La Parábola del Sembrador

La Parábola del Sembrador

Explicación exhaustiva y completa acerca de los detalles usados en la Parábola

actualizado 05/01/18

– La Parábola del sembrador nunca hace referencia a “4 tipos de creyentes”, sino más bien a “4 tipos diferentes de resultados” cuando la Palabra de Dios es plantada.

– En el N. T. hay 70 Parábolas, 69 son usadas por Jesús, incluyendo la parábola del sembrador y de acuerdo a Jesús es la más importante de todas.

– Definición dentro del contexto bíblico, lenguaje original y la aplicación correcta del significado de la misma.

– 4 tipos de tierras donde la semilla es sembrada, ¿Qué tipo de tierra eres tú?

– Si la palabra de Dios produce resultados, ¿Porqué no los estoy produciendo?

-Explicación profunda de la parábola del sembrador, que según Jesús es la parábola más importante de todas las demás.

“Y les dijo: ¿No sabéis esta parábola? ¿Cómo, pues, entenderéis TODAS las parábolas?” Marcos 4:13

Colocáremos todos los detalles envueltos y explicaremos minuciosamente cada texto envuelto dentro del contexto bíblico. Te garantizo la comprensión absoluta de lo que Jesús expresó en esta parábola. Pero para lograr ésto debes de remover toda especulación que hayas acumulado acerca de esta parábola.

  • Explicación de cada pasaje de la parábola del sembrador:
“Otra vez comenzó Jesús a enseñar junto al mar, y se reunió alrededor de él mucha gente, tanto que entrando en una barca, se sentó en ella en el mar; y toda la gente estaba en tierra junto al mar. Y les enseñaba por parábolas muchas cosas, y les decía en su doctrina: Oíd: He aquí, el sembrador salió a sembrar; y al sembrar, aconteció que una parte cayó junto al camino, y vinieron las aves del cielo y la comieron. Otra parte cayó en pedregales, donde no tenía mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra. Pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó. Otra parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron y la ahogaron, y no dio fruto. Pero otra parte cayó en buena tierra, y dio fruto, pues brotó y creció, y produjo a treinta, a sesenta, y a ciento por uno” Marcos 4:1-8

-“Otra vez comenzó Jesús a enseñar”. En su ministerio terrenal, Jesús pasó la mayoría de su tiempo enseñando la palabra de Dios. La palabra usada en el texto Griego para “enseñar” es “didaskō”, la cual es traducida como “uno que da discursos a otros con la intención de instruirlos”, “impartir instrucción”, “doctrinar, explicar algo de forma que el oyente pueda comprender en significado”. La idea principal que envuelve ésta palabra es la de impartir conocimiento con la finalidad de instruir y capacitar al oyente. La palabra es usada 97 veces en el N. T. La enseñanza de las escrituras es muy importante, ya que sin enseñanza no hay crecimiento espiritual. Observe la posición que debemos de tomar en cuanto a las falsas enseñanzas:

“CESA, hijo mío, DE OÍR LAS ENSEÑANZAS Que te hacen DIVAGAR de las razones de sabiduría” Prov. 19:27

Cualquier enseñanza que no éste en línea con la palabra de Dios debe de ser rechazada. Esa es una de las razones por la cual debemos de conocer que dicen las escrituras. Aquí está otro pasaje que explicar porque muchos están siendo destruido por el diablo:

“Mi pueblo fue DESTRUIDO, porque le faltó CONOCIMIENTO. Por cuanto DESECHASTE el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos.” Oseas 4:6

La palabra “conocimiento” en éste pasaje implica “conocer el propósito y la voluntad de Dios para nuestras vidas”. La referencia en este pasaje no indica un conocimiento intelectual. La palabra “desechar” implica “un rechazo voluntario del conocimiento de Dios”.

Continuemos con la explicación detallada del verso 2; “Y les enseñaba por parábolas muchas cosas”. Definamos el significado de la expresión “Parábola”. La palabra usada en el texto Griego es “parabolē”, y significa:

“Ubicar una cosa al lado de otra de forma comparable; como se colocan las barcos de guerra en la batalla”

“Es una historia terrenal con un significado celestial. La idea de usar una parábola es la de comparar con algo familiar con el propósito de transmitir una verdad o principio.”

En forma metafórica; “un ejemplo por el cual se ilustra una doctrina, enseñanza, o precepto”

“Es un puente entre lo espiritual y lo físico para comunicar una verdad, o principios divinos”

Aunque la parábola tiene como objetivo principal comunicar un principio divino, y el lenguaje es metafórico, siempre debemos de extraer la verdad literal, la cual está expresada en un lenguaje espiritual. Éste es un punto que nunca debemos olvidar cuando leemos una parábola.

Una cosa es clara; “Jesús mismo expresó los principios de interpretación que deben ser usados al tratar de extraer la verdad envuelta en esta parábola. Cualquier otro método usado que desvíe los principios y el propósito de la parábola es anti-escriturar e ilegal”. Ya que muchos especuladores han torcido el significado de muchas verdades bíblicas!

-La parábola del sembrador es la cuarta parábola en el libro de Marcos (4:3-9, 14-20). La parábola es repetida en Mateo 13:3-9, 18-23 y Lucas 8:4-8, 11-15, aunque en Lucas es expresada bajo diferente circunstancias y el lenguaje usado es algo distinto al de Mateo 13.

Observe que Marcos 4:2 usa la expresión “mucha gente” en conexión con la multitud de se reunió para oír a Jesús. La palabra usada en el texto Griego es “polus / polos” la cual indica “muchos en número, y una multitud pasiva”. Tanto era el número de gente que Jesús tuvo que usar una barca y enseñar desde allí. Ahora bien, éste gran número de personas escucharon la enseñanza de Jesús no aprendieron nada, ya que al finalizar la enseñanza sé fueron a sus rutinas. Observe lo que dice Marcos 4:10 “Cuando estuvo solo, los que estaban CERCA de él con LOS DOCE LE PREGUNTARON sobre la parábola”. Los demás se fue sin aprender absolutamente nada. En los años que tengo en el ministerio he observado la misma actitud en personas, sólo un número pequeño de personas muestran interés por saber más acerca de las escrituras. Ahora bien, observe lo que dijo Jesús en conexión con el verso 10: “Y les dijo: A vosotros os es dado saber el misterio del reino de Dios; mas a los que están fuera, por parábolas todas las cosas” verso 11. ¿A quienes les dijo Jesús que “a ellos les es dado a saber el misterio del reino de Dios”? A los que preguntaron! Más a los que están fuera, por parábolas TODAS LAS COSAS!

