Creciendo en el espíritu

Creciendo en el espíritu

 

THE LIVING WORD CENTER, INC.

Rev. Jay Werman, Director

Guía de Estudio acerca de “Doctrinas Fundamentales”

Tema: Desarrollándonos en el espíritu; Creciendo en el hombre Interior.

Base bíblica: Colosenses 1:9-11.

“Por lo cual también nosotros, desde el día que lo oímos, no cesamos de orar por vosotros, y de pedir que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual, para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios; fortalecidos con todo poder, conforme a la potencia de su gloria, para toda paciencia y longanimidad.”

12 cosas sobre las cuales Pablo oró para que los Colosenses fuesen llenos:

  1. Llenos del Conocimiento de su Voluntad
  2. llenos de toda Sabiduría
  3. Inteligencia espiritual
  4. Andéis como es digno del Señor
  5. Agradando al Señor en todo
  6. llevando frutos en toda buena obra
  7. Creciendo en el conocimiento de Dios
  8. Fortalecidos con todo poder
  9. Conforme a la potencia de su gloria
  10. Tener mucha paciencia
  11. Tener longanimidad
  12. con Gozo

Dentro del contexto bíblico “Conocimiento” Implica algo más que tener una simple información, incluye que ese conocimiento produzca una formación. El conocimiento que adquirimos a través de los cinco sentidos físicos es almacenado en el intelecto, el cual es simplemente parte de nuestra alma. La información que acumulamos a través de los años y que obviamente esta almacenada en el alma, es usada muchas veces por la misma razón para argumental y razonar  todo. Dicho sea de paso, el alma esta dividida o compuesta en 5 divisiones mayores: La razón, la Voluntad, el Intelecto, la Mente y las emociones. Una vez convertidos al Señor debemos de renovar nuestras mentes a través de la palabra. Efesios 4:23 dice: “Y renovaos en el espíritu de vuestra mente”, en otras palabras que “Tengas una actitud espiritual en tu mente”.

La formación de nuestro vida espiritual depende que la “Revelación de la verdad de Dios a nuestro espíritu”, a través del Espíritu Santo. Conocimiento de Dios implica “Conocer el propósito y plan de Dios para nuestra vida”, eso quiere decir que, mientras más nos empapemos o saturemos nuestras vidas con la Palabra Revelada por el Espíritu de Dios, más conoceremos que Dios hizo, hace y hará por nosotros.

En Oseas 4:6 dice: “Mi Pueblo fue destruido, por faltó de conocimiento..”. Implicando que el no conocer la voluntad y planes de Dios conduce a la destrucción. La razón por la cual Jesús enseñó mas que predicar, es por que El estaba comunicando “la voluntad y plan de Dios” para con el hombre. De igual manera, Pablo dirige el 99% de sus cartas hacia la enseñanza, tanto así que en efesios 4:11 dice: “El mismo constituyó a unos Apóstoles, evangelistas, profetas, pastores y Maestros”. La conjunción copulativa “Y” indica “Unidad de Ministerios”, o sea, nadie puede ser llamado al ministerio pastoral sino tiene un vocación para enseñar.

Santiago 1:21 dice: “…Recibid con Mansedumbre la palabra Implantada, la cual puede salvar (Gr. Soteria que implica Cambiar) vuestras almas”. La palabra del Texto griego para “Implantada” es “emphutos” que indica “Que la palabra tiene la habilidad en ella misma de transformar, siempre y cuando ella eche raíces”.  Ese es el poder transformador de la palabra de Dios cuando cae en buena tierra. Mateo 12:3:30. La palabra es llamada “Semilla” (1 pedro 1:23; 1 juan 3:9) y cuando esa semilla crece tiene el poder de cambiar y transformar nuestras almas. A esa misma transformación hace Pablo referencia en Romanos 12:2; “Transformaos a través de la renovación de vuestro entendimiento”. Es la palabra revelada por el Espíritu que va a hacer crecer nuestro espíritu y de esa manera nuestra alma (mente, voluntad, intelecto, razón, emociones, etc.) experimentará una transformación.

Gálatas 4:19 dice: “Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros”. Cristo va a ser “formado” en nosotros cuando la palabra de Dios sea revelada a nuestro espíritu. En Isaías 11:2 habla de los 7 ministerios activos del Espíritu santo, los cuales son para revelar la palabra de Dios a nuestro espíritu, entre otras cosas. 1 Corintios 2:9-11 dice: “…Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu;…”. Compare también Juan 14:26; 1 juan 2:27.

Muchos mal interpretan 2 Corintios 3:6 diciendo que el estudio mata, sacando de contexto el texto donde Pablo dice “por que la Letra mata”, haciendo referencia en los mismo pasajes acerca de la “Letra de la Ley”, no el estudiar y prepararse.

Proverbios 2:6 dice; “Porque Jehová da la sabiduría, y de su boca viene el conocimiento y la sabiduría”. Compare con Santiago 1:5.

En Efesios 4:12-16 muestra 9 razones por las cuales los ministerios fueron dados:

  1.  a fin de perfeccionar a los santos
  2. para la obra del ministerio
  3. para la edificación del cuerpo de Cristo
  4. hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe
  5. y del conocimiento del Hijo de Dios
  6. a un varón perfecto
  7. a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo
  8. para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error
  9. sino que siguiendo la verdad en amor
  10. crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.

El ministerio que hallamos recibido debe tener como objetivo esas 10 razones, de otra manera tenemos nuestras prioridades invertidas.

Mientras más desarrollemos nuestro espíritu con la palabra de Dios, menos efectos tendrán los problemas, ataques, y los mismos apetitos de la carne sobre nosotros. En Gálatas 5:16 dice;

““Digo, pues: Andad en el espíritu (a través de desarrollarnos espiritualmente) y no satisfagáis los deseos de la carne.”

En otras palabras, mientras mas nuestro espíritu se desarrolle a través de la palabra de Dios, más control tendremos sobre nuestra alma (donde esta la voluntad) y la carne y sus deseos se someterán. Por esta razón es imprescindible e importante nuestro desarrollo espiritual.

1 Pedro 2:2:

“desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada (Sin opiniones y imposiciones de hombres), para que por ella crezcáis para salvación.”

2 Pedro 3:18 dice:

“Antes bien, Creced en la gracia y el Conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo…”

 

 

Dios te continué bendiciendo!!

Author

Related

Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Post Reply

Only registered users can comment.