Academia Ministerial

Home » Doctrinas Biblicas » El Quebrantamiento; Proceso de formación interna.

El Quebrantamiento; Proceso de formación interna.

“Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros” Gal. 4:19

El Quebrantamiento es el proceso a través del cual Dios brega con áreas en nuestras vidas donde El no tiene el control o es tiene el primado. Una vez que recibimos a Jesús como señor, debemos de entregarle a él control total de nuestras vidas.  Obviamente, esto no es automático, sino mas bien “un proceso que envuelve una acción de nuestra parte”. Dios usa “El Quebrantamiento” no solo para tomar “El Señorío” en nuestras vidas, pero también “Moldear” nuestras vidas conforme a su plan y propósito para con cada uno de nosotros. El quebrantamiento (de esa área específica) va a durar el tiempo que tu entiendas que Dios “tiene que ser el primero”.

Mateo 22:37 dice;

“Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente”.

Juan 12:24 dice:

“De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto”.

Como regla de interpretación debemos de darle al pasaje el sentido correcto, el cual es, la aplicación literal con referencia a la muerte de Jesús en la cruz. Pero existe “La Ley de doble referencia” también en la mismas reglas de interpretación, donde podemos aplicar el verso en cuestión en un “Sentido espiritual”. Debemos de tener en cuenta que cuando usamos este método de interpretación, no tergiversar o quitarle en sentido original del mismo pasaje. En otras palabras, podemos darle un sentido espiritual “Limitado” al contexto del mismo, no haya a ser que llevemos esta interpretación al extremo de sacar o obtener una “Idea errónea”.

Ahora bien, Jesús quiso decir “Debo de morir, para ser glorificado y llevar muchos frutos. No puedo establecer una iglesia glorificada, si primero yo soy glorificado”. Usando la ley de doble referencia en Juan 12:24 con relación al creyente; “Debemos morir (en aquellas cosas donde Dios no tiene el primer lugar o Señorío) para que podamos ver la gloria de Dios en nuestras vidas”.

En Génesis 32:22-32 encontramos un pasaje donde podemos usar nuevamente “La Ley de doble referencia”, extrayendo un sentido espiritual, para aplicarlo al uso del quebrantamiento.

Analicemos todos los versos de génesis 32:22-32.

“Y se levantó aquella noche, y tomó sus dos mujeres, y sus dos siervas, y sus once hijos, y pasó el vado de Jaboc. Los tomó, pues, e hizo pasar el arroyo a ellos y a todo lo que tenía. ” Versos 22-23.

En el verso 24 dice “Así se quedó Jacob solo;..”. implicando que Dios iba a tratar con él primeramente. En el proceso del Quebrantamiento Dios te “separa o quedas solo” para de esa manera pongas toda tu “Atención” hacia Dios. Aunque aparentemente estas solo, Dios te deja saber que El esta contigo. Cuando Dios te confronta, tiene que “Aislarte” para que tu dependencia sea totalmente de El. Muchas veces Tienes que “despojarte de cosas que son peso en tu vida espiritual”, que solo te “Quitan o restan” velocidad en tu carrera ministerial o cristiana. Hebreos 12:1. Cosas que quizás no son “Pecado”, pero que con el tiempo puede llegar a convertirse en eso mismo. No es sino cuando estas en el proceso del quebrantamiento cuando comienzas a ver que cosas te estorban. Dios va a colocarte en una posición donde tu tienes que tomar la decisión voluntaria de querer ser “Transformado”, Dios nunca te va a forzar a hacer algo. 1 pedro 5:6 dice; “Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo;..”. “Humillarse” implica que “Dios tenga el control y señorío en tu vida”, esto es, en “todas las áreas de tu vida”. Dentro del contexto de las escrituras un “Humilde” es “uno sobre el cual Dios tiene control total y completo”. Humildad no tiene nada que ver con “Pobreza”, ya que ésta es parte de la Maldición de la ley. Lea Deuteronomio 28:15-68, donde encierra toda la maldición.

