto divino, y la palabra usada para ellos era “gentil”. Esas ordenanzas, y leyes escritas en la ley de Moisés estaban en contra de nosotros. Pero Dios había diseñado un plan para redimir a cada hombre, independientemente de su raza, color de piel, o lenguaje. Ese plan de redención fue tomando forma a medida que el tiempo fue avanzando, y con el tiempo Dios dio todos los detalles envueltos en dicho plan divino. Observe lo que expresan los siguientes pasajes:

“Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley

Gálatas 4:4

¿Por qué el hijo de Dios debía “nacer de mujer”? Para poder tener el derecho legal de operar en la tierra, y no como el diablo, quién es un usurpador.

“De cierto, de cierto os digo: El que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que sube por otra parte, ese es ladrón y salteador. Mas el que entra por la puerta, el pastor de las ovejas es”

Juan 10:1-2

¿Cómo un ser humano entra a vivir en este mundo? al nacer en este mundo; Jesús tenía que entra por la puerta en el redil de las ovejas; él lo hizo cuando nació de una mujer. Satanás es llamado “ladrón y salteador” porque él está operando en este mundo (redil) ilegalmente; Dios en su justicia debía de operar de forma legal. Cuando vino el cumplimiento del tiempo señalado por Dios, el hijo de Dios nació de una mujer, cómo nace cualquier otro ser humano, pero sin pecado, y Dios había planificado también que su hijo naciera bajo la ley, para que el la cumpliese, y así mismo la aboliera.

“porque el fin de la ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree

Romanos 10:4

La justicia que era por la ley de Moisés estaba basada en el cumplimiento de toda las ordenanzas escritas en ella, la cual obviamente nadie podía cumplir de forma completa. La justicia que es por la fe en Jesús, es basada en el sacrificio que él hizo por la humanidad; de tal manera que todos los que creen en su sacrificio son justificados delante de la justicia divina. Pablo lo expresó claramente en los siguientes textos:

“Pero ahora, aparte de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios, testificada por la ley y por los profetas; la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristopara todos los que creen en él. Porque no hay diferencia, por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús, a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados, con la mira de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús

Romanos 3:21-26

La ley de Moisés reflejaba la condición pecaminosa de todos aquellos que se acercaban a ella, y era imposible que ella pudiese redimir al hombre. Los hombres trataban de cumplir la ley, pero por causa de la naturaleza pecaminosa, ellos terminaban quebrantandola. La ley condenaba al hombre por causa del pecado.” Observe el lenguaje usado por Pablo en el siguiente texto:

“Porque lo que era imposible para la ley, por cuanto era débil por la carne, Dios, enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne

Romanos 8:3

Jesús invalidó “el acta de los decretos” que era contra nosotros, al pagar el precio por toda la humanidad, en acuerdo con el plan de redención que Dios había diseñado.

  • que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz“. Esa acta de decretos nos declaraba indignos, y estaba en el medio entre Dios, y nosotros; pero Jesús la quitó del medio, y la “clavó en la cruz” donde él fue crucificado.
  • y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz“. Al Jesús ser justificado por el Padre, él tomó a todos los poderes satánicos y los despojo de los derechos que tenían sobre la humanidad, él los exhibió en frente de todos aquellos que estaban observando su justificación.
  • Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo“. La expresion “por tanto”, implica “por la cosas que hemos explicado anteriormente”, las cuales expresan “la anulación del acta los decretos escritos en la ley de Moisés, los cuales incluyen los rituales religiosos, y “los días de reposo”. Allí Pablo establece claramente que Jesús anuló, o invalidó, todas aquellas cosas escritas en las actas, y decretos en la ley de Moisés; las cuales nos condenaban por no estar circuncidados. Si una persona guarda el día de reposo, también es responsable por guardar las 613 ordenanzas que acompañan guardar el sábado.

Pero continuemos con muchos mas pasajes que declaran que el antiguo testamento fue abolido con todas sus ordenanzas por Jesús.

Expliquemos exhaustivamente lo que Pablo dijo en 2 Corintios 3 acerca del A.T. y el N.T.