-“y les decía en su doctrina” verso 2. El pasaje es bien claro, Jesús poses una doctrina y solo podemos saber la revelación del misterio del reino de Dios cuándo hemos sido enseñados en esa doctrina. Hoy en día, las iglesias están contaminadas con doctrinas de hombres, quienes buscan enriquecimiento financiero propio. Son contados los ministros y congregaciones que no han comprometido sus principios bíblicos por sexo ilícito, dinero, manipulación o fama. Como creyentes nunca veremos resultados reales hasta que comencemos a enseñar y vivir lo que Dios ha dicho en su palabra.

Antes de comenzar a explicar cada una de las 4 diferentes tipos de tierras, permítame hacer una observación; El énfasis de Jesús en la parábola del sembrador es la de preparar bien la tierra a través de remover las piedras, espinos, y trabajar de la tierra de forma que reciba la semilla. V. 4-8

¿Cuál es el propósito envuelto en la Parábola del sembrador? Es explicado detalladamente en Mat. 13:18-23. La parábola expresa “el curso completo de el período de la gracia, y ilustra el recibimiento de la Palabra de Dios en diferentes tipos de corazones y también el resultado que sigue después de esto.

Una cosa muy importante que hay que entender y es que, las expresiones “El Reino de los Cielos” y “El Reino de Dios”, son dos expresiones totalmente diferentes. Muchos han deteriorado el concepto de ambos y muchas especulaciones han sido el resultado de esto. Provocando confusión entre los estudiantes de las escrituras. La expresión “El Reino de los Cielos” simplemente expresa “El gobierno milenial de Cristo sobre la tierra por mil años”, mientras que la expresión “El Reino de Dios” simplemente expresa “El gobierno de Dios sobre todo el universo en la misma forma en que Dios gobernaba antes de la rebelión de Lucifer y la de Adán. Después de la destrucción del anticristo, Cristo establecerá “El Reino de los Cielos” (la traducción correcta es “El Reino del Cielo”, ya que Dios introducirá su reino eterno a través del reino de Cristo), y subyugará a todos los enemigos de Dios. Como está escrito:

“Porque preciso es que él (Cristo) reine hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies.” 1 Cor. 15:25

Después de eso, Dios introducirá “El Reino de Dios”;

“Porque todas las cosas las sujetó debajo de sus pies. Y cuando dice que todas las cosas han sido sujetadas a él, claramente se exceptúa aquel que sujetó a él todas las cosas. Pero luego que todas las cosas le estén sujetas, entonces también el Hijo mismo se sujetará al que le sujetó a él todas las cosas, para que Dios sea todo en todos.” 1 Cor. 15:27-28

Observe como “El Hijo” y “Dios, El Padre” son dos personas distintas. Muchos han distorsionado la doctrina de la Trinidad de Dios por no dar un buen uso a las reglas de interpretación bíblica.

El Reino de Dios será como era en Gen. 1:1. “En el principio creó Dios los cielos y la tierra”. Dios era el gobernante supremo de todo el universo. Ese dominio será restaurado después del Reino Milenial de Cristo, donde Dios moverá la nueva Jerusalén de el tercer cielo hacia la tierra, y desde allí gobernará el universo. Todos los redimidos gobernarán con Dios por toda la eternidad. Como está escrito:

“Y no habrá más maldición; y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán, y verán su rostro, y su nombre estará en sus frentes. No habrá allí más noche; y no tienen necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol, porque Dios el Señor los iluminará; y reinarán por los siglos de los siglos.” Apoc. 22:3-5

Observe lo que éstos pasajes expresan:

“En la nueva Jerusalén no habrá más maldición”

“El trono de DIOS y del CORDERO estará en ella”. Es claro que el pasaje está haciendo referencia a dos personas distintas y no cómo muchos han falsamente enseñado.

“sus siervos le servirán, y VERÁN SU ROSTRO”. La mayoría han enseñado que Nunca veremos el rostro de Dios, pero eso es falso, ya que aquí lo establece claramente. El cuerpo glorificado que recibiremos en el rapto, o en resurrección nos dará la habilidad de poder permanecer en la presencia y gloria del Dios del cielo.

“Y su nombre estará en sus frentes”. Éste es uno de los tres formas en que Dios impartirá sobre aquellos que venzan. Lea Apoc. 3:12

“no habrá allí más noche”. ¿A que lugar se hace referencia en éstos pasajes? A la nueva Jerusalén, y no a la nueva tierra. ¿Porqué no habrá en la nueva Jerusalén más noche? ¿Porqué no necesitará de la luz de lámpara, ni del sol? porque Dios el Señor los ILUMINARÁ! Esto es dentro de la Cuidad donde Dios mora, pero afuera de la ciudad donde vivirán millones de personas con cuerpos que nunca más morirán, allí si tendrán necesidad de La Luz del sol. La gloria de Dios es la fuente de luz que ilumina la ciudad del Dios viviente.

Entremos en detalles con relación a la parábola del sembrador: En Marcos 4:3-8 Jesús expresa la parábola pero no da explicación alguna, hasta que después le preguntaron sobre el significado d la parábola. Lea verso 10. Esto nos enseña que Dios no nos va a proveer con el significado de un pasaje hasta que le preguntemos seamos diligentes. Hoy en día existen muchos que simplemente se conforman con oír los mensajes en las congregaciones y se van de regreso a sus casas sin aprender absolutamente nada. ¿Cuál es la razón de esto? Porqué están acostumbrados a hacer eso.

“Oíd: He aquí, el sembrador salió a sembrar” Marcos 4:3. Jesús explicó claramente que significa esta parte de la parábola; “El sembrador es el que siembra la palabra”. Marcos 4:14. En la Parábola Jesús es quién representa “El sembrador” Mat. 13:37, cómo también todos aquellos que han sido enviados a hacer esa función. Marcos 16:15-20; 1 Cor. 1:18-21. Ahora bien, “La semilla” es “La Palabra de Dios”. Marcos 4:14; Mat. 13:19; Lucas 8:11; Rom. 1:16; 1 Pedro 1:23.