“…y luchó con él (Jacobo) un varón hasta que rayaba el alba”. Verso 24

Varias cosas envueltas en el texto:

La palabra “Luchó” del texto hebreo es “abaq” que implica “El participar en una pelea donde hay forcejeo físico, y donde no se usan ningún tipo de armas”. Indicando esta palabra que hubo “Un tipo de lucha libre”. Además, la costumbre en ese tiempo era que si te encontrabas a alguien en el camino o lugar, y éste extraño te besaba las mejillas, implicaba que quería tu “Amistad” . Pero si comenzaba a “forcejear” contigo, eso implicaba que te estaba desafiando a “Una lucha libre” y el perdedor tenia que “Pagar con cosas materiales”. Ahora, recuerde que Jacobo no tenia nada con él, ya que todas sus posesiones estaban al otro lado del arroyo. V. 21-22. Las escrituras no dicen exactamente cuanto tiempo ellos forcejearon físicamente, pero la idea es mostrarte “la persistencia de Jacobo” y como “Dios iba a cambiar las cosas para éste”. En todo el forcejeo Jacobo no se había dado cuenta que era Dios el que estaba tratando con él. No se parece ese caso al nuestro? Cuando Dios esta tratando en ciertas áreas de nuestras vidas y estamos tan enfocados en cosas materiales, que no nos damos cuenta hasta que Dios nos hace saber, que es El mismo el que quiere cambiarnos. Muchas veces tenemos nuestras miradas en cosas que solo le quitan a Dios el primer lugar en nuestras vida y todo lo que le quite a Dios el primer lugar se convierte en “Idolatría”. Dios no comparte su lugar con nada, ni nadie, o es todo, o es nada, no existe tal cosa como que Dios tiene el primer lugar en algunas cosas y en otras no. Como esta expresado en los siguientes pasajes:

“Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. !!Ojalá fueses frío o caliente! Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.” Apoc. 3:15-16

Verso 27 dice “Y el varón le dijo: ¿Cuál es tu nombre? Y él respondió: Jacob.

¿Por qué el Dios le pregunta Jacob por su nombre (v. 27)? ¿acaso Dios no lo sabia? ¿Por que era importante para Dios que Jacobo mismo dijera su propio nombre?

Expliquemos eso:

Piensa en todo lo que Dios pudo haber dicho a modo de reprimenda. En cambio Simplemente pide el nombre de Jacob. El propósito de Dios al plantear esta pregunta contiene una lección para todos nosotros, demasiado profundo para ignorarlo. De hecho, se alteró dramáticamente la historia del Antiguo Testamento. Al pedir la bendición de Dios, Jacob fue obligado por la pregunta de Dios a vivir la última vez que había pedido una bendición, la que le había robado a su hermano. La última vez que Jacob se le preguntó por su nombre, la pregunta venía de su padre terrenal. Jacob había mentido en esa ocasión y dijo: “Yo soy Esaú”, y le robó la bendición. Ahora se ha encontrado, después de muchos años perdidos de correr por la vida mirando por encima del hombro, antes de que una todo lo sabe, todo lo ve, Padre celestial, una vez más la búsqueda de una bendición, Jacob entiende completamente la razón y la acusación tras la pregunta de Dios y respondió , “Mi nombre es Jacob”. “Has dicho la verdad”, dijo Dios, “y usted sabe muy bien lo que su nombre significa. Usted ha sido un hombre artero, engañando a todo el mundo donde quiera que iba. Pero ahora que usted reconoce su verdadero yo, puedo cambiar, y voy a hacer una gran nación de ti”.

La grandeza a los ojos de Dios es siempre precedida por la humildad delante de él. No hay manera de que usted o yo o cualquier otra persona para alcanzar la grandeza hasta que hemos llegado a él.