“no que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios”

verso 5

La palabra griega usada para “competentes” es “hikanos”, la cual significa “digno, suficiente, seguro, competente, cualificado”; en 2 Corintios 3:5 es usada en referencia que “nuestra cualificación para ser ministros del N.T. no es nuestra propia, sino que procede de Dios”. Dios es quien ha hecho posible la restauración del hombre, a través del sacrificio de sangre hecho por su hijo, Jesús. Eso nunca debemos de olvidarlo, ya que aquellos que lo han hecho, han pagado el precio de su traición. En las escrituras tenemos el registro divino que declaran la traición de Lucifer, los ángeles caídos, Adán, Judas Iscariote, y muchos otros. Ellos fueron puestos como advertencia para todos aquellos que hemos sido llamados a servir al Dios vivo.

"Mas quiero recordaros, ya que una vez lo habéis sabido, que el Señor, habiendo salvado al pueblo sacándolo de Egipto, después destruyó a los que no creyeron. Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día; como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquellos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno". Judas 1:5-7

Pero continuemos con la explicación del texto siguiente en 2 Corintios 3:

“el (Dios) cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, mas el espíritu vivifica”

verso 6

Dios nos ha capacitado para servir en el nuevo pacto establecido por Dios con los Hombres. La expresión “de la letra”, implica “la letra de la ley de Moisés”. ¿Por qué dice Pablo que “la letra mata”? Porque nadie podía cumplir toda la ley dada por Moisés, por causa de la naturaleza pecaminosa que los hombres heredaron por la traición de Adán. 1 Corintios 15:22. Por esa causa todos ellos debían de presentar un sacrificio para que Dios cubriera sus pecados. En muchos círculos cristianos han tomado este pasaje fuera de contexto, a tal extremo que lo usan para decir que “la preparación mata lo espiritual en un creyente. Pero las escrituras no apoyan tal forma de pensar, sino que mas bien es una falacia inventada por aquellos que no interpretan las escrituras correctamente. Por causa de que la letra de la ley no producía vida, Dios proveyó un nuevo pacto en el cual todos aquellos que deseen ser participantes recibirán la naturaleza divina.

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas. Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios

Juan 3:16-21

¿cómo una persona viene a ser parte del “nuevo pacto”? A través de nacer nuevo al confesar a Jesús como Señor, y salvador de su vida. Juan 3:3-5; Romanos 10:9-10. No confunda como mucho la expresión “vida eterna”, usada en Juan 3:16, y otros muchos pasajes en el N.T. Esa vida espiritual es llamada “vida eterna” porque procede de Dios, y es requerida para ser parte del reino eterno de Dios. Esa vida eterna que hemos recibido en nuestro espíritu no va a ser completa en nuestro ser hasta que seamos glorificados. Permitame explicarle esta parte: Fuimos creados “espíritu, alma y cuerpo”. 1 Tesalonicenses 5:23. Cuando Adán pecó, él recibió “muerte espiritual”, lo cual “separación de Dios”. Génesis 2:17. Desde Adán en adelante todos aquellos nacido en este mundo nacen con esa naturaleza de muerte, la cual es transferida desde mismo momento de ser concebido.

“He aquí, en maldad he sido formado, Y en pecado me concibió mi madre”