  • 4 tipos de tierras donde la semilla cae:
“y al sembrar, aconteció que una parte cayó junto al camino, y vinieron las aves del cielo y la comieron” Marcos 4:15

El primer tipo de tierra: ilustra aquellos que oyen La Palabra de Dios pero se rehúsan voluntariamente a obedecer lo que Dios ha dicho. Por tanto no les es de beneficio. Marcos 4:15; Mat. 13:19; Lucas 8:12. En el verso 15 Jesús define quiénes son “las aves del cielo” del verso 4; El dijo “pero después que la oyen, en seguida viene SATANÁS, y quita la palabra que se sembró en sus corazones”. ¿Cuando viene satanás a robar la palabra? Enseguida que se siembra! Esta es el trabajo principal del satanás y sus demonios, impedir que la semilla crezca. La razón por la cual satanás roba la semilla es porque la tierra no ha sido trabajada y la semilla permanece en la superficie y expuesta. Lucas 8:12; Mat. 13:19; 2 Cor. 4:4. Todas las religiones fueron creadas por satanás y sus demonios con el propósito de confundir al ser humano, estás religiones or formas corrompidas de buscar a Dios, han copiado lo que las escrituras dicen y de esa manera disfrazar sus mentiras. Observe cómo Jesús explicó que “La Tierra” es “El Corazón”. “Pero después que la oyen, en seguida viene Satanás, y quita la palabra que se SEMBRÓ EN SUS CORAZONES” Marcos 4:15. ¿Porqué satanás ataca enseguida? Porque la semilla está en su estado más vulnerable y es mucho más fácil de quitarla. La expresión “corazón” no se refiere al órgano físico, más bien al hombre interior. Observe lo que dice el siguiente pasaje:

“Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro HOMBRE EXTERIOR se va desgastando, EL INTERIOR no obstante se RENUEVA de día en día.” 2 Cor. 4:16

“El hombre exterior” es una referencia a nuestro cuerpo físico, mientras que la expresión “El hombre interior” es una referencia a nuestro espíritu y alma. Tes. 5:23. La historia del hombre rico y lázaro en Lucas 16:19-31 expresa claramente la distinción del hombre exterior y el hombre interior. Esta es una historia real y no una parábola, ya que Jesús usó el propio nombre de “Abraham” en la historia. En una parábola no se usan nombres propios como es el caso de Lucas 16:19-31. Pero permítame hacer la distinción entre el hombre exterior y el hombre interior usado en Lucas:

“Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado POR LOS ÁNGELES al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado'” verso 22

De acuerdo al verso 22, ambos murieron físicamente; y ambos fueron a lugares distintos después de morir. El hombre interior de ambos, lucían de de la misma forma y apariencia que cuando están vivos físicamente. Lázaro fue llevado por los ángeles al seno de Abraham y el hombre rico se encontró en el hades, o lugar de tormento. El ama y espíritu del hombre son inseparables, lo único existente con el poder suficiente para separar el alma y espíritu del hombre es La Palabra de Dios y esa separación es solo con el propósito de señalar las áreas correspondientes de cada parte en la cual fuimos creados por Dios.

“Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno” verso 23

Aun después de la muerte física, observe como las habilidades que poseemos todavía siguen funcionando…”Alzó sus OJOS…..estando en TORMENTO, lo cual indica “sensación de dolor”. Por otra parte, lázaro era CONSOLADO. Verso 25. Muchos serán atormentados y muchos serán consolados, ¿Qué determinará el futuro eterno de un individual? El aceptar o rechazar el evangelio. Lea Rom. 1:16; Juan 14:6.

Recordemos que la tierra es representativo del corazón, donde la semilla (La Palabra De Dios) es sembrada y dependiendo de la condición espiritual del individuo, la semilla muere, es robada por satanás o no produce los resultados que está supuesto hacer. Esta condición espiritual no tiene nada que ver con los años, posición o títulos que el individuo posea, sino más bien con el nivel de sometimiento y obediencia a Dios y su palabra.

¿Si la palabra de Dios es incorruptible, porque no produce resultados en el primer tipo de tierra? Existen dos razones básicas;

-Que la persona quizás no haya recibido La Palabra de Dios de la manera que está supuesto. Esto quiere decir que La Palabra ha sido mezclada con opiniones y argumentos humanos, lo cual contamina la pureza del principio espiritual y esto trae como consecuencia que la semilla pierda su eficacia. No basta solamente con oír La Palabra de Dios sin tener la actitud de obedecerla, lo cual es común en muchas congregaciones hoy en día. Éste mismo principio está repetido en los siguientes pasajes:

“Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea PRONTO PARA OÍR, tardo (lo opuesto a pronto) para hablar, tardo para airarse; porque la ira del hombre no obra la justicia de Dios. Por lo cual, desechando toda inmundicia y abundancia de malicia, RECIBID CON MANSEDUMBRE (del Griego “prautēs” , la cual implica “una disposición voluntaria de aceptar sin hacer resistencia alguna”) la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas. Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. Porque si alguno es OIDOR de la palabra PERO NO HACEDOR DE ELLA, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era. Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y PERSEVERA EN ELLA, NO SIENDO OIDOR OLVIDADIZO, sino HACEDOR de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace” Santiago 1:19-25

La palabra usada en el texto Griego para “pronto” en el verso 19 es “tachus”, la cual expresa “una disponibilidad inmediata para accionar en lo que escucha”, también implica “actual con agilidad o rapidez”.

-La segunda razón por la cual no hay resultados en la vida espiritual de la primera tierra, es por falta de “quebrantamiento en la vida de ese particular individuo”. Observe lo que Jesús dijo acerca de la primera tierra; “cayó junto al camino”, lo que indica que la semilla quedó en la superficie. Esto es debido a la falta de labranza de la tierra; por esa razón “vinieron las aves del cielo y la comieron”. Recuerde que esas “aves del cielo” es representativo de satanás y sus demonios.

¿Qué debemos de hacer para que la semilla no quede expuesta y satanás la robe? Debemos de “morir”. Jesús lo expresó en Juan 12:24

“De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero SI MUERE, LLEVA MUCHO FRUTO.”

El pasaje está haciendo referencia a el “sacrificio redentor de Jesús”, pero con relación al creyente (usando la Ley de Doble referencia) indica “la muerte a nuestra propias ambiciones, ego, planes y propósitos donde Dios no tiene nada que ver. Cuando usamos la palabra “muerte”, indicamos “rendimiento total y completo a Dios y su perfecta voluntad para nosotros”. En el mismo contexto Jesus añadió lo siguiente:

“El que ama su vida, la perderá; y el que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará. Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará.” Juan 12:25-26

La palabra usada en el texto original es “psuchē”, la cual indica “el ama del ser humano”; ambiciones propias, una vida dominada por las pasiones desordenadas e egoísmo. Todas estás cosas necesitan ser remplazadas por una vida diferente, la cual es basada en la nueva vida en Cristo. Permítanme también recalcar la expresión de Juan12:26 “Si alguno me sirve, SÍGAME”. Muchos están asistiendo a una congregación pero no están siguiendo al Señor. Hoy existen muchos eventos sociales y formas de entrenamiento y muchos están envueltos en esas actividades humanas, pero desafortunadamente no están siguiendo al Señor.