Dios lo cambia de ser “Mentiroso, engañador, astuto” a “Príncipe de Dios”, el cual es el significado del nombre “Israel”. La palabra hebrea para Israel es “Yisael”, la cual es extraída de “sar” que es “Príncipe” (uno que gobierna) y “EL” que significa “Dios, Fuerza, Poderoso, etc.”. Israel por tanto puede traducirse como; “Príncipe con Dios”, “Soldado de Dios” y también “Príncipe de Dios”. El nombre Israel es usado 2.450 veces, y fue dado a Jacobo. 2 reyes17:34; Oseas 12:3-4; a sus descendientes. Éxodo 9:7; y aun es usado con referencia a Cristo en Isaías 49:3 donde Jesús prevalece con Dios y con los hombres, en una forma mas Profunda y en un sentido mas completo que en el caso de Jacobo en Gen. 32:28.

Entonces Jacob le preguntó, y dijo: Declárame ahora tu nombre. Y el varón respondió: ¿Por qué me preguntas por mi nombre?. Verso 29. La respuesta de Dios fue ¿Puedes ser tan ignorante de quien Yo Soy?”, ¿No te has dado cuenta quien soy?”. Esa es la implicación en la respuesta que Dios le da a Jacobo. Dios muchas veces esta tratando con áreas en nuestras vidas y no nos hemos dado cuenta que es el Señor, el que esta bregando con nosotros, para corregirnos y obviamente bendecirnos. En Apoc. 2:7, 11, 17, 26; 3:5, 12, 21. Todos estos versos hacen referencia directa a que “Solo los que Venzan” obtendrán la recompensa, implicando que debemos de ser “Diligentes, esforzados, consistentes, perseverantes” para ser bendecidos. Solo los que venzan saldrán galardonados, indicando que “Los que no lo hagan, no serán recompensados”. Solo Los Vencedores alcanzarán todas las promesas de Dios!

Génesis 32:26 implica “Una recompensa material” no solo dentro del contexto cultural de la época, pero dentro del mismo contexto escriturar. Jacob hacia mucha honra a su nombre “Astuto”, y Dios quería cambiarlo, ya que a través de Jacobo iba a ser constituido “La nación de Israel”, la cual iba a representar a Dios en la tierra. Lo que Jacobo no se imaginaba era que su vida iba a ser “Cambiada de una forma Radical”.

Al igual que este Varón lo “tocó en el sitio del encaje de su muslo, y se descoyuntó el muslo de Jacob mientras con él luchaba”. Verso 25. Dios “quebranta aquellas cosas en las cuáles nos apoyamos” y de esa manera dependamos de absolutamente de El.

La palabra hebrea usada en este pasaje es muy interesante ya que revela que el contacto fue físico y no espiritual, y hago esta observación ya que muchos han tratado de espiritualizar este pasaje, cuando en realidad fue “una Lucha física” . En el texto hebreo es usada la palabra “Naga” para “Toco”, que significa; “Poner una mano sobre”, “golpear”, “Herir”. Al golpear el sitio del encaje del muslo hizo que se descoyuntará la pierna de Jacob. Esta misma palabra hebrea es usada 48 veces y solo es usada en un sentido “Literal” donde el contacto físico es obvio. Gen. 3:3; 20:6; éxodo 19:12-13, etc.

Dicho sea de paso; esta aparición de Dios en forma de “Varón” es conocida como “Una Teofanía de Dios”. Teofanía, del griego antiguo (ἡ) θεοφάνεια (theophaneia, 1)- que significa “aparición de Dios”, 2)- se refiere a la aparición de una de las personas de la deidad en una forma física o de apariencia humana. También se usa acerca de una revelación divina.

Ahora observe lo que dice el verso 31; “Y cuando había pasado Peniel, le salió el sol; y cojeaba de su cadera”.