Salmo 51:5

Una vez que Jesús apareció fue para erradicar el pecado del espíritu de hombre, el cual toma lugar al nacer de nuevo. En ese momento recibimos “vida eterna” en nuestro espíritu, pero en nuestra alma, y cuerpo, no sucede eso mismo. Muchos ni siquiera sintieron nada cuando recibieron a Jesús como Señor, porque ese cambio fue espiritual. Porque sentir no es parte de nuestro espiritual, sino del alma, y cuerpo. Una vez que hemos nacido de nuevo, debemos de desarrollar nuestro espíritu para que nuestra alma sea “renovada”, y nuestro cuerpo sea presentando en sacrificio vivo a Dios. Romanos 12:1-2. La santificación en nuestro espíritu fue instantánea al nacer de nuevo, pero en nuestra alma, y cuerpo es progresiva; según crezcamos espiritualmente. La vida eterna va a permanecer en nosotros mientras nosotros permanecemos en Dios, ya que esa vida eterna en nosotros fue dada con esa condición. Una vez que Cristo regrese a levantar a los santos, en ese día aquellos que todavía estemos vivos recibiremos la glorificación de nuestro cuerpo físico, lo cual implica la completa posesión de la vida eterna de Dios en nosotros. Aquellos que ya han muerto en el Señor también recibirán sus cuerpo glorificados en ese mismo evento. 1 Tesalonicenses 4:13-17. Mientras estemos aquí en la tierra todavía estamos en el periodo probatorio, el cual determinará nuestras responsabilidades eternas; esto es, si logramos ser vencedores. Apocalipsis 2-3. Muchos piensan que porque esa vida que han recibido se llama “eterna” ellos piensan que pueden hacer lo malo, y esa vida nunca se apartará de ellos, pero que equivocados están ellos! La paga del pecado es MUERTE. Romanos 6:23. Cristo vino para que recibiéramos vida en el nuevo pacto en su sangre, es nuestro deber el mantenernos separados de aquellas cosas que nos pueden contaminar. 2 Corintios 7:1

Ahora bien, observe el siguiente texto que expresa el final del antiguo pacto.

“Y si el ministerio de muerte grabado con letras en piedras fue con gloria, tanto que los hijos de Israel no pudieron fijar la vista en el rostro de Moisés a causa de la gloria de su rostro, la cual había de perecer”

verso 7

¿Qué fue escrito en “piedras”? La ley de Moises.

“Entonces Jehová dijo a Moisés: Sube a mí al monte, y espera allá, y te daré tablas de piedra, y la ley, y mandamientos que he escrito para enseñarles”

Éxodo 24:12

¿Por qué Pablo lo llamó “ministerio de muerte”? Porque la ley no podía ofrecer “vida eterna” a nadie; sino que la ley les ofrecía las directrices para vivir una vida conforme a la santidad de Dios, pero ellos no podían vivir bajo esas directrices por causa de su naturaleza pecaminosa. Sin embargo la ley estaba preparando el camino para que naciera el redentor, el cual podía impartir vida eterna. Incluso, ninguno de aquellos justos que murieron antes de la resurrección de Jesús pudieron ir al tercer cielo; sino que ellos iban al “seno de Abraham” el cual estaba localizado en las partes profundas de la tierra. Cuando Jesús resucitó de entre los muertos, traslado desde ese lugar al paraíso que está localizado en el tercer cielo. ¿Por qué ellos no pudieron subir al paraíso que está en el tercer cielo después que murieron? Porque ellos debían de ser justificado por el sacrificio de Jesús primero. Como lo declaran los siguientes pasajes:

“Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, Y dio dones a los hombres. Y eso de que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra?” 

Efesios 4:8-9

“sino que os habéis acercado al monte de Sion, a la ciudad del Dios vivo, Jerusalén la celestial, a la compañía de muchos millares de ángeles, a la congregación de los primogénitos que están inscritos en los cielos, a Dios el Juez de todos, a los espíritus de los justos hechos perfectos, a Jesús el Mediador del nuevo pacto, y a la sangre rociada que habla mejor que la de Abel

Hebreos 12:22-24

Jesús les impartió la vida eterna a todos aquellos que estaban en la cautividad, y así mismo los trasladó al paraíso en el tercer cielo, donde están esperando para recibir sus cuerpos glorificados cuando ellos regresen con Jesús a levantar la iglesia.

“Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida

1 Corintios 15:23

La ley de Moisés no podía ofrecer lo que Cristo le ofrece al hombre bajo las condiciones del nuevo testamento. Por esa causa Pablo dijo “…la cual había de perecer”. La palabra griega usada para “perecer” es “katargeō”, la cual significa “dejar algo, o a alguien inactivo, al privarlo de fuerza, influencia, o poder”. Pero en el sentido usado en 2 Corintios 3:7, esa palabra implica “ponerle el fin a algo, anularlo, abolir algo, dejar de existir, o cesar”. El nuevo testamento hizo que el antiguo se convirtiera en obsoleto, dejará de funcionar, y no tuviese validez alguna delante de Dios. Cuando decimos “el antiguo pacto” eso implica “toda la ley de Moises, y sus ordenanzas”, siendo reemplazadas por el nuevo pacto en Cristo. Pablo vuelve a enfatizar en el mismo capítulo 3 la abolición del antiguo pacto, usando nuevamente la palabra griega “katargeō”, la cual es traducida como “perecer”. Observe la continuación del mismo pensamiento:

“Porque si lo que perece tuvo gloria, mucho más glorioso será lo que permanece

verso 11

La ley de Moises, y sus ordenanzas, lo cual incluye “guardar el día de reposo”, quedaron “abolidos, anulados, invalidados”, ya que esa Ley fue privada de su fuerza, influencia, o poder. El nuevo pacto despojo al viejo pacto de todos poderes, y se convirtió la nueva forma en la cual Dios brega con el hombre. ¿Qué le dió al nuevo pacto esa autoridad? El sacrificio perfecto del cordero de Dios, que tiene el poder de erradicar la naturaleza pecaminosa del espíritu humano, e impartir una nueva naturaleza.

La superioridad del nuevo pacto lo declaran los siguientes textos:

Pero ahora tanto mejor ministerio es el suyo, cuanto es mediador de un mejor pacto, establecido sobre mejores promesasPorque si aquel primero hubiera sido sin defecto, ciertamente no se hubiera procurado lugar para el segundo

Hebreos 8:6-7

El antiguo pacto no era perfecto, y por esa razón debía de ser reemplazado por uno nuevo. También dice el mismo capítulo 8 de Hebreos:

“Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer

verso 13

Muchos quieren separar “el día de reposo” de la ley de Moisés, pero eso es imposible de hacer, ya que es precisamente en la ley de Moisés donde el día de reposo está basado. Por esa razón no existe ninguna referencia en el nuevo pacto acerca de guardar el “día de reposo”. En el nuevo pacto solo existen 2 actos celebrados públicamente: “el bautismo en agua”, y “la santa cena”, aparte de esos 2 no existe otra ceremonia que debe ser guardada por los creyentes. El acto del bautismo en agua simboliza el nuevo nacimiento espiritual, al ser resucitados a través del sacrifico de Jesús. El acto de celebrar la cena del Señor simboliza nuestra unión con el, a través de participar de los elementos, también reconocemos el poder de la sangre del nuevo pacto, y que el cuerpo de Cristo llevó todas nuestras enfermedades. Isaías 53:4-5

Y Pablo continúa explicando en 2 Corintios 3 la superioridad del nuevo pacto, y la abolición del antiguo pacto:

“Así que, teniendo tal esperanza, usamos de mucha franqueza; y no como Moisés, que ponía un velo sobre su rostro, para que los hijos de Israel no fijaran la vista en el fin de aquello que había de ser abolido

verso 12-13

Otra vez Pablo usa la palabra griega “katargeō”, la cual declara la abolición, o muerte, del antiguo pacto. ¿Cuál es la razón por la cual los judíos en ese tiempo no pudieron percibir la muerte del antiguo pacto? La respuesta la encontramos en el mismo capítulo 3 de Corintios:

“Pero el entendimiento de ellos se embotó; porque hasta el día de hoy, cuando leen el antiguo pacto, les queda el mismo velo no descubierto, el cual por Cristo es quitado

verso 14

La palabra griega usada para “embotó” es “pōroō”, la cual significa “convertirse en paralítico; ser endurecido; en el NT usada en referencia a endurecerse interiormente”, como Jesús indicó en Juan. 12:40; “volverse insensible, impasible”, Marcos 6:52; 8:17; Rom 11: 7; 2Co 3:14. La insensibilidad expresada en esta palabra es el resultado de la pobre condición espiritual interna en aquellos que son señalados. Aún mas, el uso metafórico implica que “un callo se desarrolló encima de esa piel, y como resultado esa área del cuerpo perdió sensibilidad”. Los judíos estaban cegados por la condición espiritual que ellos poseían, también por la absorción de las costumbres que ellos practicaban por años. Tristemente, hoy en día tenemos creyentes, o congregación enteras que tienen esa misma insensibilidad espiritual. Ese velo debió ser removido cuando estas personas recibieron a Cristo como Señor, pero muchos prefieren seguir en sus tradiciones, al igual que los judíos en el primer siglo. Pablo confirma este mismo punto en la continuación del capítulo 3; observe:

Y aun hasta el día de hoy, cuando se lee a Moisés, el velo está puesto sobre el corazón de ellos. Pero cuando se conviertan al Señor, el velo se quitará

verso 15-16

Y también:

“Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad

verso 17

El nuevo pacto en Cristo produce esperanza, iluminación en el entendimiento, y libertad.

“Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud

Gálatas 5:1

En el libro de los Hechos podemos observar la discusión acerca si los gentiles (ahora convertidos a la iglesia), debían de guardar la ley de Moisés.

“Entonces algunos que venían de Judea enseñaban a los hermanos: Si no os circuncidáis conforme al rito de Moisés, no podéis ser salvos. Como Pablo y Bernabé tuviesen una discusión y contienda no pequeña con ellos, se dispuso que subiesen Pablo y Bernabé a Jerusalén, y algunos otros de ellos, a los apóstoles y a los ancianos, para tratar esta cuestión

Hechos 15:1-2

Algunos que todavía mantenían las costumbres de la ley de Moisés querían “circuncidar” a los creyentes:

“Pero algunos de la secta de los fariseos, que habían creído, se levantaron diciendo: Es necesario circuncidarlos, y mandarles que guarden la ley de Moisés”

verso 5

Entonces se reunieron los líderes para discutir ese problema:

“Y se reunieron los apóstoles y los ancianos para conocer de este asunto”

verso 6

Después de mucha discusión acerca de si los nuevo creyentes debían de seguir la ley de Moisés, ellos llegaron a la siguiente conclusión:

“Por lo cual yo juzgo que no se inquiete a los gentiles que se convierten a Diossino que se les escriba que se aparten de las contaminaciones de los ídolosde fornicaciónde ahogado y de sangre. Porque Moisés desde tiempos antiguos tiene en cada ciudad quien lo predique en las sinagogas, donde es leído cada día de reposo. Entonces pareció bien a los apóstoles y a los ancianos, con toda la iglesia, elegir de entre ellos varones y enviarlos a Antioquía con Pablo y Bernabé: a Judas que tenía por sobrenombre Barsabás, y a Silas, varones principales entre los hermanos”

versos 19-22

Ellos estaban tratando de corregir la confusión provocada por aquellos que todavía practicaban los ritos, y prácticas de la ley de Moisés. Observe lo que dice el siguiente texto:

“Por cuanto hemos oído que algunos que han salido de nosotros, a los cuales no dimos orden, os han inquietado con palabras, perturbando vuestras almas, mandando circuncidaros y guardar la ley

verso 24

Observe que el pasaje dice “que aquellos que estaban confundiendo a los nuevo creyentes al persuadirlos con palabras a guardar la ley de Moisés, y la circuncisión, estaban “perturbando las almas de ellos”. La palabra griega usada para “perturbando” es “anaskeuazō”, la cual significa “empacar el equipaje de otro con la intención de llevarlo a otro lugar”. La implicación metafórica es la de “trastornar, pervertir, o subvertir, las almas de aquellos que están escuchando; en el caso de Hechos 15:24, estos infiltrados estaban usando los ritos de la ley de Moisés para trastornar la paz de los creyentes. Estos judios estan empacando las maletas de estos creyentes, y llevándolas a otro lugar; usando un lenguaje simbólico.

A los creyentes no les fue impuesto observar ni el día de reposo, ni tampoco la ley de Moisés. Observe lo que revela el siguiente texto con referencia a las cosas que los creyentes debían de guardar:

Porque ha parecido bien al Espíritu Santo, y a nosotros, no imponeros ninguna carga más que estas cosas necesariasque os abstengáis de lo sacrificado a ídolos, de sangre, de ahogado y de fornicación; de las cuales cosas si os guardareis, bien haréis. Pasadlo bien”

Hechos 15:28-29

El Espíritu Santo como parte de la trinidad de Dios no hizo mención de que los creyentes debían de observar el día de reposo.