“El producir frutos depende del tipo de tierra y de el cuidado que se le da a la tierra después de la siembra”
“Otra parte cayó en pedregales, donde no tenía mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra. Pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó.” Marcos 4:5-6

El Segundo tipo de tierra: Ilustra a aquellos que “escuchan La Palabra” y la reciben con “gozo”, pero no son determinados en la consagración y dedicación al Señor, no tienen raíces fuertes con que sostenerse, no tienen estabilidad para batallar y permanecer arraigados después del ataque y pruebas satanicas. Éstos son creyentes muy emocionales y son guiados por los sentidos físicos. Observe lo que Jesús dijo en la explicación de éste tipo de tierra en Marcos 4:17:

“pero no tienen raíz en sí, sino que son de corta duración, porque cuando viene la tribulación o la persecución por causa de la palabra, luego tropiezan”

¿Porqué son de corta duración? Por no tienen raíz profunda en las escrituras y en las cosas espirituales; viven y son controlados por sus emociones. ¿Cómo puedo saber si yo soy uno de éstos? La respuesta es ofrecida por Jesús mismo en el verso 17:

“porque cuando viene la tribulación o la persecución por causa de la palabra, luego tropiezan”

La palabra usada en el texto original para “tropiezan” es “skandalizō”, que indica “se indignan or enfurecen”. Es usada de forma metafórica como “ofender”.

Observe la palabra clave en el verso 17 “Por Causa de La Palabra”, es por causa de la palabra de Dios que satanás trae tribulación o persecución. Muchos creyentes son intimidados por satanás con ataques para que desistan de conocer las escrituras y la mayoría ceden a esos ataques. Pero Dios ha prometido que si confiamos en El, seremos recompensados:

“pero lo que tenéis, retenedlo hasta que yo venga. Al que VENCIERE y GUARDARE mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones, y las regirá con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de alfarero; como yo también la he recibido de mi Padre” Apoc. 2-2527

Existen creyentes que se quejan de los ataques y tribulaciones, pero éstos vienen con el propósito de destruir al creyente. Ahora bien, satanás trae éstos ataques para saber cuán fuerte es ese creyente en el Señor y que sólida es su fe en la Palabra de Dios. Cuando tú te dedicas al estudio de las escrituras, satanás va a buscar la manera de desanimarte y va a usar a cualquiera que se deje usar por él. Satanás y sus demonios por años han introducido falsas doctrinas, falacias, cultos, religiones, ateístas, etcétera, con el fin de impedir que personas conozcan y crezcan en La Palabra de Dios. Satanás sabe que un creyente que conozca a profundidad La Palabra de Dios, ese creyente provocará mucho daño a su reino de tinieblas. Actualmente existe una guerra espiritual, donde las fuerzas diabólicas están haciendo todo lo que puedan para distraer y confundir a los creyentes, y de esa manera inhabilitarlos. La mayoría de los ministros están más interesados en enriquecimiento financiero, control o manipulación y fama, que en ejercer el llamado ministerial diseñado por Dios. Muchos siguen a éstos hombres porque están ciegos espitualment, carecen de discernimiento espiritual, y porque están siendo guiados por los sentidos físicos. ¿Has notado cómo la influencia del evangelio ha disminuido al pasar de los años? Muchos años atrás era un honor ser ministro del evangelio, pero hoy en día ese honor ha sido pisoteado debido a los innumerables escándalos dentro de las congregaciones y al trabajo de satanás. Tú le puedes preguntar a cualquier persona que no conozca al Señor acerca de su opinión con respecto al los ministerios de hoy en día. Muchos tienen a pastores como Ladrones, y manipuladores, otros que se aprovechan de las personas ignorantes, otros piensan qué los ministros están tan corruptos como los políticos. Cada nueva congregación y ministro que se levanta hoy en día tiene las mismas fundaciones corrompidas que los demás. Pero viene un cambio, un tiempo donde El Señor tomará control de su iglesia y habrá un renacer de lo que la iglesia del Señor esta supuesta a hacer. El hombre de Dios se santificará más, mientras que el hombre corrupto, que solo está usando el título para enriquecimiento personal irá de corrupción en corrupción.

¿Qué representan “los pedregales” en la Parábola del sembrador? La respuesta está en la expresión usada por Jesus en el Marcos 4:15 “y quita la palabra que se SEMBRÓ EN SUS CORAZONES”. Ya que la tierra es representativo del corazón, los pedregales son todas aquellas cosas que están encima de la tierra. La palabra usada en el texto original para “pedregal” es “petrōdēs”, la cual es traducida como; “piedras o rocas”. También indica “una superficie llena de piedras”. Estás piedras son cosas que tenemos en nuestras vidas y no permiten a la semilla crecer y hechar raíces. Por esa razón es “de corta duración”. Ese tipo de tierra deber de ser trabajado de manera en que esas piedras, u obstáculos sean removidos. Muchas de estas cosas están en nuestras vidas por mucho tiempo y aún al removerlas, siempre quedan las huellas donde una vez esa piedra estuvo. Creyentes se convierten al Señor pero nunca son restaurados internamente, lo cual es un trabajo del líder espiritual de ese creyente. Cada tipo de tierra representada en la Parábola del sembrador existe un proceso de restauración de la tierra para que la semilla pueda ser efectiva y fructífera.

¿Cómo puedo despojarme de aquellas cosas que están obstruyendo la manifestación del poder de Dios en mi vida? A través del crecimiento espiritual, lo cual es parte del propósito de asistir a una congregación. Dios no llamó a ningún creyente a estar sentado por años en una congregación, sino a crecer a la imagen de Cristo para de esa forma poder ser un instrumento en la manos del Señor. El propósito de el Señor dar ministerios a la iglesia es para el desarrollo espiritual de cada persona nacida de nuevo. Desafortunadamente los ministerios están siendo usados para enriquecimiento personal y para manipular a los creyentes. Observe lo que dicen Las Escrituras acerca de esto:

“Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.” Efesios 4:11-16

Permítame resaltar los puntos más importantes de éstos pasajes:

En el verso 11 claramente declara que El Señor es quien imparte lo siguiente ministerios. “Y él (Cristo) CONSTITUYÓ a UNOS….a OTROS…a OTROS….a OTROS”. Ninguna universidad, seminario, organization o hombre puede impartir un llamado ministerial, solo Dios. Cuando una persona nace de nuevo, además de recibir un espíritu nuevo, también recibe una nueva naturaleza, un llamado ministerial, dones espirituales, talentos, etc. La iglesia es responsable por el crecimiento espiritual de ese creyente y también el de confirmar el llamado ministerial, dones espirituales, etc. Por ejemplo Pablo se convirtió en hechos 9:1-19, pero en el capítulo 13 Pablo es enviado por la iglesia a su primer viaje misionero. Observe lo que dice:

“Había entonces en la iglesia que estaba en Antioquía, profetas y maestros: Bernabé, Simón el que se llamaba Niger, Lucio de Cirene, Manaén el que se había criado junto con Herodes el tetrarca, y Saulo. Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado. Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron.” versos 1-3

Debo de aclarar algo en éstos pasajes: la palabra “iglesia” no se refiere a “un edificio” sino más bien “al cuerpo de Cristo”. Muchos erróneamente entienden la palabra iglesia como el edificio o estructura física donde se reúnen, pero eso no es lo que las escrituras enseñan. Preste atención quiénes confirmaron el llamado ministerial y enviaron a Pablo y a Bernabé. “Profetas y Maestros” verso 1. También los menciona por nombres; “Bernabé, Simón el que se llamaba Niger, Lucio de Cirene, Manaén el que se había criado junto con Herodes el tetrarca, y Saulo”. ¿Qué hicieron éstos Profetas y Maestros? En el verso 2 dice “Ministrando éstos al Señor, y ayunando”. Esta es la forma escriturar de confirmar y enviar a alguien al ministerio. Hoy en día muchos buscan la membresía de una organización, iglesia local, o ministro, pero la escritura es clara, “Dios nos llama, capacita y envía al ministerio”. Hoy en día muchos se concentran solo en el ministerio del pastor para confirmar un llamado ministerial pero en el principio no era así. Una congregación no puede crecer de forma balanceada sino hay en función los 5 dones ministeriales mencionados en Efesios 4:11. De hecho, hoy en día no existen congregaciones bajo ese contexto escriturar, sino más bien, bajo el patrón y diseño de hombres. Cada quien está edificando su propio Imperio, o papado, reemplazando las formas y diseños que Dios estableció en su palabra. Estas personas han hecho lo mismo que Gen. 11:1-9, dónde estás personas reemplazaron los materiales que Dios había proveído.

“Y se dijeron unos a otros: Vamos, hagamos ladrillo y cozámoslo con fuego. Y les sirvió el ladrillo en lugar de piedra, y el asfalto en lugar de mezcla.” Verso 3

Dios proveyó “la piedra y mezcla”, y ellos los sustituyeron por “ladrillo y el asfalto”. En el Nuevo Testamento existe una advertencia en cuanto a lo mismo:

“Conforme a la gracia de Dios que me ha sido dada, yo como perito arquitecto puse el fundamento, y otro edifica encima; PERO CADA UNO MIRE CÓMO SOBREEDIFICA. PORQUE NADIE PUEDE PONER OTRO FUNDAMENTO QUE EL QUE ESTÁ PUESTO, EL CUAL ES JESUCRISTO.” 1 Cor. 3:10-11

Muchos están edificando con los materiales equivocados y sobre el fundamento incorrecto y por esa razón sus obras no son perfectas delante de Dios. Como está escrito en Apoc. 3:2

“Sé vigilante, y afirma las otras cosas que están para morir; porque no he HALLADO TUS OBRAS PERFECTAS DELANTE DE DIOS.”

Recordemos que lo que Dios juzga no es la obra como tal, sino el motivo por el cual esa obra fue hecha. ¿Qué te motiva a hacer lo que estás haciendo? ¿Es Dios glorificado en lo que haces, o es para tu obtener fama, riquezas, o control sobre otros? ¿Te envió Dios a hacer lo que estás haciendo? Éstas son algunas de las cosas que necesitamos tener claras antes y después de hacer una obra? Debemos de hacernos éstas preguntas antes y después de hacer la comisión delegada por el Señor.

¿Cual es el propósito principal del Señor al impartir éstos dones ministeriales? La respuesta está en la continuación de Efesios 4:11-16.

“a fin de PERFECCIONAR a LOS SANTOS para LA OBRA del ministerio” verso 12

Allí no dice; Para hacerce multimillonario, tener muchas propiedades, tener Mega Iglesias, para manipular y controlar a los miembros”. No, allí no dice nada de lo que los pastores y líderes están haciendo hoy en día. El texto dice “a fin o con el propósito de perfeccionar a los templos”.¿ Así es que dice el verso? No, perfeccionar a los santos. Es muy específico el escritor acerca del propósito envuelto en un llamado ministerial. La palabra usada en el texto original para “perfeccionar” es “katartismos”, la cual implica “madurar”. Los creyentes no pueden alcanzar ese nivel de madurez hasta que la persona que está encargada de esa función ministerial haga su trabajo. El problema número uno de las congregaciones es la falta de crecimiento espiritual, el cual es el resultado de la enseñanza de Las Escrituras. Las congregaciones han reemplazado la enseñanza por entrenamientos carnales y actividades sociales. Esto es debido a la falta de dedicación y compromiso con el Señor. Necesitamos más que nunca un cambio radical en el liderazgo, y levantar un ejército espiritual que destruya las obras del diablo y rescate a aquellos que están perdidos en el pecado. Es vergonzoso ver cuán bajo muchos líderes cristianos han caído en la corrupción de éste mundo, haciendo tratos con negocios oscuros donde Dios nada tiene que ver. Las congregaciones se han convertido en negocios, donde lo más importante es cuanto dinero se recauda y no el crecimiento espiritual de los creyentes. El materialismo ha alcanzado un nivel alto dentro de los mensajes que se predican en las congregaciones que todos los que abren una congregación siguen el mismo método pagano y corrompido que los s otros. Pocos son los que buscan cual es el propósito envuelto en el llamado ministerial. ¿A qué MINISTERIO se hace referencia en el verso 12? Al ministerio de Jesus, el cual fue transferido a su cuerpo que es la iglesia. Cada persona nacida de nuevo tiene la responsabilidad de continuar con el ministerio de Cristo en la tierra. Marcos 16:15-18. En el verso 12 Pablo conecta las palabras “perfeccionar o madurar” con la palabra “edificación”, la cual procede de la palabra del texto Griego “oikodomē” la que significa “un persona actuando en beneficio del crecimiento espiritual de otro creyente en todo lo relacionado con Dios y su palabra”. Mi pregunta de nuevo ¿Es esto lo que se persigue en las congregaciones hoy en día? ¿Están los pastores procurando el crecimiento espiritual de los creyentes en las congregaciones? No! y Mencionó a los pastores directamente ya que es el único ministerio que es más promovido en las congregaciones hoy en día. La función fundamental de los 5 ministerios principales es la de “Perfeccionar y edificar” a los creyentes, y todo lo demás es secundario. No vamos a lograr las cosas que el Señor nos ha comisionado hasta que volvamos nuestros corazones al Señor y alineamos nuestras prioridades en el orden bíblico.

¿Qué está usando satanás para inhabilitar el poder y autoridad que Cristo le dió al creyente? La respuesta está en Efesios 4:13.

“para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error”

-Palabras claves en el verso 13:

“niños” la palabra usada en el texto original es “nēpios” usada de forma metafórica para “una person sin el entrenamiento adecuado”. Aquí no indica un niño recién nacido. Enseguida que una persona recibe a Cristo como Señor, y nace de nuevo, debe ser capacitada en la palabra de Dios.

“Fluctuantes” la palabra usada en el texto original es “kludōnizomai”, la cual significa “ser arrojado por las olas del Mar”. En Efesios 4:13 es usada de forma metafórica para describir como “una persona es perturbada como cuando algo es golpeado por las olas del Mar”. La expresión “niños fluctuantes” implica que es esa persona es inestable por causa de la perturbación espiritual que tiene como origen la falta de capacitación en la palabra de Dios. Ese es el estado espiritual de una persona que lleva años encerrado en un congregación sin crecimiento espiritual.

“llevados por doquiera de TODO VIENTO DE DOCTRINA” aquí implica “las enseñanzas pervertidas del diablo, quién es “príncipe de la potestad del aire”. Efesios 2:2; 1 Tim. 4:1; 2 Cor. 4:4. El motivo por la cual esa persona es arrastrada por “todo viento de doctrina”, es por la falta de crecimiento espiritual. Para satanás es fácil mover a esos creyentes por la inestabilidad espiritual. Esta es la razón por la cual satanás ha introducido miles de falsas doctrinas a través de los años.

¿Cómo satanás ha infiltrado éstas falsas doctrinas en las congregaciones? La respuesta está en la segunda parte de Efesios 4:13. Observe cuidadosamente lo que expresa el texto:

“por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error”

¿Qué significa la palabra “estratagema” en el contexto del pasaje? La palabra usada en el texto original es “kubeia” que básicamente significa “Jugar a los dados”. En Efesios 4:13 es usada de forma metafórica para indicar “la forma en que los hombres corruptos engañan, ya que los que juegan a los dados buscan la manera de hacer trampas, o actos fraudulentos encontrar de los demás jugadores”. Esa es la forma en la cual satanás introduce sus mentiras. Pero, ¿porqué los creyentes no saben diferenciar entre esas falsas doctrinas y la doctrina del Señor? Por la falta de enseñanza de las escrituras. ¿No te has dado cuenta de cómo los pastores y predicadores llenan sus sermones con anécdotas, chistes y cuentos? Es más el palabrerío de hombre que el mensaje bíblico. “Por estratagema DE HOMBRES” éstos hombres no son guiados por El Espíritu Santo, sino por demonios y propósitos corruptos, ya que el hombre de Dios tiene como fundamento “el temor del Señor”. Repitamos en pasaje “Por (a través de) estratagema de hombres (corruptos) que para ENGAÑAR”. Esas estrategias tienen como fin “engañar” a aquellos que están buscando la verdad. Recuerde que aquí no se está haciendo referencia a los páganos, sino a los que son parte del cuerpo de Cristo a través de haber nacido de nuevo. Los páganos han sido cegados por satanás de acuerdo a 2 Cor. 4:4, hasta que La Luz del evangelio resplandezca en ellos.

“en los cuales el dios de este siglo cegó el ENTENDIMIENTO de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios.”

El trabajo número uno de los demonios es la de introducir mentiras, confusiones y falacias entre las congregaciones. Especialmente en aquellas que pueden hacerle daño a su reino de tinieblas. ¿Observaste lo que dice al final del pasaje de 2 Cor. 4:4 acerca de Cristo? “el cual (Cristo) es la IMAGEN DE DIOS”. ¿Sabías tú que la mayoría de los creyentes ignoran acerca de cómo Dios es? Muchos piensan que Dios es una nube o fantasma, ya que esa es la idea que los páganos tienen acerca de cómo Dios luce. Los páganos tomaron esas ideas absurdas de películas de ficción, pero la realidad es diferente. Las escrituras claramente enseñan cómo Dios es y también describe su imagen, cómo por ejemplo el siguiente pasaje:

“el cual (Cristo), siendo el resplandor de su gloria, y LA IMAGEN MISMA DE SU SUSTANCIA, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas” Hebreos 1:3

Cualquier persona que enseñe que Dios es una nube sin ningún tipo de forma, esa persona no conoce las escrituras. El problema consiste en que muchos han sacado pasajes de su contexto y han creado confusión entre los lectores y estudiantes de las escrituras. Pero déjame decirte que no hay conflictos o confusiones en las escrituras, y nunca los habrá, si colocas cada pasaje con su respectivo contexto. Eso te lo garantizo!

Nadie puede permanecer en el Señor, y resistir en los momentos de ataque del diablo, a menos que esa persona esté arraigado en la palabra de Dios. Recuerde que satanás trae esos ataques con la intención de destruir y no para “perfeccionar”, como muchos están enseñando erróneamente.

“La persecución, tribulación y la tentación viene como resultado de escudriñar las escrituras. El objetivo de éstas es la de saber cuán arraigado estás en el Señor. Satanás es el autor de esos ataques y no Dios; ya que Dios conoce perfectamente hasta donde la semilla ha crecido. Satanás no puede saberlo hasta ver cómo tú reaccionas a sus ataques”
“Otra parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron y la ahogaron, y no dio fruto” Marcos 4:7

El Tercer tipo de tierra: La palabra usada en el texto original para “espinos” es “akantha”, la cual hace referencia a “una planta con espinos”. Observe que la semilla “cayó ENTRE espinos”, indicando estas plantas con espinos cubrían la mayor parte de la tierra. Ya que “los espinos CRECIERON Y LA AHOGARON”. La palabra griega usada para “ahogaron” es “sumpnigō”, la cual significa “ahogar de forma terminar”, en Marcos 4:7 es usada de forma metafórica para indicar “aplicar presión a algo o alguien de tal manera que es sofocada”. Demostrando la presión que éstos espinos ejercen encontra de la semilla, y matarla. Éste tercer tipo de tierra ilustra “Aquellos de escuchan la palabra, pero fallan en producir resultados porque la palabra fue ahogada por las siguientes razones:

-Por el interest en las cosas relacionadas con el mundo corrompido. Mat. 13:22; Luc. 8:14; 21:34; Gal. 5:19-22; 1 Juan 2:15-17

-Por el engaño de las riquezas de éste mundo, lo cual está conectado con la vanagloria de la vida. Mat. 13:22; Luc. 8:14; 1 Tim. 6:8-10; 1 Juan 2:15-17

-Por el deseo a otras cosas, lo cual es parte de los deseo y placeres de los ojos. Luc. 8:14; 21:34; 1 Juan 2:15-17

Éstas cosas fueron partes de nuestra vieja naturaleza y que después de haber nacido de nuevo nos continúan afectando. Solo a través de crecimiento espiritual podemos vencer éstas áreas de nuestras vidas, las cuales deben ser rendidas al Señor. Desafortunadamente satanás está usado con efectividad sus ataques en aquellas áreas donde somos débiles.

La iglesia de hoy en día está enfocada más en hacerse de riquezas y posesiones materiales que en la comisión que le ha sido delegada. El 95% de los pastores, evangelistas, y líderes en las congregaciones tienen sus miradas en la adquisición de bienes materiales y de controlar los miembros en la misma manera en que se controla un negocio secular. ¿Haz notado como los predicadores promocionan sus agendas personales a través de sus programas de televisión? La condición espiritual de los creyentes es deplorable, sin poder distinguir las cosas más básicas enfrente de ellos. Permítanme ofrecerte un claro ejemplo acerca de lo que quiero decir. Sí tú no puedes hacer la distinción entre un hombre de Dios y un mensajero del diablo, tú estás en tremendo problema. Discernimiento espiritual es una de las armas más importante dada al guerrero espiritual, y con ella desenmascarar al diablo. ¿Están las congregaciones usando discernimiento espiritual? No! ¿Cómo puedo saber si mi líder espiritual está usando discernimiento? Por sus frutos! ¿Cuáles son éstos frutos? Gal. 5:22-23 “Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley”. El verdadero líder espiritual no es movido por sus emociones, egoísmo, pasiones, chismes o por sus sentidos físicos. Sí tú eres un creyente que asiste a una congregación por tener un gran número de miembros permítame decirle que estás siendo manejado por tus sentidos físicos, y no por el Espíritu. El hecho de que una congregación tenga muchos miembros no significa que esa “súper congregación” está siendo guiada por el Señor, ni tampoco que Dios está en manifestación allí. Aún en muchas religiones existe muchos lugares con cientos de miembros, pero desafortunadamente están perdidos en el pecado. Así que, la cantidad de personas en una congregación no determina que están haciendo la voluntad del Señor, ni tampoco que son espirituales.

¿Cómo podemos corregir las cosas que están impidiendo la manifestación del poder de Dios en medio de nuestra congregación? Necesitamos poner las prioridades en el orden bíblico. ¿Cuál es ese orden? Está expresado en Mateo 6:33

“Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”.

¿Están las congregaciones haciendo esto? No! Todo revuelve alrededor de lo material. Tienen las prioridades invertidas.

¿Porqué no vemos las manifestaciones de los dones espirituales como sucedió en los días de la iglesia primitiva? Por la corrupción espiritual que existe en las congregaciones. Necesitamos arrepentirnos de nuestro pecado y enderezar nuestras sendas delante del Señor. Lea 2 Cro. 7:14

Los predicadores modernos usan solo los pasajes que más les convienen, aquellos textos que apoyen sus doctrinas corruptas, y con ellos exprimen y manipulan a todos los que son ignorantes a lo que Dios dice en su Palabra.

“Pero otra parte cayó en buena tierra, y dio fruto, pues brotó y creció, y produjo a treinta, a sesenta, y a ciento por uno” Marcos 4:8

El Cuarto tipo de tierra: Está parte de la parábola ilustra aquellos que “oyen la palabra con el corazón completamente rendido en obediencia y siempre desean agradar a Dios en todo”. Éstos han voluntariamente removido todo aquello que estorba la manifestación del poder de Dios en sus vidas. La expresión “buena tierra” implica que fue “procesada, o trabajada” para llegar a esa condición. Para alcanzar esta condición de “buena tierra”, la persona debe hacer una decisión firme de despojarse de todo lo que obstaculiza la germinación de la semilla. Esto incluye: “malicias, celos, egoísmo, irresponsabilidades, engaños de las riquezas y lujurias, el deseo de la carne, vanagloria de la vida, deseo de los ojos, y el deseo a otras cosas”. También son honestos, íntegros, y caminan conforme a lo que Dios ha dicho en su Palabra. Observe lo que dice el siguiente pasaje:

“Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, DESPOJÉMONO de TODO PESO y del PECADO que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante” Heb. 12:1

Esto es algo que nosotros debemos de hacer, Dios no lo va a hacer por nosotros!

Ahora bien, para ser buena tierra se requiere lo siguiente:

-Oír la Palabra. Más de 155 veces Dios ordena al hombre a oírlo a El y a su Palabra. Las escrituras son lo suficientemente clara como para “creerlas tal y como está escrita”, sin la necesidad de cambiar nada en su contenido.

-Aceptarla. Éste es el terreno principal de batalla de cada individuo. Sí el hombre no pudiera comprender las escrituras, le daría una excusa para rechazarl, pero Dios ha expresado el mensaje de salvación en las escrituras de forma tan simple que aún la persona más ignorante pueda entenderla.

-Y producir frutos. Cuando cualquier persona escucha La Palabra de Dios y la recibe sin dudar o argumentar, esa Palabra producirá el resultado adecuado. Observe los siguientes pasajes:

“Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra, y la HACE GERMINAR y PRODUCIR, y da SEMILLA al que siembra, y pan al que come, ASÍ SERÁ MI PALABRA QUE SALE DE MI BOCA; NO VOLVERÁ A MI VACÍA, sino que hará lo que yo quiero, y será PROSPERADA en aquello para que la envié”. Isaías 55:10-11

Ese es el Poder que posee La Palabra de Dios sí se oye con fe, y se acepta con mansedumbre, ella producirá los frutos y resultados. Lamentablemente, hoy en día los predicadores solo usan las escrituras para promocionar prosperidad material, ocasionado con esto el desvío de muchos creyentes a el camino de corrupción.

Ahora bien, observe que en éste tipo de tierra, existen 3 diferente grados de producción. La semilla es la misma, pero los resultados pueden variar dependiendo de la condición de la tierra en la cual esta es sembrada. “y produjo a treinta, a sesenta, y a ciento por uno” Marcos 4:20. Debo de aclarar que el pasaje no es expresado “3 tipos diferentes de creyentes”, como tampoco “3 diferentes niveles de creyentes” como muchos enseñan. Solo existe un tipo de creyente, aquel que han nacido de nuevo y es miembro del cuerpo de Cristo. Lo que ese creyente produzca después de haber sido salvo, ha de ser juzgado por Cristo en el Bema, o tribunal de Cristo después del rapto. Sí éstos frutos fueron hechos con motivos correctos, ese creyente recibirá recompensa, pero sí lo que hizo fue con motivos corruptos y para beneficio propio, ese creyente sufrirá pérdidas de recompensas. 1 Cor. 3:12-15

“Y si sobre este fundamento (Cristo v. 11) alguno (cualquier creyente después de haber nacido de nuevo) edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca, LA OBRA de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará (en el Tribunal de Cristo), pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, EL FUEGO LA PROBARÁ. Si PERMANECIERE la obra de alguno que sobreedificó, RECIBIRÁ RECOMPENSA. Si la obra de alguno se QUEMARE, él SUFRIRÁ PÉRDIDA (pérdida de recompensa), si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego”

Delante del Señor todos somos iguales y hemos recibido las mismas oportunidades. ¿Porqué unos producen más que otros? Porque unos se rinden y sé someten más que otros. Salvación es un regalo de Dios y nadie puede añadirle a éste regalo, pero creyentes tienen que pagar el precio de la abnegación y consagración al Señor.