2 cosas reflejadas en el pasaje;

“Y cuando había pasado Peniel..”. Implica que hasta que no nos demos cuenta que es Dios, el que esta “Trabajando en aquellas áreas donde él debe tener el control” y “Rendirnos”, lo cual significa que “Nos sometemos al quebrantamiento”. Hasta que no nos percatemos de eso, no podemos pasar a otro nivel en nuestra relación con Dios, y con su plan y propósito con nosotros. “Y cuando había pasado Peniel” también implica que “Cuando comprendamos que es Dios el que nos quiere quebrantar para derramar bendiciones, no solo sobre nosotros sino también sobre los nuestros”. Debemos de “Pasar Peniel” lo cual es simplemente una expresión para decir “Que has comprendido que Dios es que esta Quebrantándote y usando las cosas que te rodean para moldearte”. En este contexto no estoy haciendo referencia ni a la enfermedad o a alguna otra cosa que el diablo usa para atacarnos. Gálatas 3:13 dice; “Cristo nos Redimió (Hizo Libres) de la Maldición de la ley (lea Deut. 28:15-68 que explica todo lo que implica la maldición) hecho por nosotros maldición”. Debemos reconocer que Dios quiere “Cambiarnos” y “no Luchar en contra de El”. Jacob luchó (resistió) por no saber que era Dios. Que no nos pase lo mismo a nosotros.

Otra cosa envuelta en Génesis 32:31 es la expresión “…le salió el Sol..”. Lo cual indica Que Jacob “entendió” que fue Dios el que estaba bregando con él. “Salió el Sol” es simplemente expresión para indicar “Iluminación” o el poder “comprender”, el significado del proceso de Dios para con tu vida. Cuantas veces estamos luchando en contra de cosas que Dios quiere tener procesar en nuestras vidas, y muchas veces no nos damos cuenta sino hasta el final de ese proceso, cuando nos “Salió el Sol”. No es sino a través de nuestro crecimiento espiritual que podemos percibir que es Dios el que está tratando con nosotros.

¿Cual es el propósito de Dios al quebrantarnos?

  1. Dios tener el Primer Lugar en nuestras vidas.
  2. Llevarnos a un nivel espiritual más profundo y mejorar nuestra relación con El.
  3. El quebrantamiento trae consigo mismo el darnos “Fuerzas y confortarnos”.
  4. Trae en si mismo “Significado y propósito divino a tu vida”.
  5. Guiarnos en decisiones diarias en nuestras vidas.
  6. Trae también “reflejar la vida de Cristo” a través de las nuestras.
  7. Prepararnos “Más allá de lo que podemos entender” para ese momento cuando estemos frente al Señor en el Tribunal de Cristo.

No debemos de resistir, o hacer oposición al quebrantamiento, ya que Dios, lo único que desea es que nuestras vidas sean como “La de su Hijo Jesús”.  

Hay una pregunta que hay que referir acerca de este texto en Génesis 32. Leí el texto y me pregunte: “¿Por qué Dios se molestó en ir a todo este esfuerzo sólo para volver el corazón de Jacob?” ¿Por qué Dios no acaba de decir: “Está bien, sigue tu propio camino … confiar en su propia fuerza. Sigue tu propio instinto y mira dónde te lleva.”
Pero, ¿te das cuenta que tan pronto como me hacen esa pregunta hay un seguimiento inmediato a ella? ¿Por qué Dios se molesta en buscarte y persistir conmigo? La respuesta es evidente. Dios se preocupaba por Jacob y Él se preocupa por ti y por mí.

Durante las luchas diarias que enfrentamos en la vida, Dios está haciendo un llamando a nosotros, a dejar que El tome control de ellas. Cuando pasamos por momentos difíciles, Dios desea que le demos a El, el control de nuestras vidas y de esa manera poder guiarnos a la solución más apropiada.
Durante los años que Dios nos ha visto a través de tiempos difíciles, él nos ha rodeado de gente que nos enseñe la verdad. Y él nos ha dado su Palabra y su Espíritu para guiarnos en todo momento y bajo cualquier situación. Para poder escuchar la voz de Dios debes de tener “La Paz de Dios” gobernando tu vida; Una persona que esta “Perturbada, afanada, y ansiosa, no puede escuchar la voz del Espíritu. 1 pedro 5:6-7 recomienda “Echar todas vuestras ansiedades sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros”.