Una cosa muy importante que debemos de entender acerca de por que Dios instituyó “el día de reposo”, y esa ceremonia era un simbolismo de el descanso que Dios iba a proveer en Cristo. Pero en cuanto a la celebración y ritos envueltos en el día de reposo, o la ley de Moisés, estos están abolidos por el nuevo pacto establecido en Cristo.

La ley presentaba al ser humano bajo condenación:

Pero sabemos que todo lo que la ley dice, lo dice a los que están bajo la ley, para que toda boca se cierre y todo el mundo quede bajo el juicio de Diosya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de élporque por medio de la ley es el conocimiento del pecado

Romanos 3:19-20

Pero gracias sean dadas a Dios que envió a su hijo para que ahora estemos libres de la condenación:

Pero ahora, aparte de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios, testificada por la ley y por los profetas; la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él. Porque no hay diferencia, por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús, a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados, con la mira de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús”

Romanos 3:21-26

Los judíos en el tiempo de Jesús tenían un concepto distinto con respecto al “día de reposo”, y que según ellos Jesús rompió. Observe lo que declaran los siguientes pasajes:

“En aquel tiempo iba Jesús por los sembrados en un día de reposo; y sus discípulos tuvieron hambre, y comenzaron a arrancar espigas y a comer. Viéndolo los fariseos, le dijeron: He aquí tus discípulos hacen lo que no es lícito hacer en el día de reposo. Pero él les dijo: ¿No habéis leído lo que hizo David, cuando él y los que con él estaban tuvieron hambre; cómo entró en la casa de Dios, y comió los panes de la proposición, que no les era lícito comer ni a él ni a los que con él estaban, sino solamente a los sacerdotes? ¿O no habéis leído en la ley, cómo en el día de reposo los sacerdotes en el templo profanan el día de reposo, y son sin culpa? Pues os digo que uno mayor que el templo está aquí. Y si supieseis qué significa: Misericordia quiero, y no sacrificio, no condenaríais a los inocentes; porque el Hijo del Hombre es Señor del día de reposo”

Mateo 12:1-8

Leyes innumerables fueron impuestas con relación a la conducta de los hombres bajo la ley de Moisés. Muchos de los principios se perdieron por causa de las costumbres que los hombres establecieron a través de los años. Eso fue lo que Jesús reprocho de los líderes religiosos en el capítulo 23 de Mateo. Aquí está uno de esos reproches:

“¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello¡Guías ciegos, que coláis el mosquito, y tragáis el camello!

Mateo 23:23-24

El día de reposo era cuando mas sacrificios hacían en el templo, por esa razón Jesús les dijo: ¿O no habéis leído en la ley, cómo en el día de reposo los sacerdotes en el templo profanan el día de reposo, y son sin culpa? Los líderes religiosos estaban culpando a Jesús de romper el día de reposo, pero lo que Jesús estaba rompiendo en sí, era “el concepto” que los religiosos tenían del día de reposo. También Jesús colocó las cosas en su orden de prioridad correcta. Observe lo que Jesús dijo en Mateo 12:

Pues os digo que uno mayor que el templo está aquí. Y si supieseis qué significaMisericordia quiero, y no sacrificio, no condenaríais a los inocentes

versos 6-7

Los religiosos perdieron toda noción de los principios divinos que debían de ser reflejados a través de la ley, ellos crearon sus propios conceptos religiosos; con los cuales condenaban a la gente. Y para molestarlos aún mas, Jesús les declaró a ellos quien él era:

“porque el Hijo del Hombre es Señor del día de reposo

verso 8

El día de reposo fue creado para que el hombre descansara de su trabajo, y agradecieran Dios por sus bendiciones sobre ellos.

“También les dijo: El día de reposo fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del día de reposo

Marcos 2:27

Jesús colocó los principios divinos que estaban implícitos en la ley de Moisés, y sus ordenanzas, por encima de los conceptos que los líderes religiosos habían formados. Las necesidades del hombre por encima de los rudimentos de las costumbres judías. Obviamente, ningún líder corrupto estaba contento con lo que Jesús estaba haciendo.

Esperamos que tu conocimiento en las escrituras se hayan expandido a través del estudio de las escrituras. Gracias por visitar nuestro Website, y por su apoyo a nuestra Academia Ministerial.

Rev. Jay Werman