Conexión entre “La Parábola del sembrador” y “La Parábola de la lámpara”.

La palabra usada en el texto original para “Luz” (aunque más bien debió de ser traducida “lámpara”) es “luchnos”, la cual es traducida “Una lámpara, o vela” la cual se coloca en un candelero. Pero la referencia en el pasaje es a una lámpara que usa aceite, y no a una vela de cera. De acuerdo a el Salmo 119:105 “La Palabra de Dios es Lámpara a nuestros pies”.

“LÁMPARA es mi mis pies TU PALABRA y LUMBRERA a mi camino”

Esto muestra la importancia de enseñar las escrituras en las congregaciones por encima de las opiniones de los hombres. Cualquier creyente que no está caminando en el camino de justicia es por simple hecho de no estar recibiendo las instrucciones en las escrituras.

-Jesus continuó enseñando al terminar de explicar la parábola del sembrador. Observe que en Marcos 4:21 dice; “También les dijo”, lo implica que él continuó enseñando. De hecho, si continúas leyendo notarás que Jesus se mantuvo enseñando. Compare versos 21, 26, 30. Pero la clave de porque Jesus les enseñaba en Parábolas está en versos 33-34:

“Con muchas parábolas como estas les hablaba la palabra, conforme a lo que podían oír. Y sin parábolas no les hablaba; aunque a sus discípulos en particular les declaraba todo”

Permítame detallar las partes claves de éstos 2 versos:

“Con muchas PARÁBOLAS” Jesus usó 69 Parábolas en sus enseñanzas.

“como estas” implicado “ejemplos y elementos que eran comunes para gente pero el significado les era oculto”. Muchos enseñan que las Parábolas contienen “códigos secretos”, pero esa definición no es bíblica, sino más bien usada para desviar de la verdad a muchos. ¿Qué está encerrado en las Parábolas? “Principios divinos” en los cuales el gobierno e Dios funciona. Muchos de éstos principios han sido extraídos con propósitos corrompidos, y aplicados para promover doctrinas de hombres y satánicas. ¿Cómo puedo saber si lo que me han enseñado no está corrompido? Existen varias formas de saber eso:

-¿Lo que haz aprendido, te motiva a vivir una vida apartada del pecado?

-¿Qué te motiva a hacer las cosas que haces? ¿Es para tu propio beneficio, o para glorificar a Dios?

-¿Estás edificando el cuerpo de Cristo, o tu propio reino?

-¿Cuando satanás te ataca, cómo reaccionas? ¿Destruyes las obras del diablo, o las obras del diablo te están destruyendo a ti?

Éstas son algunas de las cosas que tú puedes usar para saber si lo que haz recibido es la Palabra de Dios, o doctrinas de hombre. También, sí tus creencias no están en línea con lo que dicen Las Escrituras, entonces haz sido instruido en la doctrina de hombres. ¿Porqué muchos no sé han percatado de ésto? Porque viven en una rutina religiosa y han perdido la sensibilidad al Espíritu de Dios. El hecho de que alguien asista a un templo continuamente no significa que esa persona está conectada con Dios, como tampoco implica que esa persona es espiritual.

Continuamos con los detalles expresados por Jesus en Marcos 4:33-34:

-“les hablaba la palabra”. Jesus usó las Parábolas como medio de comunicar “La Palabra”, ya que la parábola es un puente entre lo espiritual y lo físico, para comunicar una verdad o principio divino. El significado envuelto en la parábola está reservado para su discípulos. “aunque a sus discípulos en particular LES DECLARABA TODO”. Verso  34. El significado envuelto en las Parábolas es para todo aquel que es diligente en el estudio de las escrituras. No es la voluntad de Dios que creyentes sean ignorantes de las escrituras.

La siguiente parte del pasaje es muy interesante; “conforme a lo que podían oír”. Jesus nunca habló por hablar, siempre había un propósito envuelto en sus enseñanzas. Muchas personas reciben la palabra de acuerdo a “lo que pueden oír”. ¿Cómo es esto? Bueno, las escrituras revelan que “Fe es el producto de oír la palabra. Permítame y le explico ese pasaje:

“Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios” Rom. 10:17

El pasaje contiene el siguiente principio: “La Palabra de Dios tiene la capacidad de producir tu oído espiritual”. Más Palabra, más aumenta tu oído. Más oído, más capacidad de oír la Palabra. Ese círculo tiene como resultado la fe. Muchos creyentes pasan horas orando, pidiendo al Señor que les aumenten la fe, pero esa oración no está basada en las escrituras. ¿Quieres que tú nivel de fe crezca? Comienza a pasar tiempo escudriñando las escrituras y cree lo que Dios ha dicho en su palabra. Sí éstas enfermo, cree que Jesus llevo todas tus enfermedades en su cuerpo, y que por sus heridas tú haz sido sanado.

“Ciertamente (sin lugar a dudas) llevó (tiempo pasado) él (Cristo) nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos (tiempo pasado) nosotros curados”. Isaías 53:4-5

Simplemente cree lo que Dios ha dicho en su palabra y no dependas de lo que las circunstancias, los sentidos, o el diablo digan.

“Cristo nos redimió (adverbio de tiempo pasado) de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero”. Gálatas 3:13

Tienes que rendirte a la palabra de Dios y dejar que tome control de tu mente, emociones, intelecto, razón, tu voluntad, y de todo tu ser. Cuando comience a hace esto, entonces verás los resultados en tu vida. Cristo pagó el precio completo en la cruz para que tú disfrutes de los beneficios que él nos ha provisto. Gloria sea al Señor!

Para finalizar éste estudio, quisiera de forma resumida enfatizar el principio divino plasmado en la Parábola del sembrador.

-Existen diferentes tipos de tierras donde la semilla es sembrada

-El hecho de que alguien no esté produciendo no necesariamente significa que no está recibiendo la enseñanza correcta. La semilla y la tierra deben de estar en completa armonía para producir resultados. Debe de haber una aptitud de querer cambiar en el creyente que desea ver la semilla producir frutos en su vida.

-El sembrador no posee control alguno sobre la semilla. La labor del sembrador es la de sembrar la semilla aún en aquellas secciones de tierra donde no se ha labrado. Como labrador debe usar las herramientas necesarias para tratar de mejorar esa porción de tierra para que la próxima siembra, la semilla y la tierra tengan mejor oportunidad de producir.

-Cualquier tipo de tierra tiene la opción de mejorar, aún aquellas donde menos pensamos.

-No basta con producir a 30% sí tenemos la capacidad de producir el 100%

Oramos que nuestro Señor te muestre aquellas áreas de tu vida donde necesitas mejorar. Amen!

 ¡Gloria sea al Dios Altísimo!

Author

Related

Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Post Reply

Only registered users can comment.