En filipense 4:7, Pablo dice:

“Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”.

El apóstol Pablo dijo una expresión que indica muerte al “ego” y un sometimiento total al “Quebrantamiento, él dijo en Gálatas 2:20;

“Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí”.

La muerte al “ego” implica que “Dios tenga el primer lugar en tu vida”. Fuimos comprados por el sacrificio de Jesús y ahora nuestras vidas le pertenecen a él.

Mateo 5:3 dice; “Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos”. Ha habido una muy mala interpretación de pasajes como éste, ya que interpretan el texto como que implicara “pobreza espiritual”. Esa interpretación contradice muchas escrituras, ya que un creyente con pobreza espiritual no es considerado bienaventurado. Cuando analizamos el texto dentro del contexto escriturar y bajo “los textos paralelos”, indica mas bien “aquellos que espiritualmente depende de Dios”, o “Aquellos cuyas fuerzas espirituales provienen de Dios. Las profecías envueltas en Mateo 5:3-12 envuelven 8 promesas que aunque tienen un cumplimiento parcial en éstos tiempos, también tendrán sus cumplimientos completos en la segunda venida literal de Cristo para establecer su reino Milenial. Con relación al quebrantamiento una persona cuya vida es controlada, o gobernada por Dios, reconoce que sus fuerzas provienen del Señor, y cumple la profecía de Mateo 5:3 de forma parcial. Existen otros pasajes paralelos donde “espíritu quebrantado”, “humilde de espíritu”, implican que ellos han “entregado el control de sus vidas completas al Señor” y tienen el mismo uso que en Mateo 5:3. Lea Salmo 51:17; Isaías 57:15; 66:2, Mateo 11:28-30.

En 2 corintios 12:9 Pablo dijo; “Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad…”. Indicando lo mismo que Jesús dijo en Mateo 5:3.

En resumen, el proceso del quebrantamiento no solo le da al Señor el primer lugar en nuestras vidas (completa), pero nos ayuda en las siguientes áreas:

Madurar. Ya que a través del quebrantamiento cada experiencia nos ayudan a alcanzar un grado mas alto de entendimiento acerca de cómo Dios trata con nosotros.

Crecer espiritualmente: Ya que le damos prioridad a nuestra vida espiritual, y no a nuestra alma, o cuerpo.

Obtenemos mas sensibilidad espiritual: Ya que tenemos un contacto mas intimo con Dios, y percibimos las cosas espirituales con mas profundidad.

Expande la visión divina: Nuestra visión del mundo espiritual se amplia al estar controlado por el Señor. Vemos y entendemos el plan y propósito del Señor para con nuestras vidas. El quebrantamiento “expande tu Capacidad espiritual” en todas las áreas, incluyendo la obra ministerial que a cada uno de nosotros ha sido comisionada en particular. Un creyente no quebrantado es dificultoso para el Señor poder usarlo.

Nuestra cooperación con el Señor en el Quebrantamiento, no solo agiliza el proceso mismo, pero nos ayuda a captar cosas que están sucediendo a nuestro alrededor, y podemos aconsejar y ayudar a aquellos que están posando por situaciones similares. Una cosa es importante que debemos entender y es que Dios desea poder usarnos a todos, y derramar sus bendiciones a plenitud, pero, sino le damos todo el control a Dios solo podremos disfrutar “pequeñas bendiciones”. Nosotros mismos venimos a ser un “Obstáculo” en el plan de Dios, ya que, sino hemos sido “Quebrantado” solo haremos las cosas nuestro propio “ego” quiere y desea, y no las que Dios tiene para nosotros. Venimos a comer “Las migajas” que caen de la mesa, en vez de comer como Hijos que somos de Dios. Compare Mateo 15:27.

Que el Dios del cielo te siga bendiciendo!

%d bloggers like this: